Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Receta de risotto de Kumato® y anchoas con crujiente de migas

Receta de risotto de Kumato® y anchoas con crujiente de migas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Ya sea seco, caldoso, risotto, ensalada, en salado, en dulce, etc. el arroz es uno de los ingredientes más populares y versátiles del panorama gastronómico internacional. Cada país tiene su plato de arroz propio, como este risotto de Kumato® y anchoas con crujiente de migas que llega con aires italianos a deleitarnos el día.

El arroz se suele cocer en agua o caldo, lo que no significa que no podamos incorporar otros líquidos con los que enriquecer el resultado. El jugo de unos tomates Kumato®, por ejemplo, sirve para hidratar el arroz de este risotto Kumato® y anchoas con crujiente de migas al tiempo que le confiere personalidad al conjunto, potenciando su sabor. Un truco sencillo pero muy eficaz.

Ingredientes para 4 personas

  • 5 tomates Kumato®, 12 anchoas en aceite, 2 cebollas moradas, 2 dientes de ajo, 280 g de arroz para risotto (arborio, carnaroli o similar), 100 ml de vino blanco, 80 ml de caldo de ave, 25 g de mantequilla, 2 rebanadas de pan de molde sin corteza, queso parmesano (opcional) y aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer risotto de Kumato® y anchoas con crujiente de migas

Con ayuda de una puntilla afilada, retiramos los pedúnculos de los tomates y hacemos unos cortes en forma de cruz en la base. Hervimos abundante agua en una cacerola y los sumergimos en ella durante 30 segundos. Los sacamos, escurrimos y pasamos a un recipiente con agua helada para cortar la cocción. Retiramos las pieles, trituramos y reservamos.

Escurrimos las anchoas, reservando su aceite, y las picamos. Pelamos y cortamos las cebollas en brunoise fina. Pelamos los dientes de ajo y los machacamos. Calentamos el aceite de las anchoas y un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra en una cacerola, agregamos las anchoas y la cebolla. Pochamos a fuego suave durante cuatro minutos.

A continuación, agregamos el ajo y pochamos un minuto más. Incorporamos el arroz y removemos para que quede bien cubierto de aceite. Regamos con el vino blanco, removemos y dejamos evaporar antes de empezar a añadir el caldo, que habrá de estar bien caliente, cazo a cazo. Alternamos el caldo con el batido de tomate que tenemos reservado.

Removemos bien durante todo el proceso para que el arroz suelte el almidón que contiene y adquiera la textura característica del risotto. Transcurridos 16-18 minutos desde que comenzamos a incorporar el caldo, retiramos la cacerola del fuego y añadimos la mantequilla. Removemos, tapamos la cacerola y dejamos reposar durante cinco minutos antes de servir.

Mientras tanto, cortamos las rebanadas de pan en tiras muy finitas y, las tiras, en pequeños dados. Los colocamos en una bandeja de horno y los rociamos con aceite de oliva virgen extra. Si tenemos aceite en spray la tarea será más sencilla. Si no contamos con ello, tendremos que remover las migas con las manos. Colocamos la bandeja bajo el grill y doramos.

Una vez finalizado el tiempo de reposo y listo el crujiente de migas, repartimos el risotto en cuatro platos, espolvoreamos con el crujiente de migas y servimos inmediatamente acompañado de unas lascas de queso parmesano y de unas hojas de orégano fresco.

Collagerisottoanchoakumato1024

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Media

Degustación

Este risotto de Kumato® y anchoas con crujiente de migas es un plato perfecto para una comida de mediodía. Si lo acompañamos de una ensalada de hojas verdes, ligera y fresca, tendremos un menú muy completo y equilibrado. Una buena opción para quienes no son aficionados a la carne.

En Cocinando con Kumato®

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos