Publicidad

Estas croquetas de calabaza dan un toque diferente al aperitivo por excelencia

Estas croquetas de calabaza dan un toque diferente al aperitivo por excelencia
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

¿Existe en el mundo un plato más agradecido, irresistible y versátil que las croquetas? Imprescindibles a la hora del aperitivo, son una de nuestras tapas más populares, pero también se convierten en un bocado estupendo para abrir cualquier menú o para alegrarnos la cena. Hoy te proponemos sorprender en casa con una original variante de la receta tradicional: unas deliciosas croquetas de calabaza.

Nadie se resiste a unas buenas croquetas caseras, pero para triunfar con ellas hay que prepararlas bien. La clave está en lograr ese contraste perfecto entre el rebozado crujiente y la textura cremosa interior, y todo con un sabor irresistible.

Olvídate de tener que lidiar con la tradicional bechamel, gracias al nuevo puré de calabaza Maggi, tan sencillo y rápido de hacer como el puré de patatas de siempre, pero con un toque diferente que lo hace único. Ideal para salir de la rutina y disfrutar en casa de un plato tan apetecible como nutritivo.

El puré de calabaza Maggi está elaborado con ingredientes que ya conoces: patatas de la mejor calidad, calabaza, quinoa y zanahoria, una combinación de alimentos de lo más saludable y que ofrece la misma versatilidad en la cocina que el puré de patatas Maggi tradicional. ¿Te animas a probarlo con estas ricas croquetas?

Los mejores ingredientes para hacer croquetas de calabaza

  • 2 bolsas (65 g) de puré de patatas Maggi con calabaza
  • 200 ml de leche entera o semidesnatada
  • 160 ml de agua
  • 20 g de mantequilla
  • 2 cucharadas de queso rallado (tipo parmesano o gruyère)
  • 100 g de cebolla caramelizada
  • Harina de trigo
  • 2 huevos y 1 yema
  • Pan rallado
  • Nuez moscada rallada al gusto
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra abundante para freír

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

10 minutos

Tiempo de cocción

20 minutos

Cómo se hacen las croquetas de calabaza paso a paso

Infografia Maggi Croquetas De Calabaza 2

El primer paso, un rico puré

Hacemos el puré de patatas y calabaza con la leche y el agua, siguiendo las instrucciones del paquete, para obtener un puré espeso. Lo reservamos.

Seguimos con la masa de las croquetas

Picamos la cebolla caramelizada y la mezclamos con el puré en un bol. Añadimos el queso, la mantequilla, la yema de huevo y una pizca de nuez moscada. Mezclamos suavemente y lo tapamos con plástico film, en contacto con la masa para que no se forme costra, y dejamos en la nevera, como mínimo dos horas.

El turno del rebozado

Disponemos un plato hondo con harina, otro con los dos huevos ligeramente batidos y otro con pan rallado. Preparamos también un plato grande y ponemos abundante aceite de oliva en una sartén profunda o un cazo.

Croquetas De Calabaza

Vamos tomando pequeñas porciones de masa y boleamos con las manos o dos cucharas para formar las croquetas, procurando que tengan un tamaño similar, no demasiado grandes. Las rebozamos pasándolas primero por harina, luego por el huevo batido y, por último, por el pan rallado. Sacudimos suavemente el exceso y las vamos dejando en el plato. Cuando estén todas, las dejamos 10 minutos en la nevera.

A freír y disfrutar

Preparamos una fuente cubriéndola con papel de cocina y ponemos a calentar el aceite. Cuando esté bien caliente, pero sin que llegue a humear, a unos 180ºC, vamos friendo las croquetas por tandas, para que no se baje la temperatura. Cocinamos hasta que estén bien doradas, las retiramos y dejamos escurrir sobre el papel absorbente. Continuamos hasta terminar con todas las croquetas.

Trucos y consejos para triunfar con tus croquetas

Croquetas De Calabaza 3

Dale tu toque de sabor

Igual de versátiles que el propio puré de calabaza Maggi, puedes personalizar estas croquetas con pequeños toques de sabor diferentes, por ejemplo, cambiando el queso por otro con más personalidad, como uno azul o ahumado, o agregando algunas hierbas frescas picadas.

Un rebozado diferente

La base de puré de calabaza te garantiza obtener esa cremosidad irresistible del interior de las croquetas, jugosas y melosas. Para conseguir un rebozado perfecto, crujiente y ligero, puedes usar harina de arroz en lugar de harina de trigo, y prueba también a combinar el pan rallado con copos de puré de patatas Maggi.

La fritura perfecta

Deja las croquetas ya formadas en la nevera para que se asiente el rebozado mientras se calienta el aceite. Utiliza aceite de oliva virgen extra, que resiste muy bien las altas temperaturas, y controla la temperatura con un termómetro de cocina para asegurarte de que alcanza unos 180ºC.

Deposita las croquetas en el aceite una a una, con cuidado para que no salpiquen, y no llenes demasiado la sartén para que no se baje la temperatura. Espera a que estén bien doraditas por todas partes antes de retirarlas a una fuente con papel absorbente, ayudándote de una espumadera.

Las mejores recetas de croquetas

Croquetas Jamon

Croquetas de calabaza y setas

Dale un sabor aún más otoñal a estas croquetas sustituyendo la cebolla caramelizada por unas setas salteadas, ligeramente picadas. Puedes usar las que más te gusten o combinar diferentes tipos.

Croquetas de calabaza y jamón

Enriquece aún más el relleno cremoso de tus croquetas con jamón cocido en tacos, muy picado, o utiliza jamón serrano si las quieres todavía más sabrosas. Añadirá un contrapunto salado delicioso para combinar con el sabor ligeramente dulce de la calabaza.

Croquetas marineras

Si eres más de sabores marinos, prueba a añadir a tus croquetas unas colas de langostinos salteadas, gambas cocidas, bacalao desalado desmigado o una pata de pulpo cocida y bien picada.

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios