Publicidad

Galletas de avellanas con mantequilla de cacahuete y avena: receta para amantes de las pastas rústicas

Galletas de avellanas con mantequilla de cacahuete y avena: receta para amantes de las pastas rústicas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La mantequilla o crema de cacahuete ha pasado de ser "lo que ponen los americanos en el sándwich" a producto que arrasa entre los entusiastas de lo saludable. Pero también es un ingrediente estupendo para la repostería, como estas galletas de avellanas con mantequilla de cacahuete y avena, deliciosamente rústicas.

Son muy nutritivas y energéticas, pero siguen siendo galletas dulces para un consumo ocasional. Al combinar el sabor de la crema de cacahuete con las avellanas conseguimos diferentes matices de fruto seco y un aporte de textura crujiente extra, que los más golosos incluso querrán combinar con trozos o chips de chocolate negro.

Ingredientes

Para 45 unidades
  • Mantequilla sin sal atemperada 100 g
  • Mantequilla de cacahuete natural natural, sin grumos 120 g
  • Azúcar moreno 150 g
  • Huevo L 2
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Harina de repostería 200 g
  • Harina de avena 75 g
  • Sal 2 g
  • Levadura química 1/2 cucharadita
  • Avellanas crudas 100 g

Cómo hacer galletas de avellanas con mantequilla de cacahuete y avena

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 15 m

Precalentar el horno a 180º C y preparar un par de bandejas o fuentes engrasadas o cubiertas con papel sulfurizado, lámina de silicona o similar. Picar las avellanas crudas a cuchillo en una tabla amplia, dejando trocitos de diferente tamaño. También se puede hacer en picadora, procurando no molerlas.

Disponer la mantequilla ablandada con la mantequilla de cacahuete y el azúcar en un recipiente grande. Batir con batidora de varillas durante unos 5 minutos, hasta que quede bien cremoso. Añadir los huevos uno a uno, batiendo un poco tras cada adición, y la vainilla.

Galletas de Avellanas

Incorporar la harina, la harina de avena, la sal y la levadura, y batir lo justo hasta que no queden rastros secos. Añadir por último las avellanas y combinar bien todo con una espátula grande hasta que queden bien incorporadas y repartidas.

Tomar porciones del tamaño de una nuez con ayuda de una cucharilla y formar bolitas con las manos. Distribuir en las bandejas, dejando unos centímetros de separación entre ellas. Aplanar ligeramente con un tenedor un poco humedecido, o con el dedo.

Hornear una bandeja cada vez durante unos 15 minutos, hasta que se hayan dorado y estén firmes al tacto. Esperar un poco fuera del horno antes de trasladarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Galletas de Avellanas

Con qué acompañar las galletas de avellanas

Estas ricas galletas de avellanas con mantequilla de cacahuete y avena son un bocado dulce estupendo para acompañar el café de sobremesa o tomar en la merienda con un té o vaso de leche. Tampoco les va nada mal una taza de chocolate caliente o una bebida con cacao más fresca y ligera, si nos ponemos especialmente golosos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir