Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Ensalada de pollo con salsa de atún Isabel

Ensalada de pollo con salsa de atún Isabel
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

\"Concurso\"

mikel-iturriaga


Mikel López Iturriaga es periodista, blogger gastronómico y colaborador habitual en varios medios de comunicación. Ha publicado dos libros de recetas y otros asuntos relacionados con la comida. Aprendió algo de cocina en la Escuela Hofmann, pero se sigue considerando un advenedizo más que un experto.


El clásico italiano vitello tonnato (ternera atunada) no sólo se puede preparar con pollo o cerdo, sino que funciona muy bien como ensalada servido sobre hojas de rúcola. La fórmula de la salsa es la de Sophia Loren, que además de actriz es una gran cocinera.

Ingredientes

  • Para 4 personas: 2 pechugas de pollo, 100 g de rúcola, 1 cebolla, 2 zanahorias pequeñas o 1 grande, 2 dientes de ajo, 400 ml. de vino blanco seco, 150 g de atún en aceite vegetal Isabel, 3 filetes de anchoa grandes o 4 pequeños, 2 huevos, 50 gr. de alcaparras, 1 limón, Aceite de oliva, Vinagre rojo, Azúcar, Sal y pimienta negra.
ensalada de pollo con salsa de atun 2

Preparación

Poner en un tupper las pechugas con el vino y dejarlas marinando toda la noche (este paso es conveniente, pero no imprescindible).

Juntar en una cazuela el pollo con su marinada, la cebolla y la zanahoria picadas en grueso, los dientes de ajo aplastados y una pizca de sal y pimenta. Darle un hervor y bajar el fuego a suave. Dejarlo cocer tapado unos 20 minutos aproximadamente, hasta que la carne esté tierna. Dejar enfriar.

Cocer los huevos 10 minutos. Pasar por agua fría, pelar y reservar.

Sacar las pechugas y envolverlas en papel de aluminio. Reducir un poco el líquido de cocción a fuego vivo hasta que quede un cuarto de litro aproximadamente. Dejar enfriar.

Colar el caldo y desechar las verduras. y Mezclarlo en un vaso batidor con las yemas de los huevos, el atún escurrido, las anchoas machacadas con un tenedor, un par de cucharadas de aceite, una de vinagre, el zumo del limón y una pizca de azúcar. Añadir el jugo que haya podido soltar la carne en el papel de aluminio. Triturar a conciencia hasta que quede homogénea. Si se ve muy espesa, añadir un poco de agua; si está muy líquida, un poco de aceite al hilo mientras se sigue batiendo. Corregir de sal.

Cortar las pechugas en lonchas finas y extenderlas sobre rúcula en una fuente o en los platos. Cubrirlas con la salsa y decorar con unas alcaparras.

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos