Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Hasta ahora nunca habías sacado tanto partido al membrillo en tus postres

Hasta ahora nunca habías sacado tanto partido al membrillo en tus postres
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Advertisement El dulce de membrillo es un producto típico de nuestra gastronomía con muchos siglos de historia. Lo más tradicional es degustarlo después de comer acompañado de quesos, pero su delicioso sabor y delicada textura lo convierten en un ingrediente ideal para todo tipo de postres. ¿Quieres saber cómo sacarle partido en casa?

Un dulce natural de larga tradición

Muchos recordamos el olor del membrillo al cocerse lentamente en la olla cuando nuestras madres y abuelas dedicaban una jornada entera a preparar kilos y kilos de este delicioso manjar. El dulce o carne de membrillo es una elaboración artesanal de receta muy simple, que solo necesita buenos ingredientes, un poco de cariño y mucha paciencia.

Ese legado ha ido pasando de generación en generación y hoy podemos disfrutar en casa de un dulce que sabe a antaño, completamente natural. El dulce de membrillo de la gama De Nuestra Tierra de Carrefour está elaborado por manos expertas que solo utilizan la carne de membrillo con la cantidad justa de azúcar.

Membrillos

El membrillo es un fruto típico de otoño, muy mediterráneo, nutritivo y aromático. Ya los antiguos romanos lo cocían con miel y especias y dejaron su receta en nuestra tierra, convirtiéndose en uno de nuestros dulces más apreciados hasta el día de hoy, una verdadera delicia gourmet.

Puedes degustarlo como se ha hecho toda la vida, acompañado de quesos y compota, pero también te recomendamos probar a utilizar el dulce de membrillo en tus postres favoritos. Si necesitas inspiración, te sugerimos algunas recetas en las que podrás sacarle todo el partido para que brille con luz propia, ¿te animas a probarlas?

Bocaditos crujientes de dulce de membrillo

Membrillo

Vamos a convertir el dulce de membrillo en un irresistible bocado con el que acompañar el café de la sobremesa o un vaso de leche para la merienda. Emplearemos una base de masa quebrada y añadiremos un toque crujiente por encima inspirado en la repostería alemana.

  • Ingredientes: 1 lámina de masa quebrada refrigerada, 250 g de dulce de membrillo, agua necesaria, 100 g de harina, 100 g de azúcar, 100 g de mantequilla fría cortada en dados.
  • Elaboración: precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde redondo o rectangular con mantequilla. Estiramos la masa quebrada y la colocamos en el molde, pinchándola con un tenedor. La cubrimos con papel de horno y llenamos con garbanzos secos. Horneamos 15 minutos y dejamos enfriar. Mientras tanto, cocemos el dulce de membrillo con un poco de agua, removiendo hasta que se forme una crema. Llenamos el molde con la masa. Usando las manos, mezclamos la mantequilla fría con la harina y el azúcar, hasta formar unas migas. Lo echamos encima del membrillo y volvemos hornear durante unos 25 minutos.

Delicias turcas de membrillo

Membrillo

También la cocina del Medio Este aprovecha los membrillos en sus recetas dulces, sobre todo combinados con especias. Las delicias turcas son como golosinas naturales consideradas todo un manjar, pero cuya elaboración requiere mucha paciencia. Utilizando dulce de membrillo conseguimos ahorrar mucho trabajo en la cocina para crear un bocado irresistible para los más golosos.

  • Ingredientes: 500 g de azúcar, 800 ml de agua, 1 cucharadita de zumo de limón, 120 g más 2 cucharadas de almidón de maíz, 200 g de dulce de membrillo, 100 g de almendras sin piel, 200 g de azúcar glasé.
  • Elaboración: colocamos el azúcar y el limón con 600 ml de agua en una cazuela amplia y lo calentamos a fuego bajo hasta que se disuelva y se forme un almíbar. Aparte mezclamos el almidón de maíz con el resto del agua, removiendo para que no haya grumos. Lo añadimos al sirope y cocinamos a fuego muy lento durante una hora, removiendo de vez en cuando. Cuando esté espeso y bien dorado, añadimos el membrillo troceado, dejando que se disuelva. Incorporamos las almendras y lo vertemos en una bandeja rectangular para que quede un grosor de 2-3 cm. Cuando se enfríe, lo cortamos en cubos y los rebozamos en la mezcla de azúcar glasé con el resto del almidón de maíz.

Crostata italiana de membrillo

Crostata de membrillo

Nos trasladamos ahora a Italia, otro país mediterráneo donde gusta mucho el membrillo para elaborar postres. La crostata es un tipo de tarta muy tradicional con sabor a postre de toda la vida, del que cada familia tiene su receta favorita. Es una delicia si lo acompañamos con helado o nata.

