Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Recetas de navidad sin lactosa: Panacotta de vainilla festiva

1 comentario

Panacotta de vainilla festiva sin lactosa

Hoy es Nochebuena y seguro que la mayoría tenéis ya cerrado el menú para esta noche desde hace días, aunque quizá seáis como yo y hayáis dejado algunos preparativos para el último momento. En cualquier caso, recordad que hay que dejar un hueco para el postre después de la cena, y es que ningún festín que se precie puede terminar sin un bocado dulce. La receta de panacotta de vainilla festiva que os traigo hoy, es ideal si no tenemos mucho tiempo en la cocina.

La panacotta es un postre estupendo para una noche como la de hoy, ya que resulta suave y muy refrescante, y al prepararla con productos sin lactosa conseguiremos además que sea muy ligera. Con un molde navideño bonito y algún toque de color que combine con el elegante blanco de la panacotta, tendremos un delicioso postre festivo para el que apenas se necesita tiempo de preparación.

Ingredientes

Cómo hacer panacotta de vainilla festiva

Colocar la gelatina en polvo en un vaso, añadir leche entera Kaiku sin lactosa fría hasta la mitad y remover bien para disolverla. Reservar.

Poner en un cazo el azúcar, el azúcar vainillado, la nata para montar Kaiku sin lactosa y el resto de la leche. Mezclar y calentar hasta llevar a ebullición. Retirar del fuego e incorporar la gelatina disuelta reservada, mezclando bien.

Llenar un molde con una forma navideña y dejar enfriar a temperatura ambiente durante una media hora. Llevar a la nevera y dejar cuajar como mínimo dos horas. Desmoldar sobre una bandeja, separando con cuidado los laterales del molde con un cuchillo de punta redonda. Decorar con frambuesas o frutos rojos.

Panacotta de vainilla festiva sin lactosa. Pasos

Tiempo de elaboración | 20 minutos más el enfriado Dificultad | Fácil

Degustación

La panacotta de vainilla festiva se sirve fría, aunque es recomendable dejarla templar un poco a temperatura ambiente antes de degustarla, para que se aprecien mejor los sabores. Una vez desmoldada, se puede guardar en la nevera sin problemas de un día para otro.

En Espacio Sin Lactosa | Recetas de Navidad sin lactosa: roscón de Reyes relleno de nata montada En Espacio Sin Lactosa | Recetas de Navidad sin lactosa: piruletas festivas de queso emmental

Liliana Fuchs

Liliana Fuchs es una joven murciana que se trasladó a Madrid después de licenciarse en Historia de arte. Hace años le detectaron intolerancia a la lactosa pero eso no ha impedido que siga disfrutando de una de sus pasiones, la cocina rica y saludable. Actualmente es editora en Directo al Paladar

Comentarios