Compartir
Publicidad
Publicidad

Pollo al horno de mi abuela

Pollo al horno de mi abuela
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando mi abuela encendía el horno y preparaba su pollo asado, todos eramos felices porque sabíamos que nos esperaba una experiencia muy diferente al típico pollo al ast o pollo asado que comprábamos en los asadores. Esos que casi siempre estaban resecos, sobre todo en la zona de las pechugas. Quizás fuera por el cariño, pero os aseguro que esta receta de pollo al horno de mi abuela sigue siendo recordada como una de las mejores formas de disfrutar de un plato clásico e inolvidable.

Evidentemente, hay mil y una formas de hacer un pollo asado en el horno, y cada uno de vosotros tendrá en su mente el pollo de su abuela como un manjar insuperable. Sin embargo, os pido que me deis un voto de confianza y probéis a preparar este pollo al horno tal como os indico en esta receta. Seguro que os va a sorprender de forma muy agradable y probablemente lo incorporéis a vuestro recetario habitual.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pollo de corral 1
  • Manzanas variedad Reineta 1
  • Limón 1
  • Patatas 2
  • Caldo de pollo 250 ml
  • Coñac 100 ml
  • Tomillo fresco
  • Manteca de cerdo
  • Hierbas provenzales

Cómo hacer pollo al horno de mi abuela

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 45 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 1 h 30 m

Cuando mi abuela hacía pollo al horno siempre usaba una cazuela de barro que yo aún conservo, y que por supuesto he usado para preparar esta receta en su honor y recuerdo. La primera cosa que hacía mi abuela era meter la mano entre la piel y la carne del pollo, separando bien una de otra para después introducir ramas de tomillo fresco directamente sobre la carne, una tarea sencilla que aporta gran sabor y aroma al resultado.

Seguidamente, pelaba la manzana reineta y la troceaba, introduciéndola dentro del pollo. Luego metía una pastilla de caldo concentrado y medio limón, que hacía de tope para que no se saliese el relleno. Después, frotaba la piel del pollo con un poco de manteca de cerdo -imprescindible para sus asados- y espolvoreaba con un puñadito de hierbas aromáticas.

Para culminar su receta, pelaba las patatas y las cortaba rasgando en trozos irregulares y las ponía en su fuente de barro como cama, colocando inicialmente el pollo con la pechuga abajo. Añadía el caldo y el coñac y lo horneaba a 200º durante tres cuartos de hora aproximadamente.

Después daba la vuelta al pollo, dejando la pechuga arriba y horneaba otros cuarenta y cinco minutos. Antes, regaba con la salsa, volvía a espolvorear con las aromáticas y dejaba el pollo asarse hasta que la piel estuviera bien crujiente y se vieran las ramitas de tomillo a través de la piel. Las patatas quedaban deliciosas, -casi deshechas al haberse cocido en el caldo y asado en el horno-.

Pollo Asado Abuela Paso A Paso

Con qué acompañar el pollo al horno de mi abuela

El pollo al horno de mi abuela es un plato muy completo ya que lleva la guarnición de patatas y manzana y una salsa que agradece que haya abundante pan para mojar. Ella siempre lo servía con una guarnición extra de ensalada de lechuga, tomate y cebolla tras unos boquerones en vinagre como aperitivo, otra tradición de su cocina que siempre nos ponía cuando íbamos mis hermanas y yo a comer con ella los fines de semana. Que lo disfrutéis.

En Directo al Paladar | Pollo en salsa cremosa de parmesano y espinacas. Receta
En Directo al Paladar | Alitas de pollo horneadas con salsa satay

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio