Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Convertir la merienda en una fiesta: ideas para utilizar helado en batidos para toda la familia

Convertir la merienda en una fiesta: ideas para utilizar helado en batidos para toda la familia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Banner

La merienda siempre la asociamos un poco con recuerdos de la infancia y a veces la olvidamos ya de mayores con la actividad del día a día. El verano es el momento perfecto para recuperar esta sana costumbre y sumarla a nuestros hábitos de cara a la vuelta de las vacaciones, mucho mejor si lo hacemos en familia. ¿Quieres que nadie se pierda la hora de la merienda en casa? Conviértelas en toda una fiesta preparando irresistibles batidos con helado para todos los gustos. Hoy te damos las mejores ideas para tus batidos caseros.

Ahora que todavía los días son largos solemos postergar la cena y pasan muchas horas desde la comida, así que la merienda cobra una especial importancia para recargar las pilas a media tarde. Piensa en toda la actividad que hacemos hasta caer la noche: hay quien ya vuelve a clase o tiene que estudiar, los niños pasan horas jugando, practicamos algún deporte, hacemos tareas del hogar, salimos de compras... Tomarse un respiro para descansar a merendar nos sentará de maravilla, y si lo hacemos con un rico batido de helado no nos costará ningún esfuerzo.

La merienda perfecta para todas las edades

Milkshake

Los batidos de helados tienen algo de nostálgico porque nos recuerdan a esas películas clásicas americanas en las que los protagonistas siempre tomaban enormes vasos con pajitas de colores en la heladería de turno. La idea era tan buena que no tardaron en popularizarse por todo el mundo, y hoy vuelven a ser tendencia. En verano sientan de maravilla por su poder refrescante, pero hay otras razones que explican las claves de su éxito. Son muy fáciles de preparar, hay opciones para todos los gustos y se pueden disfrutar en cualquier parte.

Además son bebidas irresistibles porque tienen todo el sabor de nuestros helados favoritos con una textura cremosa y ligera, dándonos mucha energía sin resultar pesados. Son ideales para toda la familia gracias a que se adaptan a cualquier edad, son muy nutritivos y es imposible aburrirse con ellos, pues podemos probar todas las combinaciones que se nos ocurran. La hora de la merienda se puede convertir en un momento divertido en familia si todos colaboran para preparar los batidos aportando ideas, y después se pueden compartir alrededor de un juego de mesa, en el jardín o dando un paseo. ¡Apunta bien estas ideas!

Combinando ingredientes, sabores y texturas

Batidos de Sabores

La receta básica para elaborar un batido de helado consiste en mezclar 1/2 vaso de leche, unos 150 ml, con dos o tres bolas de helado. Lo mejor es que la leche esté muy fría y el helado en su punto cremoso perfecto, y así se baten juntos hasta tener una textura homogénea. Puedes usar una batidora de vaso, una de varillas, un procesador de alimentos o simplemente batir con energía a mano. Si lo quieres un poco más espeso y realmente frío puedes añadir cubitos de hielo hasta triturarlos por completo y jugar con la proporción de ingredientes.

A partir de esta preparación podemos sumar prácticamente lo que se nos ocurra para nuestras propias creaciones. Los batidos más clásicos son los de vainilla, fresa y chocolate, pero hoy en día se lleva la moda de innovar con sabores sorprendentes. No te cortes en emplear tu sabor de helado Carte D'Or favorito, todos pueden ser la clave del batido perfecto. Solo ten en cuenta que los sorbetes de fruta necesitarán un poco menos de líquido y los helados más cremosos, como el de chocolate brownie, se batirán mejor incremendando ligeramente la leche o el agua. Y no te olvides al final de coronar tu batido con toppings para darle un contrapunto crujiente.

Leche, zumos y bebidas vegetales

Batido de Limon

Puedes usar la leche que siempre tomáis en casa para preparar batidos de helado, o puedes experimentar con diferentes variedades y sabores. Las bebidas vegetales como la leche de almendra, de avena, de arroz o de soja son muy buenas alternativas para sumar vitaminas y minerales al batido, además añaden aromas diferentes con los que podemos jugar. Por ejemplo, prueba un delicioso batido de helado de vainilla, leche de coco y plátano, o uno de helado de stracciatella con leche de nueces y frambuesas.

Otra opción es la de combinar la leche con una parte de zumo natural, que además de sabor aportará todos los beneficios de la fruta a nuestro batido. El zumo de naranja va muy bien con cualquier helado de fruta como el sorbete de limón, pero puedes ir probando con tus sabores favoritos o alternar según la temporada. Prueba el zumo de piña si buscas un sabor tropical o el de granada para conseguir un precioso color y un sabor más dulce. Los dos hacen muy buena pareja con el helado de plátano y chocolate.

Enriquece los batidos

Batidos

Cuando empieces a probar tus propios batidos caseros querrás subir de nivel añadiendo ingredientes extra para convertirlos en algo realmente especial. Elige las combinaciones de sabor que más te gusten en tu helado y conviértelas en batidos irresistibles, por ejemplo sumando unas galletas al helado de caramelo salado, yogur al sorbete de limón, frutos del bosque al helado de vainilla o crema de avellanas al helado de chocolate brownie.

También puedes aprovechar para hacer versiones especiales para los niños, añadiendo algunas frutas y verduras muy nutritivas con batidos a los que no se podrán resistir. La zanahoria, por ejemplo, no solo es muy saludable sino que hace muy buena pareja con el helado de vainilla o cualquiera que lleve chocolate, como el de stracciatella. Los más mayores se pueden animar con batidos de helado y café, o incluso con un poco de sidra, champán o un poco de licor dulce.

Toppings para toda la familia

Batido de Vainilla

Para que la merienda sea una verdadera fiesta no te puedes olvidar de añadir una buena variedad de toppings. Ya hemos comentado cómo son una parte importante del buffet de helados, y que con ellos cada miembro de la familia puede personalizar su batido sumando los ingredientes que más le gusten. Es quizá la parte más divertida de los batidos porque podemos añadir todo lo que se nos ocurra, siempre buscando que hagan buena pareja con el sabor del helado. Lo mejor es combinar dos o tres toppings distintos para no sobrecargar el vaso, aunque tampoco es mala idea dedicar un día a jugar un poco improvisando, dando rienda suelta a la imaginación.

Para dar un toque crujiente puedes añadir galletas trituradas o picadas en trocitos, frutos secos, palomitas, cereales de desayuno, semillas de sésamo o coco rallado. Si buscas algo más saludable la mejor opción son las frutas frescas troceadas o cortadas en rodajas finas, que pueden decorar el borde del vaso, canela molida o unas hojas de menta fresca. Entre los toppings cremosos más populares también tenemos mucho donde elegir, desde yogur y nata montada hasta chocolate fundido, miel, salsa de caramelo o siropes de fruta.

Batido

Los más pequeños se lo pasarán en grande si les dejamos coronar sus batidos de helado con los toppings que más les apetezcan. Si presentamos sus vasos con un toque divertido, como unas gominolas, chips de chocolate o sprinkles de colores, no se podrán resistir a la merienda. Otra buena idea es poner en el fondo del vaso una mezcla de frutas y cubrirla con el batido, o combinar dos sabores distintos para formar batidos bicolores. Por ejemplo, prepara un batido con helado de vainilla y leche, separa la mitad y añade a un puñado de fresas o frambuesas. Tritura y vierte las dos mezclas en el mismo vaso, corona con nata montada y una guinda.

De este modo puedes transformar fácilmente tus sabores de postre de helado favoritos en un rico batido. Por ejemplo, batiendo unas bolas de helado de stracciatella con medio vaso de leche y coronando el vaso con coco rallado, chocolate y unas pastas italianas. Otra buena combinación es la de helado de vainilla con leche de almendras, frutos del bosque, mermelada y polvo de galleta caramelizada. Si quieres un batido más fresco prueba el de sorbete de limón con yogur griego coronado con melocotón, almendras y miel. Y no te olvides del toque final con su pajita para poder beberlo en cualquier parte.

Batidos de Sabores

¿Te animas a convertir la hora de la merienda en toda una fiesta? Ya ves que preparar tus propios batidos de helado en casa es muy fácil y una manera irresistible y divertida de compartir un buen rato en familia. Y así podemos seguir disfrutando de nuestros helados favoritos a lo largo de todo el año.

Fotos | iStock.com/habovka, iStock.com/Lecic, Cooking Classy, Minimalist Baker, How Sweet is, Olivias Cuisine, Simply Stacie, Recipes from a Pantry, La chica de la casa de caramelo

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos