Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Kaiku sin lactosa

descripción del destacado 1

Dos soluciones sencillas para reconfortar a nuestro organismo en vacaciones

2 comentarios

Hotel

Todos anhelamos que lleguen las vacaciones de verano, pero cuando estamos en ‘pleno descanso’, nos damos cuenta de que nos encontramos inusualmente agotados, aunque queremos seguir sintiéndonos bien para pasarlo genial.

Se acabaron los madrugones, las prisas, las obligaciones laborales, los horarios, los compromisos… pero también se acabó la rutina (que a veces es aburrida pero también nos da tranquilidad).

Y a cambio llegaron las comidas a deshora, el afán de descubrir lugares nuevos y las ganas de asistir a tantas actividades que no nos podemos permitir durante el resto del año; sin contar con que nos acostamos muy, muy tarde. A veces parece que nos cansemos más, ¿verdad?, y si no tenemos cuidado de alimentarnos bien, nuestro organismo se resentirá. Por eso quiero compartir dos trucos para compensar el hecho de que (sin querer) nos saltemos comidas, y que a la vez nos dan fuerzas para seguir disfrutando. Vaso de leche

¿Recordáis esos vasos de leche que tomabais de niños después de la cena?, eran una forma estupenda de acabar el día ¿verdad? Ahora podemos retomar esa sana costumbre con la leche semidesnatada o entera de Kaiku, ambas sin lactosa. Y si queréis hacerlas aún más apetecibles, endulzadlas al gusto con azúcar y echadles una pizca de canela… resultan deliciosas.

Así que el primer consejo es tomar un vaso de leche (fría porque hace calor) antes de dormir, justo cuando volvamos a casa o al apartamento después del cine de verano o de asistir al recorrido nocturno por el museo. Debéis saber además que beber leche suele ayudar a conciliar el sueño porque contiene un aminoácido que estimula la producción de la 'hormona del sueño'.

No hace falta que os recuerde que no es necesario tener intolerancia a la lactosa para disfrutar de los lácteos sin lactosa, es fácil comprobar lo bien que nos sientan, y esto es porque al tomarlos evitamos esas incómodas molestias intestinales que tan bien conocemos (gases, malestar, etc.)

Batido de frutas

Y ¿qué me decís de tomar un buen batido natural al regresar de la playa por la tarde? Es tan fácil como añadir un plátano y una galleta a un vaso de leche sin lactosa y batirlo, o poner en el vaso de la batidora un yogur natural azucarado sin lactosa, cuatro albaricoques maduros y una cucharada de azúcar. ¿No os apetece?

Los batidos con frutas y lácteos están muy ricos y son nutritivos, sólo debéis tener cuidado de no añadir frutas muy ácidas a la leche, porque la cortan; e intentar tomar vuestro batido inmediatamente después de prepararlo, para que conserve sus propiedades y su sabor inigualable. Una merienda como las de vuestra infancia para personas que desean recuperar energías en plenas vacaciones.

Sé que para sentirnos bien debemos estar muy pendientes de nuestra alimentación, de que sea saludable. Pero en ocasiones es posible conseguirlo mediante soluciones sencillas que podemos poner en práctica en (casi) cualquier momento

Imágenes | Paul from www.Castaways.com.au, fshields, fredv en Flickr Más información | Kaiku sin Lactosa
Más información | Kaiku sin lactosa en Facebook

Macarena


Macarena González es una mamá a la que le gusta meterse en la cocina para elaborar platos clásicos, y también para experimentar con nuevas texturas y sabores. Está convencida de que la comida es fuente de salud, por eso cada día dedica tiempo a escoger los mejores ingredientes con los que preparar alimentos para su familia. Es editora en Peques y Más.

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de Rumpel !
    Rumpel | 2 estrellas

    Genial! Qué buena idea, ahora que me estaba planteando pillarme vacaciones para descansar de las vacaciones :D

  • 2

    Avatar de macarenagv !

    Perdona por haber tardado en contestar, me ha hecho gracia lo de pillarte vacaciones para descansar de las 'idem', es lo que pasa, al perder las rutinas también dejamos de prestarnos atención y eso repercute en nuestra salud.

    Gracias por el comentario.