  • Ingredientes: 200 g de harina, 100 g de harina de almendra, 160 g de mantequilla fría, 1 huevo M, 1 pizca de sal, 120 g de azúcar, 300 g de dulce de membrillo, 30 ml de zumo de naranja o licor.
  • Elaboración: empezamos haciendo la masa mezclando las harinas con la mantequilla fría cortada en cubos y el huevo ligeramente batido. Añadimos el azúcar y la sal y amasamos rápidamente para tener una masa homogénea. La envolvemos en plástico film y la dejamos enfriar en la nevera durante una hora. Mientras cocemos el dulce de membrillo con el zumo o el licor y dejamos formar una crema suave. Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde de 20 cm. Estiramos la masa encima del molde, recortamos el sobrante y hacemos tiras. Llenamos con el membrillo y decoramos con la masa formando una rejilla. Horneamos durante 30 minutos.

Pañuelos de hojaldre rellenos de dulce de membrillo

Hojaldre de Membrillo

Una receta muy sencilla ideal para improvisar un postre o merienda si tenemos invitados inesperados en casa. Utilizando una buena masa de hojaldre combinada con el delicioso dulce de membrillo apenas necesitamos nada más para tentar a la familia o los amigos con un bocado irresistible.

  • Ingredientes: 1 masa de hojaldre refrigerada, 1 paquete de dulce de membrillo, canela molida, ralladura de medio limón, 1 huevo.
  • Elaboración: precalentamos el horno a 200ºC y preparamos una bandeja. Estiramos muy bien el hojaldre y cortamos rectángulos del tamaño que más nos guste. Colocamos una porción de membrillo en la mitad de cada pieza, añadimos canela y ralladura de limón y los cerramos sobre sí mismos, poniéndolos en la bandeja. Batimos el huevo y pintamos cada pañuelo, cerrándolos bien con ayuda de un tenedor. Los horneamos durante unos 20 minutos, o hasta que el hojaldre esté bien dorado.

Bizcocho de dulce de membrillo y miel

Bizcocho de membrillo

Los bizcochos de miel y frutos secos son muy típicos de la repostería europea, sobre todo cuando se acerca el otoño. La miel hace que se conserven durante más tiempo y potencia el aroma de las especias, con una miga húmeda y sabrosa. Normalmente se enriquecen con almendras, nueces y frutas secas, así que te proponemos añadir dulce de membrillo para crear un postre o merienda muy original.

  • Ingredientes: 100 g de mantequilla, 50 g de azúcar moreno, 220 g de miel, 2 huevos, 120 ml de leche, 500 g de harina, 1 paquete de levadura, 100 g de dulce de membrillo picado, 50 g de almendras, 50 g de avellanas o nueces, 1 cucharadita de canela, 1 cucharadita de jengibre, 1/2 cucharadita de nuez moscada, 1 pizca de sal, almendras para decorar.
  • Elaboración: precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos o forramos un molde rectangular. Derretimos en un cazo la mantequilla con el azúcar y la miel, y dejamos templar. Añadimos los huevos y batimos bien con la leche. Lo echamos en un cuenco grande y mezclamos con la harina, la levadura, el dulce de membrillo, los frutos secos, las especias y la sal. Vertemos en el molde, decoramos con almendras y horneamos durante unos 55 minutos.

Crema catalana con dulce de membrillo al jengibre

Crema catalana

Terminamos con un postre de cuchara muy tradicional al que le vamos a dar un toque especial. Utiliza moldes opacos para sorprender, ya que vamos a colocar un fondo de membrillo que quedará escondido debajo de la crema. El jengibre añade un punto aromático muy interesante que ensalza el dulce sabor de la fruta.

  • Ingredientes: 200 ml de nata líquida, 400 ml de leche entera, 1 vaina de vainilla, 1 trocito de jengibre fresco, 6 yemas de huevo, 75 g de azúcar, 1 cucharada de almidón de maíz, 1/2 cucharadita de jengibre molido, 150 g de dulce de membrillo, azúcar extra para quemar.
  • Elaboración: colocamos la nata y la leche en un cazo con la vainilla y el jengibre fresco pelado. Cocemos sin dejar que llegue a hervir durante 10 minutos. Retiramos las especias y dejamos enfriar un poco. Aparte batimos las yemas con el azúcar y el almidón. Añadimos poco a poco la mezcla de nata y lo devolvemos al fuego, dejando que se espese a temperatura suave sin dejar de remover. Aparte batimos con unas varillas el membrillo picado junto con el jengibre molido. Repartimos el membrillo en el fondo de moldes y cubrimos con la crema. Dejamos enfriar y añadimos azúcar por encima para quemarlo con un soplete antes de servir.

Fotos | ajafoto - SharafMaksumov - Zaharia_Bogdan - harmoony - margouillatphotos - tbralnina - Jultud

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos