Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

La passata: cómo es el puré de tomate italiano

La passata: cómo es el puré de tomate italiano
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

\"cupón\"

Al ver los ingredientes de muchas recetas de pasta italiana o de pizzas es posible que hayáis encontrado el término de Passata o como aparece muchas veces, Passata di pomodoro. La passata es un puré de tomate italiano que se caracteriza por estar muy concentrado.

El sabor de la Passata di Pomodoro es mucho más intenso que una salsa de tomate común o que una salsa de tomate frito ya que le viene por la alta concentración de aromas en una menor cantidad de agua.

¿Cómo hacer Passata di pommodoro?

Para elaborar la pasata, se suele poner a cocer tomate triturado o cortado en pedazos, dejando que se vaya concentrando al perder una buena parte de su agua, en un proceso similar al de la elaboración del tomate frito pero sin que intervenga el aceite de oliva.

En la cacerola se pueden añadir además del tomate y un poco de sal, algunas hierbas aromáticas si le quiere dar un gusto especial a la passata di pomodoro. Tras unos 45 minutos, el tomate se reduce aproximadamente a la mitad de su volumen quedando bien concentrado y preparado para cocinar con él.

proceso para hacer passata

Esta salsa de tomate concentrada es estupenda para cocinar muchísimos platos debido a su intenso sabor. Cuando la passata está lista se suele pasar por un pasapurés manual para triturarla manualmente y no mediante batidora eléctrica que metería aire en la preparación.

Usos en la cocina

La passata tiene muchos usos en cocina italiana ya que es un ingrediente habitual para preparar pizzas, recetas de pasta, salsas en las que intervenga el tomate e incluso para hacer guisos. Como la passata es un concentrado de tomate, es suficiente con añadir una pequeña cantidad para aportar el sabor del tomate o usarlo como potenciador del sabor de las salsas o guisos.

En las pizzas se suele utilizar colocando un par de cucharadas de passata de pomodoro sobre la masa sobre la cual se coloca la mozzarella, y el resto de ingredientes de la pizza. En estos casos se puede usar passata con hierbas aromáticas como orégano o albahaca.

pasando el puré de tomate

Cuando hacemos passata casera, es importante dejar que se evapore el agua hasta conseguir un puré bien espeso como el de las passatas o concentrados de puré industriales. Eso sí, una vez cocinado el concentrado de puré, nos falta la última operación de la que hablábamos anteriormente.

Tras reducir el agua y espesar nuestro concentrado, es fundamental pasar el puré de tomate resultante por el pasapurés para retirar las pieles o semillas del puré de tomate y de paso, conseguir su clásica textura espesa.

La passata una vez preparada se puede conservar como si fuera una mermelada o un tomate frito. Para ello, prepararemos botes de cristal esterilizados y guardamos en ellos la passata en caliente. Entonces bastará con cerrarlos al vacío cociéndolos bien cerrados durante 30 minutos dentro de una olla exprés.

passata
Si nunca habéis probado este producto, no sabéis lo que es una auténtica pizza o un plato de pasta con el auténtico sabor que aporta la passata, el puré de tomate italiano. Aunque es laborioso, el cambio vale la pena.

Si no queréis hacer todo este proceso, podéis utilizar las estupendas salsas Barilla como la salsa Olive, la Arrabbiata, la Basilico o la Napoletana por poner algunos ejemplos de salsas naturales a base de tomate concentrado y tomates naturales y cuyo proceso de elaboración se asemeja al que haríamos en nuestra cocina.

Imágenes | Paco Becerro
Más información | Barilla - Recetas de cocina, pastas y salsas preparadas

En Espacio Barilla Sabor de Italia

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos