Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Kaiku sin lactosa

descripción del destacado 1

Aprender a vivir sin lactosa

2 comentarios

Café

Cuando escuchamos por primera vez “intolerancia a la lactosa”, a mi mujer se le cayó el mundo a los pies. Solo pensaba que a partir de ahora todo serían restricciones, limitaciones y lagrimillas perdidas ante una pastelería, porque todo hay que decirlo ella es muy golosa (y casi todas las chuches llevan lactosa). Todo iban a ser cambios.

Sin embargo, yo soy muy positivo y me acordé de una frase que me gusta mucho que dice que “ser inteligente es adaptarse a las nuevas circunstancias”.

Después de unos meses podemos decir que nos hemos adaptado a las nuevas circunstancias y ha sido un cambio a mejor. Solo es cuestión de modificar hábitos alimenticios y apostar por una comida más sana. Y sobre todo, pensar un poco más en lo que comemos.

Por ejemplo, si vamos a estar fuera de casa a media mañana en otras ocasiones compraba cualquier cosa. Ahora lleva siempre su fruta.

Al principio también nos preocupaba el salir fuera de casa a comer o a tomar un helado. Pero con el paso de los meses, hemos descubierto que podemos seguir haciéndolo exactamente igual pero simplemente con cuidado.

Por otro lado, en el mercado existen infinidad de alimentos sin lactosa, como quesos, yogures y leches. Además también existen alternativas vegetales como la soja, el arroz, la avena o el coco, de las que os hablaremos más adelante.

Como veis, ser intolerante a la lactosa no es ninguna enfermedad ni supone un problema ni hay alimentos que nunca volverás a comer. Únicamente, hay que estudiar nuevas formas de elaboración y sustituir ingredientes.

Y si estáis preocupados por esas pequeñas tentaciones, en forma de caprichos que antes os dabais; Tranquilos, que aquí os vamos a dar recetas e ideas, que os van a encantar.

Foto | marfis75

Dani

Daniel Martínez es un gastrónomo empedernido. Desde hace un año a su mujer le detectaron intolerancia a la lactosa, desde entonces busca soluciones sencillas y ricas a la comida diaria. Actualmente es coordinador y editor de Directo al Paladar.

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de Franchessca !

    No sé pintxo, si aparte de este artículo, habrás hecho algún otro regalo a tu mujer, pero permíteme que te diga(y perdonona mi intromisión) que este, es un hermoso regalo en el dia de San Valentin, el mejor de todos, lejos de intereses comerciales, hecho desde la preocupación por su bienestar y su salud( no sé, si parecerá una cursileria, pero lo percibo así).Al mismo tiempo, sirve como ya dije en una anterior ocasión "para dar naturalidad" a un problema que debe dejar de serlo y por supuesto para informar.

  • 2

    !
    | 2 estrellas

    Hola Pintxo, me encanta tu forma de ver el problema, pero otra cosa es ser intolerante a la lactosa. Cada vez estamos menos limitados, pero no nos engañemos, lo estamos y mucho. En mi ciudad no encuentro en todos los supermercados productos sin lactosa, si tomo helado tiene que ser de yogur y con muchísimo cuidado, le ponen bastante nata. Si salimos a cenar o a comer, solo tengo 3 sitios de confianza donde adaptan el menú para mi, ciertamente es todo un lujo. Lo peor es cuando salgo de casa, de mi ciudad. Se acabo la costumbre de tomar un café con leche y mucha espuma, una leche merengada en una terraza, si, vale, solo es cuestión de cambiar hábitos, pero si en la hostelería pusieran punto, no estaríamos tan limitados. Recuerdo hace 10 años cuando me lo diagnosticaron. Celebrábamos el cumple de mi marido al día siguiente. Habíamos reservado en el restaurante Chez Victor, una estrella michelín por entonces. Cuando vi la carta y me dijeron que solo me harían un filete a la plancha y un zumo de naranja me entraron ganas de llorar. No podía comer nada mas...hoy día todo esto ha cambiado mucho, pero un tengo algún problema con la jeta (la maceran en leche), el bacalao (macerado en leche) en algunos sitios así es. EN fin, poco a poco, vamos consiguiendo cositas ;-)