Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cuándo sustituirá la tecnología al cocinero?

¿Cuándo sustituirá la tecnología al cocinero?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que el hombre dominara el fuego y empezara a cocer los alimentos, la historia está llena de inventos para convertir el arte de la cocina en una ciencia. Desde las primeras “estufas de cocción” con el fuego completamente encerrado de la Dinastía Qin en el siglo III a.C. hasta los últimos avances de automatización de hoy, la historia de la cocina es la historia de cómo conseguir eliminar la variable humana de la ecuación, cuya única incógnita restante es ¿cuándo sustituirá la tecnología al cocinero?

Para poder responder a esa pregunta y asomarnos al futuro, lo mejor es mirar primero al pasado. Revisando los momentos claves en la evolución de la cocina, podemos comprender mejor hacia dónde nos dirigimos.

17 momentos claves de la historia de la cocina

Historia Cocina Aeg

Al principio, el objetivo del hombre y sus inventos fue el de poder controlar y regular la fuente de calor. Así podía estimar el tiempo de cocción necesario para lograr el resultado deseado.

Buen ejemplo de ello es la cocina diseñada por Count Rumford, que con un solo fuego podía regular varios fogones al mismo tiempo, siendo la precursora industrial de las “cocinas económicas” de fundición, madres (o más bien abuelas) de nuestras cocinas modernas.

Permitir ajustar la temperatura de hornos y cocinas junto a la programación del tiempo, ha supuesto no estar siempre pendiente de la cocción

Con los años, este control se hizo más preciso. Los hornos y cocinas empezaron a permitir ajustar la temperatura y la potencia con márgenes cada vez más pequeños, lo que unido a la posibilidad de programar el tiempo, eliminó la necesidad de estar constantemente pendiente de la cocción.

Cocina Aeg

El microondas fue un paso más en esa dirección. Gracias a un control muy preciso de la potencia y una distribución uniforme de la energía, el aparato puede calcular él solo el tiempo de cocción necesario en función del tipo de alimento y su peso.

También son muy prácticas en este sentido las ollas programables. Al principio eran poco más que una olla con una resistencia y un temporizador, pero ahora han avanzado mucho en los últimos años. Ahora pueden cocinar recetas complejas que elegimos en una pantalla táctil o nuestro teléfono móvil.

Otros aparatos, como los robots de cocina, combinan esta “cocción programada” con unas aspas que remueven los alimentos al mismo tiempo, eliminando una variable humana más de la ecuación.

Cocina Futuro Tecnologia Aeg

Quizás actualmente no se trate de sustituir al cocinero, sino de evitar fallos innecesarios. Por ejemplo, la sonda térmica SenseCook de los hornos Mastery Range de AEG, le proporciona la información necesaria al horno sobre la temperatura interior de la carne. Así, puede determinar con precisión cuándo está cocinada a la perfección (al punto, poco hecha, bien hecha... según indiquemos) para detener la cocción y avisarnos de que la comida está lista.

Es un avance muy cómodo que ahorra tiempo y preocupación al cocinero, evitando errores de cocción porque nos despistemos un momento o porque, simplemente, calcular el punto de una carne “a ojo” es mucho más complicado.

La cocina del futuro

La cocina del futuro

La automatización en la cocina se irá incrementando progresivamente en los próximos años gracias a un mayor control de la temperatura de los alimentos con sondas y sensores mejorados, que proporcionarán a los hornos y cocinas inteligentes la información necesaria para cocinar cualquier receta a la perfección.

Los nuevos electrodomésticos nos ayudarán a que cocinar sea más fácil que nunca, a tener que hacer las cosas menos “a ojo”

También llegará el momento en el que podremos manejar nuestra cocina con el teléfono móvil de manera remota, o incluso actualizar su recetario y configuración a través de internet.

Sin embargo, ¿realmente sustituye eso al cocinero? ¿Sustituiría al arquitecto una máquina capaz de dibujar en el ordenador los planos que imagina en su mente? Probablemente no.

Hob2hood 3

Los nuevos electrodomésticos nos ayudarán a que cocinar sea más fácil que nunca, a tener que hacer las cosas menos “a ojo”, a no preocuparnos de elementos accesorios, como la campana extractora Hob2Hood de AEG, que se comunica con la encimera de inducción para ajustar la potencia de extracción. Pero las recetas serán nuestras, las seguiremos modificando a nuestro antojo y corrigiendo con la experiencia.

Eso, claro, hasta que a la inteligencia artificial le de por cocinar.

La inteligencia artificial, ¿La gran amenaza de la cocina?

Prediccion

El potencial de la inteligencia artificial es evidente. Hace poco hemos visto como una IA ha conseguido la puntuación máxima de Ms. Pacman (un juego antiguo de Atari 2600 con un dificultad endiablada) llegando a los 999.900 puntos, cuando el máximo logrado por un ser humano fue de 266.330.

Para las tareas más rutinarias como las de un cocinero en una cadena de comida rápida, la posibilidad de ser sustituido por un robot es alta

Pero el alcance de la inteligencia artificial va mucho más allá de los juegos. El objetivo es el de poder realizar trabajos que hasta ahora solo hacían los humanos, desde conductores de camiones hasta operadores de telefonía, pero también tareas más complejas como la de diseñar una página web. En la cocina, tenemos el precedente en el Chef Whatson, un proyecto de IBM que aplica la inteligencia artificial en la elaboración de recetas de forma "creativa", lo que llaman cocina cognitiva.

Entonces, ¿un futuro sin cocineros es posible? Pues depende. Hay una página web que predice con qué probabilidad un trabajo podrá hacerlo un robot en el año 2024. Para las tareas más rutinarias como las que pueda llevar a cabo un cocinero en una cadena de comida rápida o incluso un restaurante, las probabilidades son bastante altas. Sin embargo, si se trata de idear recetas, elaborar menús y dirigir una cocina, el pronóstico es más halagüeño, y es poco probable que la automatización llegue en un futuro cercano.

Gama Mastery de AEG: tecnología del presente que ayuda a cocinar

De momento la tecnología no ha llegado a sustituirnos, solo a hacernos la vida más fácil. Un gran ejemplo es la gama de cocina Mastery de AEG, que introduce el concepto de cocina responsive al crear unos electrodomésticos capaces de adaptarse a las necesidades del cocinero, incluso permitiendo aplicar técnicas profesionales como la cocina al vacío o a baja temperatura en el ámbito doméstico.

La innovación en esta cocina no sólo está en los hornos o la placa de inducción como cabría esperar. Toda la línea de electrodomésticos está pensada para tener una respuesta rápida a nuestro modo de cocinar. Incluso el lavaplatos o el frigorífico cuentan con avances destinados a facilitar tareas mecánicas, como la carga de vajilla, o el almacenamiento modular de los alimentos. En una cocina como la que propone AEG, solo cabe centrarse en lo más importante, que es cocinar.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos