Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Disfruta del Madrid más auténtico con estas rutas destacadas: Mahoudrid en el centro

Disfruta del Madrid más auténtico con estas rutas destacadas: Mahoudrid en el centro
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

¿Qué tienen en común la puerta de el Sol, el barrio de la Latina y la puerta de Toledo? Todas ellas, además de ser iconos de Madrid, están situadas en el distrito centro. El corazón de la ciudad, el kilómetro cero, el punto de partida para muchos madrileños cuando quieren salir a tomar unas cañas.

Una zona única por su capacidad para combinar ambientes muy diferentes en un espacio muy pequeño. Moderno, castizo, clásico, de vanguardia, adjetivos que parece que chocan pero que en el centro de Madrid encajan a la perfección. Hoy os hablamos de esta zona y los mejores bares para tomar tapas y cañas.

El Madrid castizo, el de toda la vida

El distrito centro es donde empieza Madrid. El eje de la capital y una de las zonas más concurridas. Con el tiempo ha sabido conjugar el estilo clásico que identifica a la ciudad con corrientes más modernas que han entrado en los últimos años. Pasear por las calles de estos barrios es una sensación única.

Por un lado tenemos ese toque eterno e histórico: el Madrid de toda la vida. El que vivimos, el de nuestros padres y abuelos. Calles estrechas y que se pierden en todo tipo de caminos, bares que respiran historia y parece que se han estancado en el tiempo, que nos invitan a palpar la historia de la ciudad.

Lugares que también se han ajustado a los tiempos que corren, a los ciudadanos que ahora lo habitan y pasan allí tomando unas cañas con los amigos. Zonas como la Latina, un auténtico símbolo de lo castizo y uno de los mejores sitios para salir de pinchos.

Chueca y su visión más abierta del mundo, zonas con encanto en las que merece la pena perderse para contemplar sus edificios en esa exquisita fusión de diferentes estilos. El tiempo se para porque el centro de Madrid es único.

Por supuesto, esto no es solo la oda de un madrileño enamorado de su ciudad. El centro está plagado de bares excelentes y elegir los mejores de este distrito no ha sido fácil. Lo hemos dejado en siete, una selección que tiene un poco de todo y a la que no le falta de nada.

Casa Paco

Nuestra primera parada no podía ser otra que Stop Madrid. Situado en el barrio de Chueca, es un sitio perfecto para empezar nuestra ruta de bares: tapas gratis y un buen ambiente para tomar una caña. Si pasas por allí, no dudes en probar las tostas de jamón ibéricos y sus boquerones en vinagre.

Avanzamos nuestra ruta para bajar a la Plaza de San Miguel y llegar a la cervecería la Plaza. Uno de los lugares con más encanto de la zona y un bar perfecto para seguir con descenso por la Latina. Tapas de todo tipo y justo enfrente del icónico mercado de San Miguel.

Amantes del pescado y de todos los alimentos que vienen del mar: sabemos que no tenemos playa en Madrid pero si os gusta el bacalao, la taberna Revuelta es uno de los mejores sitios para tomar este manjar. Uno de los lugares más frecuentados del centro y una parada obligatoria. ¿El mejor maridaje? Una caña, claro.

Si sois de Madrid, seguro que alguna vez habéis oído hablar de casa Paco. Siempre está hasta arriba y no es casualidad: sus chicharrones y el queso son excelentes. La carta es muy variada, uno de los mejores sitios para comer en la zona.

Caracoles

En Madrid nos gusta tener un fragmento de cada lugar de España y aunque en Bilbao tienen tabernas magníficas, el Lamiak es la Latina es un magnífico pedazo de cultura vasca. Su barra de pinchos en enorme, hay buen ambiente y tiran las cañas a la perfección.

Si vas por la Latina de tapas con tus colegas y no pasas por el Txirimiri más te vale tener una buena excusa para no hacerlo. Es uno de los mejores bares de tapeo: pinchos de todo tipo, una tortilla de patatas (casi) tan buena como la de tu madre y un par de platos especiales: rabo de toro desmiga con puré de patata y risotto de foie con boletus. Uno de los imprescindibles.

Acabamos nuestra lista con uno de los sitios más castizos en el centro: la cervecería los Caracoles. Sí, el nombre deja claro cuál es la especialidad de la casa. Caracoles picantes preparados en una gran olla a fuego lento. Los estofados también están a al altura y, si quieres un consejo, intenta ir pronto: es uno de los sitios más populares del centro.

En Sabor Mahou

  • Cómo servir una caña maestra: guía a fondo
  • La cerveza y su aportación a la gastronomía: seis recetas con cerveza
  • Patatas bravas, bocadillos de calamares y otros 3 platos para tomar en los Bares Maestros
  • Publicidad

    También te puede gustar

    Ver más artículos