Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Sí, la Crock-Pot también sirve para hacer pizza y muchas elaboraciones más

Sí, la Crock-Pot también sirve para hacer pizza y muchas elaboraciones más
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Instagram

Como lo lees, a nuestra Crock-Pot no se le resiste casi nada y puesto que su principal virtud es el cocinado a baja temperatura, por eso las masas encuentran en nuestra olla de cocción lenta una gran aliada.

¿Cuántas veces vamos buscando en invierno el rincón más caluroso de la casa o aquel en el que no hay corrientes de aire? Nuestra slow cooker es la mejor incubadora para levar nuestras masas y...para cocinarlas.

Hoy hemos preparado pizza, pero no debemos dudar en cocinar cocas y focaccias en la Crock-Pot, porque obtendremos excelentes resultados.

También debemos recordar que los tiempos indicados en la receta lo son para masas elaboradas en casa. La masa de pizza cuando va a ser horneada necesita un levado mínimo de una hora. Con nuestra Crock-Pot no vamos a realizar este primer levado, por lo que si en lugar de hacer la masa, la compramos, debemos recordar también reducir el tiempo de cocinado y comenzar a vigilar a la hora y media el punto de cocción de nuestra pizza.

Como bonus track os ofrecemos también la receta de salsa de tomate hecha en la olla de cocción lenta.

Ingredientes para 4 personas

  • Para la salsa de tomate: 1 bote grande de tomate triturado, 1/2 cebolleta (opcional), 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de azúcar, 1 cucharadita de orégano seco, AOVE (aceite de oliva virgen extra)

  • Para la masa: 155 ml de agua, 125 g de harina de fuerza, 125 g de harina común, 9 g de levadura fresca de panadería, 1 cucharadita de AOVE (aceite de oliva virgen extra), 1/2 cucharadita de sal

  • Para el relleno: 100 g de champiñones, 100 g de jamón, queso especial gratinar.

Cómo hacer salsa de tomate en Crock-Pot

Cubrimos la base de la olla de cocción lenta de aceite, no hace falta poner mucha cantidad, podemos añadir un par de cucharadas y pintar con ayuda de un pincel la base y parte de las paredes. A continuación, vertemos el resto de los ingredientes, los mezclamos con ayuda de una cuchara de madera o silicona. Tapamos y cocinamos durante 3 horas en ALTA. Una vez finalizada la cocción y templada la salsa de tomate, si hemos añadido cebolla podemos triturarla.

Cómo hacer pizza en Crock-Pot

En primer lugar prepararemos la masa, para ello disolvemos la levadura fresca en el agua templada y reservamos. Mezclamos los dos tipos de harina junto con la sal, añadimos el agua en la que hemos disuelto la levadura y la cucharada de aceite. Amasamos durante 10 minutos y dejamos reposar durante otros 10 minutos. Volvemos a amasar la masa, estiramos y cubrimos el fondo de nuestra Crock-Pot. Repartimos la salsa de tomate sobre la base de la pizza. Espolvoreamos queso especial gratinar al gusto. Lavamos, secamos y partimos en láminas los champiñones. Troceamos al gusto el jamón. Cubrimos la pizza con los champiñones laminados y el jamón. Cocinamos durante 3-4 horas a BAJA, hasta que veamos que los bordes de la masa de pizza comienzan a dorarse.

Como vemos, una olla de cocción lenta como Crock-Pot tiene muchas posibilidades. Aunque son más conocidas para platos más contundentes como carnes y estofados, el toque que le da a las masas de este tipo es único. Solo hay que atreverse y romper esquemas.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos