Bolas de patata rellenas: la receta infalible para conquistar a grandes y pequeños

Bolas de patata rellenas: la receta infalible para conquistar a grandes y pequeños
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hay recetas que, irremediablemente, nos transportan a través del paladar a días de sol, buen tiempo y relax. A picoteos en nuestra terraza favorita con amigos y familia. A aperitivos que empiezan a mediodía y se alargan hasta el atardecer. ¿Un ejemplo? Estas bolas de patatas rellenas: todo un clásico de las barras de los bares españoles que también podemos preparar en casa para disfrutar de un picoteo de lo más sabroso.

Para elaborarlas sin complicarse más de la cuenta, el puré de patatas Maggi será la clave del éxito. Sin conservantes, colorantes ni gluten y elaborado en un 99 % con patatas de la más alta calidad, se convertirá en todo un aliado para preparar este aperitivo de manera sencilla y más rápida. Además, les dará un toque cremoso irresistible.

Ingredientes

  • 115 g (un sobre) de puré de patatas Maggi
  • 50 g de tomate frito estilo casero Solís
  • 125 g de carne picada cerdo y ternera
  • 1 cebolla (100 g)
  • 1 diente de ajo
  • 450 ml de agua
  • 2 huevos
  • 80 g de pan rallado
  • 30 g de harina
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Dos cucharadas de aceite de oliva suave
  • Aceite para freír
  • Salsa brava

Dificultad

Media

Tiempo de preparación

35 minutos

Tiempo de cocción

35 minutos

Cómo preparar bolas de patata rellenas paso a paso

Bolas De Patata Rellenas2

Se trata de una receta sencilla, pero que requiere seguir cuidadosamente el proceso. Una pizca de paciencia será, pues, el ingrediente extra de estas bolas de patata rellenas.

Preparamos el relleno

Empezamos pelando y cortando la cebolla en dados pequeños. A continuación, pelamos y picamos el ajo. Calentamos una sartén con dos cucharadas de aceite caliente y añadimos la cebolla y el ajo. Dejamos cocinar durante 8-10 minutos, removiendo con frecuencia.

Añadimos a la sartén la carne picada, salpimentamos y cocinamos durante 5 minutos más, mezclando los ingredientes. Agregamos el tomate frito, bajamos el fuego y cocinamos durante 10 minutos, removiendo bien hasta que el líquido se reduzca. Dejamos enfriar y ya tendremos el relleno listo.

A por las bolas de patata

Preparamos el puré Maggi con agua. Para ello, calentamos el líquido en un cazo y, cuando esté en el punto de ebullición, diluimos los copos de patata. Dejamos reposar durante dos minutos y removemos con ayuda de una cuchara. El cremoso puré estará listo, así que lo dejamos templar para poder manejarlo.

Con las manos ligeramente humedecidas en agua y el puré ya templado, vamos formando bolas de patata. Las repartimos sobre la superficie de trabajo y aplanamos. Sobre cada una de ellas, colocamos una cucharada del relleno de carne picada. A continuación, las cerramos sobre sí mismas, dándoles de nuevo forma redonda. Las dejamos enfriar en la nevera durante 15 minutos.

Doble capa de rebozado

El siguiente paso será rebozar las bolas de patata, para lo que las pasaremos por harina, huevo batido y pan rallado. Antes de freírlas, repetimos de nuevo con el huevo batido y pan rallado, para darles una doble capa de rebozado que las hará más crujientes.

Las freímos en abundante aceite hasta que queden doradas. Al sacarlas, dejamos que reposen unos minutos en papel de cocina absorbente, de modo que se elimine el exceso de aceite. Antes de servirlas, las coronamos con una capa ligera de salsa brava ¡y a disfrutar del picoteo!

Trucos y consejos para unas ricas bolas de patata rellenas

La elevada calidad de las patatas que selecciona Maggi, junto a su cuidado proceso de elaboración, permiten obtener un puré sabroso y cremoso. No obstante, si queremos añadir un punto extra de cremosidad a esta receta, podemos sustituir parte del agua por nata líquida.

Con la carne picada como base, podemos darle nuestro toque al relleno añadiéndole una pizca de tabasco para conquistar a los paladares amantes del picante. En el caso contrario, si lo que queremos es hacer que estas bolas de patata sean aptas para niños, podemos sustituir la salsa brava por mayonesa o salsa rosa.

Para dar un punto distinto al rebozado, se puede añadir perejil picado al pan rallado, lo que aportará un sabor potente y sorprendente a las bolas de patata.

¿Y cómo conseguir que no se abran al freírlas? Dejando que el aceite se caliente de verdad (no valen las prisas en este paso), lo que nos garantizará un resultado excelente.

¿Con qué acompañar las bolas de patata rellenas?

Esta receta es perfecta para tomar en un aperitivo, junto a un hummus o una nutrida tabla de quesos para compartir. Pero también funciona a la perfección como plato informal o cena familiar. En ese caso, la compañera perfecta será una ensalada de tomate, cebolla tierna y un buen baño de aceite de oliva virgen extra.

Otros rellenos para las bolas de patata

bolas de patata

Una vez que dominemos la técnica de preparar estas bolas de patata, podemos probar nuevos rellenos. ¿Uno apto para vegetarianos? Podemos sustituir la carne por soja texturizada. El resultado será sorprendentemente parecido.

La carne también se puede cambiar por atún. En ese caso, convendrá escurrirlo muy bien antes de añadirlo a la sartén. Y, si queremos complacer a aquellos que adoran el queso, nada como rellenar las bolas con perlas de mozzarella (con o sin carne picada). Se fundirán al freírlas y se convertirán en el aperitivo favorito de los devotos de este producto lácteo.

Imágenes: iStock/rezendeluan

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca
Comentarios cerrados
Inicio