Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Cómo preparar tomate seco casero

Cómo preparar tomate seco casero
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Seguro que todos habéis visto alguna vez el tomate seco y que, muy probablemente, seáis consumidores asiduos del mismo y lo uséis en vuestras recetas. El tomate seco es un ingrediente que alegra y potencia el sabor de muchos platos, perfecto para utilizar en ensaladas, wraps, sandwiches, pizzas y pastas, entre muchos otros.

Preparar tomate seco casero es muy, pero que muy, fácil. No requiere esfuerzo alguno, aunque hay que contar con algo de tiempo, porque el proceso de secado es largo. Precisa de horas para perder su humedad natural, pero merece la pena organizarse, porque con el secado el tomate intensifica su sabor y se transforma en un bocatto di cardinale.

Es conveniente esperar una semana antes de consumir nuestro tomate seco casero, para permitir que el sabor se asiente al tiempo que absorbe los aromas del aceite de oliva virgen extra en el que se conserva. Podemos también aromatizarlo introduciendo en el bote un diente de ajo, bolas de pimienta o unas hierbas frescas. Cualquiera de estos otros tres condimentos conferirá un toque muy especial a nuestro tomate seco casero. Vamos a ver cómo prepararlo.

Ingredientes para 20 unidades de tomate seco

  • Cinco tomates Kumato®, dos cucharaditas de sal, dos cucharaditas de azúcar, dos cucharaditas de hierbas provenzales y aceite de oliva virgen extra (para conservar los tomates).

Cómo preparar tomate seco casero

La preparación del tomate seco casero es muy sencilla. No requiere de esfuerzo alguno, pero si de mucha paciencia, porque no es algo que se pueda tener listo en poco tiempo. Si lo queremos hacer al sol, de forma tradicional, solo tenemos que organizarnos bien, pues el secado lleva días, aunque siempre podemos recurrir al horno y acortar el tiempo.

Nosotros hemos recurrido al horno para preparar nuestro tomate seco casero. Para ello, hemos lavado bien los tomates Kumato®, los hemos cortado en cuartos y colocado sobre una fuente de horno bien separados entre sí. Después los hemos espolvoreado con la sal y el azúcar y hemos dejado que reposaran durante media hora.

Una vez reposados, los hemos espolvoreado con las hierbas provenzales e introducido en el horno pre-calentado a 100ºC, donde hemos dejado que se secaran a esta temperatura durante un total de seis a ocho horas, volteando los cuartos de tomate Kumato® de vez en cuando durante el proceso.

El esfuerzo que requiere elaborar tomate seco casero es nulo. Solo hay que estar pendientes de voltear de vez en cuando, nada más. Cuando los tomates están listos, los dejamos enfriar y los introducimos en un bote de cristal y los cubrimos con aceite de oliva virgen extra. Conservamos el tomate seco en la nevera y lo usamos al gusto en el plazo de un mes.

Otra manera de preparar el tomate seco casero es al sol, como hemos mencionado al principio. Para ello, es imprescindible contar con unas condiciones climatológicas concretas, es decir, con sol y calor. Procedemos de igual manera que si los fuésemos a preparar al horno y disponemos los cuartos de tomate Kumato® sobre una fuente, con las semillas hacia arriba y separados entre sí.

Cubrimos la fuente con un mosquitero y la colocamos al sol durante todo el día. Cuando el sol se ponga, metemos la fuente en casa y la volvemos a sacar al sol al día siguiente. Repetimos esta operación durante varios días, aproximadamente siete, hasta que veamos que los tomates están secos y a nuestro gusto. Entonces los envasamos en un bote con aceite tal y como hemos indicado.

Paso A Paso Tomate Seco Kumato

Tiempo de elaboración | 8 horas si los hacemos al horno o 7 días si los hacemos al sol
Dificultad | Muy fácil

Degustación

El tomate seco casero es un ingrediente que, por su potencia de sabor, tiene la capacidad de transformar aquellos platos en los que lo utilicemos. Se puede utilizar como acompañamiento de quesos, agregar a las salsas de nuestras recetas de pasta, a las pizzas, a las ensaladas o a los bocatas.

Estas son solo unas pocas de las muchas maneras que existen de emplearlo en la cocina. Seguro que vosotros tenéis ideas geniales que aportar y podéis compartir participando en el concurso de Lo Tuyo También es Alta Cocina. ¿Os animáis a ello y a divertiros un rato rebautizándolas con un nombre de cocina de autor?

Publicidad

También te puede gustar

Inicio