Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Kaiku sin lactosa

descripción del destacado 1

Receta de clafoutis de cerezas sin lactosa

7 comentarios

Clafoutis de cerezas sin lactosa

Hace unos días mi compañera Macarena nos sedujo con una fantástica tarta de cerezas, y yo no he podido evitar utilizar esta deliciosa fruta para elaborar otro postre muy adecuado para el verano. El clafoutis es una preparación francesa que consiste en una masa líquida parecida a la de los crêpes cuajada en el horno. Se puede elaborar con otras frutas, pero el clafoutis de cerezas es la receta más tradicional.

Aprovechando que estamos en plena temporada de cerezas, es un postre ideal para los días calurosos. Aunque se prepara en el horno, lo mejor es dejarlo reposar y que se enfríe en la nevera para disfrutarlo fresquito. Resulta muy ligero pero delicioso, y empleando leche sin lactosa cualquiera podrá disfrutar de este postre.

Ingredientes para un molde de 18-20 cm

  • 3 huevos L, 40 gr de harina, 50 gr de azúcar, 1 pizca de sal, ½ cucharadita de esencia de vainilla, 250 ml de leche Kaiku sin lactosa, 400 gr de cerezas, pesadas sin hueso.

Cómo hacer clafoutis de cerezas sin lactosa

Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde de unos 20 cm de diámetro y de paredes bajas. Lavar bien las cerezas y quitarles el hueso, partiéndolas por la mitad.

Batir en un recipiente los huevos con la harina, el azúcar y la sal, hasta que quede una mezcla ligeramente espumosa. Añadir la leche Kaiku sin lactosa y la esencia de vainilla, batiendo bien hasta que quede una crema homogénea.

Disponer las cerezas sobre el molde y cubrir con la mezcla de la masa, procurando que se distribuya de forma homogénea. Hornear sobre una rejilla durante unos 30-35 minutos, hasta que al pinchar un palillo salga limpio.

Dejar enfriar y guardar en la nevera antes de servir.

Clafoutis de cerezas sin lactosa. Pasos

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Lo mejor es servir el clafoutis de cerezas sin lactosa frío, pero para que no se pierda mucho el sabor podemos dejarlo atemperar unos minutos fuera de la nevera antes de servir. Para darle un toque más bonito, podemos espolvorearlo con azúcar glas (lustre) pasado por un colador.

Liliana Fuchs

Liliana Fuchs es una joven murciana que se trasladó a Madrid después de licenciarse en Historia de arte. Hace años le detectaron intolerancia a la lactosa pero eso no ha impedido que siga disfrutando de una de sus pasiones, la cocina rica y saludable. Actualmente es editora en Directo al Paladar

+ Deja tu comentario

Comentarios