Volver a la venta a granel, la solución para deshacerse de embalajes innecesarios

Síguenos

venta a granel

Tras plantear mis dudas sobre la eficacia y honestidad del reciclaje del plástico en algunas ciudades españolas, he decidido empezar a tomarme en serio reducir el uso que hago de este material. Como primera idea se me ocurre que volver a la venta a granel es una buena solución para deshacerse de embalajes innecesarios.

No me refiero sólo a la fruta y la verdura, que me parece aberrante que se venda en bandejas de plástico, ya que aún recuerdo como mi madre la compraba en la frutería sin bolsa alguna, simplemente metiéndola en el carro, sino a todos los ingredientes que puedan comprarse de esa manera.

Obviamente, no es una idea nueva ni revolucionaria, por ejemplo en Austin, Texas, acaban de abrir un supermercado en el que todo se vende a granel, desde arroz y legumbres hasta huevos y leche. Como se puede ver en el vídeo, el funcionamiento es sencillo: llevas tus propios envases, los taran, los llenas, pagas su peso y listo.

De esta manera, nuestra compra no produciría ningún tipo de residuo no orgánico al medio ambiente. Un gran avance teniendo en cuenta que los embalajes suponen el 40% de nuestras basuras y que son residuos que tardan muchísimo más en degradarse que la basura orgánica.

in.gredients

Desafortunadamente, iniciativas como esta son las menos, y plantean algunas dudas en cuenta a normativas de salud pública y etiquetado, pero no me cabe duda de que es el camino a seguir, porque como os he leído comentar, no tiene sentido que en un paquete de galletas, éstas vayan dentro de una caja de cartón, en una bandeja de plástico y envueltas individualmente, cuando podríamos ir al supermercado a que nos las pusieran en nuestra caja de las galletas metálica y reutilizable.

Esta claro que llevar una idea así a gran escala resultaría complicado, pero también estoy convencido de que está en nuestras manos, las de los consumidores, cambiar esta tendencia híper empaquetadora, simplemente renunciando a los productos que así se vendan, optando siempre por aquellos menos embalados o, preferiblemente, a granel.

compra a granel

Si acudimos a nuestros mercados, por ejemplo, no es complicado encontrar puestos que vendan legumbres a granel, también podemos recuperar nuestras viejas hueveras, las bolsas para el pan, los carros de la compra —de algo ha servido que nos cobren las bolsas de la compra, aunque sea una hipocresía— y renunciar en la medida de lo posible a los envases de plástico.

Mi madre, por ejemplo, compra frutas y verduras a un huerto cercano que se las envía en una caja retornable, sin un solo gramo de plástico que vaya a parar a los vertederos. Evidentemente, algunas cosas deberán llevar su embalaje, pero escogiendo la opción que menos plásticos y cartones incluya, estaremos aportando nuestro granito de arena y, de paso, mandándole un mensaje a las empresas que tanto gusto le han cogido a envolver sus productos como si fueran un regalo sorpresa.

Imágenes y vídeo | In.Gredients
En Directo al Paladar | ¿Reciclais en casa? La pregunta de la semana

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios