Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La felicidad es compartir una pizza casera. Y estos son los trucos para que te salga de muerte

La felicidad es compartir una pizza casera. Y estos son los trucos para que te salga de muerte
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
\"image\"
Tweets por @Heliosesvida

Uno de los platos que gusta a todos en casa, ya sean grandes o pequeños, son los platos de pasta italiana y las deliciosas pizzas caseras. Y es que resulta un placer disfrutar de su aroma saliendo del horno y extendiéndose por la casa y la expectación que se crea para el momento de su degustación. Como la felicidad también es compartir una pizza casera, te damos los trucos para que te salga perfecta.

Lo primero de todo. No improvises. Si vas a hacer pizza para todos esta noche, tomate el tiempo necesario para hacer la masa casera, para cubrirla con los mejores ingredientes y para que haya pizza para todos los gustos. No hagas una pizza solamente con las sobras que tengas en la nevera, porque será escasa, ni uses bases congeladas. Si quieres disfrutar del placer de compartir una pizza, empieza a disfrutar preparándola casera de principio a fin.

Prepara tú mismo la masa de la pizza

Para hacer la masa, necesitaremos 330 ml de cerveza, 600 gr de harina de fuerza, 10 gr de sal, 25 gr de aceite de oliva virgen extra y 1 pizca de azúcar. Lo de disfrutar con la pizza empieza ya al amasar la harina para hacer la base.

Hacemos un volcán de harina en un cuenco grande y ahí metemos la cervez, el azúcar y la sal. Amasamos ligeramente y añadimos el aceite. Pasamos la masa a la mesa enharinada y trabajamos durante unos minutos. Formamos una bola y la dejamos reposar una hora, tiempo en el que aumentará de volumen.

pizza_rectangular.jpg

Dividimos la masa en cuatro partes y estiramos cada una de ellas con el rodillo para formar cuatro bases de pizza (para 2 personas cada una de ellas) También podéis estirar la masa y darle la forma rectangular de una bandeja de horno y hacer una o dos pizzas familiares si lo prefieres.

Prepara rellenos divertidos y llenos de sabor para tus pizzas caseras

Sobre la base estirada, coloca dos cucharadas de la Salsa para Pizza Helios o cualquier otra variedad de sus salsas de tomate. Extiéndela con el dorso de una cuchara haciendo movimientos circulares y sin cargar demasiado la base.

Si quieres probar sabores diferentes, prueba a utilizar otras variedades de Salsas de Tomate Helios como la del pisto, la salsa napolitana, la salsa boloñesa o la del sofrito. Darán un toque original a tu pizza, si las combinas con un buen relleno o cobertura de calidad.

7974731148_a307100501_b.jpg
Utiliza auténtica mozzarella de búfala Campana italiana. Saca la bola de este delicioso queso de la bolsa donde se conserva con su suero y repartela por la superficie de la pizza pellizcando el queso y dejando pequeñas porciones. Verás qué diferencia de sabor al usar este queso.

Piensa en rellenos originales y deliciosos para tus pizzas. Te sugerimos unos cuantos pero deja volar tu imaginación y piensa en tus gustos y los de tu familia. No es difícil disfrutar compartiendo una pizza casera hecha con todo el cariño:

  • Pizza de pollo, bacon y champiñones
  • Pizza de pisto, tomates cherry y queso de cabra
  • Pizza de chistorra y pollo
  • Pizza de carne picada con salsa barbacoa y chorizo criollo>/li>
  • Pizza de jamón y espárragos trigueros
  • Pizza de setas y bacon con tomates cherry
  • Pizza de pera, queso gorgonzola y jamón

Dale tu toque personal y profesional

Un chorreón de buen aceite de oliva en forma de hilo y unos toques de pimienta negra recién molida, rematarán una pizza casera transformándola en un auténtico manjar. Espolvorea con un poco de orégano y lista para hornear. No temas añadir otras especias o hierbas aromáticas de tu gusto.

Trucos para el horneado de la pizza

2595279180_71d6de0e00_z.jpg
Una vez tengas la pizza preparada, no la metas al horno si este no está bien caliente. Precalienta el horno al menos durante 15 minutos antes de hornear la pizza. Si consigues que la temperatura interior esté en torno a los 220º, la masa quedará muy crujiente y el relleno quedará envuelto por el queso fundido, consiguiendo así la pizza perfecta.

Si tienes una piedra de hornear, úsala para hornear las pizzas y éstas quedarán con un tostadito especial en la base. Si no tienes esta base, utiliza un molde o base para hornear pizzas, --tienen agujeros en la parte inferior-, para que quede horneada y en su punto. Así la base quedará bien cocinada y será firme por lo que podréis comeros cada porción cómodamente, sin que éstas se doblen por estar blandas.

Y ahora... lleva la pizza corriendo a la mesa

13011595433_0c2b155a55_b.jpg
Las pizzas como casi todos los platos de la cocina italiana hay que comerlos bien calientes, recién hechos. Des ese modo, la base sigue crujiente, el queso se funde y estira y los aromas del relleno o cobertura siguen perfumando la habitación. No hagas esperar a la pizza, córtala en porciones y empieza a disfrutar de la vida compartiendo una pizza con la familia o los amigos.

Con estos trucos para que la pizza te quede perfecta, estamos seguros de que vuestra próxima sesión de maratón de cine o el próximo encuentro deportivo que veáis en grupo va a ser recordado durante una buena temporada.

En el espacio Helios es vida:

Más información | Helios es vida
Imágenes | ThebittenWorld | Robert Duncan | Jeffreyw | Brett Jordan

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos