Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Aquí no se tira nada: apúntate a la cocina de aprovechamiento

Aquí no se tira nada: apúntate a la cocina de aprovechamiento
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Si hay algo en lo que nos gusta insistir a la hora de cocinar, es en tomar la costumbre de no tirar ni desperdiciar alimentos, ni con los ingredientes que sobran al hacer una preparación, ni con las sobras que nos quedan después de comer. Para aprovecharlos y darles salida, descubre cómo sacar el máximo partido a la cocina de aprovechamiento.

Al hablar de “Cocina de aprovechamiento” nos referimos a toda una filosofía que debemos aplicar a nuestro día a día, de forma que al preparar una receta, aprovechemos los recortes y partes no utilizadas de los ingredientes para otras elaboraciones y no tiremos a la basura alimentos que pueden servirnos perfectamente, y a la vez, con las raciones que nos sobren de los alimentos ya cocinados, aprender a darles una vuelta para configurar con ellos otras recetas que pueda disfrutar nuestra familia sin comer siempre lo mismo.

Cocina de aprovechamiento de ingredientes

650 1200 23
Cuando prepares platos con pescado, procura “cuadrar” las raciones cortando lomos para darles forma rectangular. Con los recortes del pescado fresco, podrás hacer ceviche, un plato de la cocina peruana que se basa en la cocción en zumo de limón o de otros cítricos de pequeños trocitos de pescado cortado en dados o láminas. Basta con dejar que se “cocinen” en los ácidos de forma similar a cuando preparamos boquerones en vinagre. Aquí puedes ver cómo preparar un ceviche de merluza y langostinos con zumo de mandarina.

Con cuatro langostinos, unos mejillones o cualquier pieza de marisco, caldo de pescado y unas almejas, puedes improvisar una receta de fideua con la que disfrutarás y también darás salida a los restos de salsa de tomate y caldo de pescado que tengas en casa.

Cuando prepares platos con verduras y hortalizas muchas de las recetas requieren medio pimiento o medio tomate o media cebolla, por poner ejemplos habituales. Para aprovechar las otras mitades, lo mejor es picarlas en trocitos muy pequeños y congelarlos, para tenerlos listos para otra ocasión.

Sofritos
Los sofritos, los caldos y otras recetas mejoran mucho al incorporar estas Verduras y hortalizas. Además así sabemos que tenemos siempre una reserva en el congelador por si un día necesitamos estos ingredientes y no los tenemos a mano.

Cuando prepares recetas con carne en especial asados y piezas como el lomo de cerdo, puedes cortar los extremos para dejarlos bien cuadrados. Así conseguirás que quede una pieza bien cilíndrica que se cocinará de forma homogénea. Los extremos que hemos cortado nos pueden servir para preparar una cena rápida cortándolos en tacos y salteándolos con un poco de salsa soja y acompañados con un poco de Arroz Basmati.

650 1200 24

También puedes hacer una salsa de queso con sobras de queso y vino blanco y usarla para salsear unos tacos de carne de solomillo de cerdo como en esta sencilla receta.

Cuando te sobre fruta o antes de que se te ponga mala por sobremaduración es muy sencillo darle una salida estupenda preparando mermeladas caseras. Pela y pica la fruta y pesa cuánta tienes. Ponla en un cazo y añade un 80% de su peso en azúcar y cuece a fuego lento. En unos 20 minutos tendrás una mermelada casera que podrás utilizar para tus desayunos y postres.

Cocina de aprovechamiento de sobras y restos de alimentos cocinados

Aprovechamiento del pollo

650 1200 25
La diferencia entre un caldo casero y un caldo precocinado es muy grande. Por eso, cuando tengas ocasión, te recomendamos que hagas tus propios caldos. Con los restos de un pollo asado, puedes hacer un caldo intenso de pollo con muchísimo sabor. Basta con cocer en 1 litro y medio de agua todos los restos del pollo, (huesos, pieles) y añadir la parte verde de un puerro, dos zanahorias y media cebolla. Cuece ese preparado durante 30 minutos a fuego medio, cuela bien y rectifica de sal.

Si te sobró carne de pollo cocinada, podrás utilizarla para hacer croquetas, o si quieres ser más creativo, para preparar una ensalada César de pasta como ésta en la que el pollo alegrará la combinación de hojas verdes, tomates y salsa. La pechuga de pollo o la de pavo asada, fileteada en lonchas es ideal para hacer sándwiches jugosos con hojas verdes que te pueden resolver más de una cena.

650 1200 26
Con los trozos de carne más pequeños de las alas, muslos y contramuslos, nuestra recomendación picarlo en trocitos pequeños para enriquecer platos de sopa o para preparar la clásica receta de aprovechamiento de sobras, las croquetas.

Aprovechamiento de sobras de recetas de pescado

Desmenuza el pescado que te haya sobrado y retira pieles o espinas que pudiera tener. Por ejemplo con un poco de merluza cocinada desmenuzada en migas, algo de mayonesa, huevos y otros ingredientes de tu despensa, podrás hacer pasteles o budines de pescado, que harán felices a todos en aperitivos y cenas frías, que también puedes hacer con sobras de salmón y otros pescados.

650 1200 27
Lógicamente también las sobras de recetas de pescado pueden ser excelentes para hacer croquetas, albóndigas y otras recetas tradicionales de aprovechamiento, que así preparadas toman mucho más protagonismo en la mesa que si las utilizamos como sobras recalentadas, ofreciendo a la familia la misma receta del día anterior.

Aprovechamiento de sobras de otros alimentos

68d5b889cc70d01b250385c709ac46c1
Si te ha sobrado arroz blanco cocido, puedes preparar unos originales arancinis, una receta italiana consistente en bolitas de arroz rellenas de carne o de otros ingredientes que después se rebozan y fríen obteniendo un plato crujiente delicioso como aperitivo o como entrante.

Si te sobra pan, puedes rallarlo y utilizarlo para platos empanados, puedes usar la miga para tus gazpachos y salmorejos o cortar rebanadas para hacer unas migas tradicionales con trocitos de embutido, un plato de aprovechamiento típico de la Mancha y Extremadura.

F25fe4ae2837366136e5a0146c8c49da
Si te sobraron embutidos de la merienda puedes preparar con ellos y un poco de salsa de tomate una estupenda pizza casera que entusiasmará a tus hijos si le das el toque personal añadiendo unos champiñones picados, un poco de jamón y bacon y la espolvoreas con un poco de orégano al sacarla del horno.

Si te sobraron legumbres de tu cocido madrileño, lentejas o fabada, puedes separar los tropezones o sacramentos y picarlos en trocitos. Con el caldo, los garbanzos, alubias o lentejas y las patatas o zanahorias que te sobraron, puedes elaborar una crema triturándolo todo con la batidora y servirlo como plato de entrante lleno de sabor.

Ejemplo de menú de aprovechamiento

  • Aperitivo: Ceviche de merluza y mejillones o Aranccinis de arroz
  • Entrante: Crema de lentejas con su picadillo o Ensalada César de pasta
  • Plato principal: Croquetas de pollo, Pizza de Jamón y Bacon o Budín de merluza
  • Postre: Panna cotta con mermelada de fresas
650 1200

Todas estas ideas y muchas más que seguro que se te han ocurrido al leer estos párrafos, muestran las muchas posibilidades que tiene la cocina de aprovechamiento de ingredientes y sobras de platos cocinados, que vuelven a renacer en una nueva receta y muestran la filosofía de no desperdiciar alimentos.

En Sabores ALDI:

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos