Publicidad

La diversidad entra en la cocina: cuatro soluciones para hacerla más accesible

La diversidad entra en la cocina: cuatro soluciones para hacerla más accesible
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Consciente de su diversidad, la sociedad va, poco a poco, adaptando sus espacios a las distintas necesidades de las personas. ¿El objetivo? Hacer que los entornos públicos y privados sean más integradores.

Cuando hablamos de diversidad e integración, hablamos de conseguir que los espacios sean más accesibles para todo tipo de personas. Sí, a nuestra mente vienen primero los mayores, pero, también, las mujeres embarazadas, los niños y cualquiera con una movilidad reducida (ya sea de manera temporal o permanente).

¿Puede esa accesibilidad entrar en nuestro hogar? Desde luego. Y la cocina es su primera parada. Porque todos, y especialmente los amantes de los fogones, pasamos mucho tiempo en esta estancia. Hacerla más práctica e integradora cambiará nuestro día a día: nos daremos cuenta de cómo esas limitaciones, ya sea en mayor o menor grado, también nos afectan. Y comprenderemos la capacidad transformadora de la funcionalidad.

Muebles más acogedores

Los muebles son los grandes protagonistas de la estancia, así que el camino hacia una cocina más accesible puede comenzar por ellos. Comodidad, funcionalidad y un extra de apoyo para quienes más lo necesitan es la razón de ser de OMTÄNKSAM, la nueva colección de IKEA, ya disponible en sus tiendas y diseñada para hacer la vida más fácil a través del diseño.

Ikea3

¿Cómo se consigue ese ambicioso objetivo? La silla OMTÄNKSAM (99€), por ejemplo, es más ancha de lo habitual y, por lo tanto, más cómoda para muchas personas. También cuenta con el asiento y el respaldo redondeados, por lo que ayuda a evitar sustos y golpes aparatosos y sirve como punto de apoyo para incorporarse (algo especialmente útil en el caso de niños y personas mayores).

“¿Y cómo puede una mesa ayudar a una vida más fácil?”, te preguntarás. El simple hecho de eliminar el bastidor hace que sea más cómoda, por ejemplo, para personas en silla de ruedas. O para mamás y papás que tienen que colocar la sillita de los niños junto a ellos. Es un requisito que cumple la mesa OMTÄNKSAM (199€): además, su superficie es resistente a los rayones y fácil de limpiar, ¿a quién no le beneficia esto?

Ikea 1

Accesorios para que cocinar sea más fácil

Si habitualmente buscamos recetas fáciles, sencillas y rápidas, ¿por qué no aplicar esos mismos principios a los utensilios de cocina? Mejorarán nuestra experiencia entre cazuelas y evitarán pequeñas frustraciones al, por ejemplo, no poder abrir un bote de conservas. Parece algo insignificante, pero, para personas con movilidad reducida o dolencias como artritis o artrosis, es una barrera con la que se topan en su día a día. El abrebotes (2€) de la colección OMTÄNKSAM, de goma, servirá para solventar ese problema.

Estás preparando un bizcocho, pero, al mezclar los ingredientes, tienes que emplear las dos manos para sujetar el cuenco. Y, al mismo tiempo, quieres revisar la receta en tu teléfono y sientes que te faltan manos. ¿Te suena esta micro frustración?

Los accesorios diseñados para que cocinar sea más fácil buscan, precisamente, acabar con esas situaciones. Es el caso del bol OMTÄNKSAM (19€), que cuenta con una tapa de silicona que, a su vez, sirve como base antideslizante para que puedas mezclar ingredientes como un o una malabarista de la repostería.

Ikea5

Menaje ergonómico

La colección OMTÄNKSAM de IKEA parte de una bonita historia: su diseñadora, Britt Monti, sabe de primera mano la importancia de la funcionalidad en la cocina. Su madre padece párkinson y ella, que se recuperó de una embolia, no encontraba los accesorios que buscaba: quería que, además de prácticos, fueran bonitos. Y, como no daba con ellos, los diseñó.

Al igual que en el caso de una mesa o una silla, lo que hace que una pieza de menaje de cocina sea ergonómica o especialmente útil no siempre se aprecia a simple vista. Es la magia del diseño.

Ikea6 2

En el caso del plato hondo OMTÄNKSAM (1,5€), su secreto está oculto: en la base incorpora una superficie antideslizante, lo que lo convierte en el favorito de los niños… y los papás. Los vasos (5€/4 unidades) de esta misma colección no tienen esa sinuosa forma porque sí, sino que esa curvatura los hace más sencillos de emplear para las personas con menor movilidad en las manos.

La comodidad como objetivo

Disfrutar (además de alimentarse) es el objetivo final de la cocina. Por eso nos encanta reinventarnos con nuevas recetas, sorprender a los nuestros con elaboraciones originales y superarnos a nosotros mismos con platos que nunca habíamos pensado preparar.

Ikea8

Disfrutar del proceso y del resultado es lo que hace que nos enamoremos de la cocina, de todo lo que nos ofrece. Por eso, la comodidad es su aderezo perfecto, tanto en el momento de la elaboración, con accesorios que nos faciliten cada paso, como en el momento de saborear los platos.

En este último caso, ¿cómo añadir un extra de confort a la experiencia? Los cojines para los asientos son una buena opción, y los de la serie OMTÄNKSAM (15€) están rellenos de una espuma suave que se adapta a cada cuerpo.

Establecer la comodidad como objetivo para una cocina es el primer paso para crear una estancia más funcional, práctica e integradora.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios