Compartir
Publicidad

Pollo en salsa cremosa de parmesano y espinacas. Receta

Pollo en salsa cremosa de parmesano y espinacas. Receta
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando mi mujer me contó esta receta que le había enseñado una amiga, me entraron muchas ganas de probarla así que me acerqué al mercado a comprar los ingredientes para hacer estos muslos y contramuslos de pollo en salsa cremosa de parmesano y espinacas.

Reconozco que a priori la combinación de ingredientes me sonaba extraña pero la sorpresa ha sido buenísima al probar el resultado. Por eso os pido que le deis un voto de confianza a esta receta de pollo guisado/asado que sin duda os gustará tanto como a mí.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Cuartos traseros de pollo 2
  • Espinaca fresca 200 g
  • Queso Parmesano 50 g
  • Nata líquida para cocinar 100 ml
  • Caldo de pollo 150 ml
  • Especias al gusto (Pimentón picante, sal, pimienta)
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer pollo en salsa cremosa de parmesano y espinacas

Dificultad: Media
  • Tiempo total 1 h
  • Cocción 1 h

Comenzamos sazonando bien los muslos y contramuslos con las especias. Os recomiendo usar sal y pimienta y darle un toque de pimentón picante. Tened en cuenta que la salsa lleva nata por lo que los sabores quedarán muy suavizados así que no tengáis miedo. Si queréis, también podéis añadir hierbas aromáticas en polvo, garam massala o cualquier mezcla de vuestro gusto.

En una sartén freímos las tajadas de pollo para que se doren bien por todas sus caras, dejándolas unos minutos. Retiramos el pollo y lo reservamos. Mientras, comenzamos con la salsa, para la cual doramos un diente de ajo en el aceite de freír el pollo, añadimos la nata líquida, el caldo de pollo, el queso rallado y una cucharada de tomillo molido, mezclando bien.

Si queréis podéis añadir también una cucharadita de especias de curry, como os decía antes, que además darán un poco de color. Llenamos la sartén con las espinacas y las vamos moviendo hasta que pierdan su volumen. Reintegramos las tajadas de pollo a la sartén y las trasladamos al horno.

Cocinamos a 200º durante 15 minutos, dando la vuelta a las piezas y dejando que se hagan otros 10 minutos más. Finalmente, gratinamos dos o tres minutos a 230º para dorar un poco más el exterior y servimos inmediatamente.

Muslos De Pollo Cremoso Con Espinacas

Con qué acompañar el pollo en salsa cremosa de parmesano y espinacas

Esta receta de pollo en salsa cremosa de parmesano y espinacas es una buena opción para comer "de plato único" ya que tenemos la verdura incorporada a la receta. Con un poco de pan para disfrutar de la salsa con su textura cremosa y su sabor a queso y especias, tendremos una comida bien completa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio