Para los fans de la crema de orujo, lo mejor que les podría pasar este verano es esta versión de Ruavieja con menos azúcar

Para los fans de la crema de orujo, lo mejor que les podría pasar este verano es esta versión de Ruavieja con menos azúcar
Sin comentarios

Tan importante como mantener un estilo de vida equilibrado, es también acompañarlo de grandes placeres. Porque ya pasamos bastante tiempo haciendo deporte, cocinando recetas saludables y manteniendo buenos hábitos, como para tener que renunciar a momentos de disfrute con los nuestros. A veces, acompañados de caprichos que no pueden faltar, como la clásica crema de orujo que gusta a tantos.

¿Y si tuviésemos la posibilidad de seguir pasando buenos momentos con uno de los mejores licores gallegos en su versión más saludable? Ruavieja acaba de lanzar al mercado Ruavieja Cremosa Light, la alternativa perfecta para los fans de la crema de orujo. Tan sabrosa como siempre, pero con menos azúcar, para seguir alargando tus sobremesas de verano sin pensar en las calorías.

Mismo sabor, menos azúcar

Ruavieja Cremosa Light Brindis

Casi nadie puede resistirse al icónico sabor de una buena crema de orujo cuando terminamos cualquier comida entre familia y amigos. Sobre todo cuando llegan los días de verano, en los que las sobremesas se alargan eternamente y, licores como los de Ruavieja, se encargan de endulzar cada momento.

La nueva incorporación de la marca gallega, Ruavieja Cremosa Light, llega al mercado con un 60 por ciento menos de azúcares. Una opción ideal para aquellos que quieran seguir tomando su crema de siempre, pero que busquen reducir el consumo de azúcar.

El lanzamiento de la marca llega bajo el lema ‘Tenemos que vernos mejor’. Y es que este producto light puede presumir de tener hasta un 30 por ciento menos de calorías. Sin duda, la alternativa que todos los fans de la crema de orujo se alegrarán de tener este verano.

Más aún si el nuevo producto de la marca sigue manteniendo sus ingredientes claves, crema de leche y aguardiente, con matices de café y cacao, para que su sabor siga siendo el mismo de siempre. Y es que, después de más de 130 años de tradición, el mejor homenaje que la marca podía hacerse a sí misma (y a sus orígenes gallegos) es apostar por la innovación, sin perder ni un ápice de su esencia original.

Ruavieja Cremosa Light, el acompañante ligero de la sobremesa

Ligera, pero con sabor. Así es Ruavieja Cremosa Light, que se caracteriza por un atractivo aspecto brillante, un color marrón claro-latte y un tono opaco que hacen inconfundible a este producto. Al catarlo, es fácil percibir sus notas de cacao y leche, con un fondo de caramelo, café, aguardiente y frutos secos como la avellana.

A pesar de su menor contenido en azúcar, al probarlo se pueden percibir todos esos matices dulces y equilibrados en boca. Todos ellos, prácticamente iguales a los que notamos siempre que tomamos la crema de orujo original de la marca.

Cómo servir y maridar Ruavieja Cremosa Light

Ruavieja Cremosa Light Risas

Como maridaje, nada mejor que los postres clásicos de estilo cremoso y avainillado, como las natillas, las torrijas, los flanes o el arroz con leche. Aunque, si nos apetece algo más equilibrado y, en sintonía con la reducción de azúcares de Ruavieja Cremosa Light, nos podemos decantar por postres más ligeros: cuajada, pannacota o las versiones más saludables de la tarta de queso.

Por supuesto, también se puede acompañar del rey de las sobremesas: el café. Ruavieja Cremosa Light se acostumbra a tomar bien frío, solo y con cubitos de hielo, así que es buena idea tomar antes un espresso solo y caliente, que nos ayudará a tener todo un juego de contrastes en el paladar.

Ruavieja amigos

Además, también podemos recurrir al café en forma de postre y en su formato más veraniego. Por ejemplo, la crema funciona bien con helado de café, mousse o pudin. Pero también, con todo un clásico italiano como el tiramisú. Todas, recetas que ayudarán a potenciar el sabor inigualable de Ruavieja Cremosa Light y disfrutar sus interesantes matices, desde casa o en cualquier restaurante.

Pero si los postres no son lo nuestro, tampoco hay que poner límites cuando se trata de maridaje. Más aún si recurrimos a un producto como Ruavieja Cremosa Light para reducir el consumo de azúcar. En este caso, para los que prefieren tomar la crema de orujo sola, quizás durante una velada relajada, se puede acompañar con un aperitivo sencillo, como unas avellanas, unas almendras tostadas o, incluso, con fruta deshidratada, como unas rodajas de plátano.

Producto gallego, el mejor maridaje

Ruavieja Cremosa Light Maridaje Proximidad

Si de verdad queremos explorar la esencia gallega de un infalible de las sobremesas como la crema de orujo, no hay nada como recurrir al maridaje de proximidad. Es decir, al que se basa en las recetas y productos que marcan la gastronomía de Galicia, de donde proviene Ruavieja.

También, en este caso, el postre es el protagonista absoluto. Las filloas, la tarta de Santiago o la bica son algunos de los que mejor funcionan, tanto por el contraste entre texturas como por el equilibrio en torno a su sabor tradicional. Tampoco puede faltar la larpeira, por la deliciosa crema pastelera que recubre su superficie y que hará destacar los matices acaramelados de la crema de orujo.

Además, como Ruavieja Cremosa Light es más ligera y contiene menos azúcar, podremos hacer la mejor sobremesa (a la gallega) sin sentirnos muy pesados. Todo lo que siempre hemos querido como fans de la crema de orujo para disfrutar este verano.

Imágenes | Ruavieja, Pixabay

Comentarios cerrados
Inicio