El plan de Mercadona para reducir el plástico: la cesta de la compra entra en la economía circular

El plan de Mercadona para reducir el plástico: la cesta de la compra entra en la economía circular
1 comentario

El plástico es un verdadero material multiusos que tiene sus antecedentes en la invención del celuloide a mitad del siglo XIX por parte del neoyorquino John Hyatt y, décadas más tarde, en la creación de la resina sintética bautizada como baquelita obra del químico Leo Baekeland, también de la Gran manzana. Desde entonces, los plásticos se han popularizado y conquistado todos los ámbitos de la vida, tanto doméstica como profesional.

Uno de sus grandes beneficios ha sido garantizar el consumo de alimentos en las mejores condiciones. Y es que tiene la propiedad de ser ligero y a la vez resistente a los impactos y las roturas, lo que evita derrames o daños en la comida. Además, preserva la higiene en la cadena alimentaria o en sectores tan exigentes como el de la distribución de medicamentos. Por todo ello, el plástico se ha convertido con el paso de los años en un producto imprescindible en nuestra vida. Y en un garante de salud.

Los retos que plantea el plástico

Mercadona Plasticos

Sin embargo, también plantea retos importantes al medioambiente. Se calcula que una bolsa de plástico puede tardar hasta 150 años en descomponerse totalmente, y que este proceso en una botella fabricada con PET (el plástico más habitual para envasar bebidas) puede llegar a los 1.000 años. Además, gran parte del plástico que se desecha acaba en el mar. Científicos australianos han calculado que hay 14 millones de toneladas métricas de microplásticos en el fondo del océano.

La Estrategia 6.25 se puso en marcha durante el año 2020 con el objetivo de mejorar la gestión de los residuos y reducir los plásticos vírgenes

Para tener un planeta más sostenible y una economía menos dependiente de los combustibles fósiles, que son el origen de los plásticos y los causantes del calentamiento global, es fundamental darle un uso más racional a estos materiales y fomentar su reciclaje. Son objetivos que también suscribe Mercadona, que en 2020 lanzó la Estrategia 6.25, para una mejor gestión de los residuos y para la reducción significativa de los plásticos vírgenes en la cadena alimentaria.

Mercadona responde: la Estrategia 6.25

Como parte de esta iniciativa, Mercadona ya eliminó la bolsa de plástico de un solo uso en todas las secciones. El recambio de estas bolsas por otras compostables fabricadas a partir de fécula de patata (como las de suave tacto que se pueden encontrar ahora en todas las secciones de sus supermercados) ha evitado la generación de 3.200 toneladas de residuos al año.

De igual manera, Mercadona ha retirado los productos desechables de un solo uso fabricados con plástico y los ha sustituido por otros hechos a base de materiales más respetuosos con el medio ambiente. Como consecuencia de esta medida, ha reducido el consumo de plástico de la compañía en otras 3.000 toneladas anuales.

Seccion De Fruta Y Verduda De Mercado Con Bolsas Compostables

Mercadona recicla y ayuda a que sus clientes reciclen, aportándoles información útil que ya se puede ver en los supermercados o estampada en sus envases

Pero hay mucho más por hacer. Y la compañía ya ha destinado los recursos para ello. Hasta 2025, Mercadona se ha propuesto otras tres metas. La primera es disminuir hasta un 25 % el uso de envases de plástico, sustituyéndolos por otros e incorporando plásticos reciclados.

También quiere que todos sus envases de este material sean reciclables y tengan varias vidas después del primer uso. Y, por último, pretende reciclar el 100 % de los residuos plásticos que generan las tiendas físicas, los servicios a domicilio y la venta online. Adicionalmente, está ayudando a los “jefes” (los clientes) a reciclar, aportándoles información útil a través de pictogramas que ya se pueden ver en los supermercados o estampados en infinidad de  envases.

Estrategia 6 25 Mercadona Recorte

De las cápsulas de café a las botellas del zumo recién exprimido

Todos estos cambios ya se están notando en los más de 1.600 supermercados de Mercadona repartidos por todo el territorio español. Así, las cápsulas de café Hacendado ya no vienen en una bolsa de plástico, sino en una caja de cartón. Además, las propias cápsulas son más pequeñas, lo que supone en total una reducción de más de casi 800 toneladas de consumo de plástico al año.

Las bolsas de bocadillo o el envase de las tabletas de Chocolate Classic también han cambiado el plástico por el papel. Y los ambientadores de varitas han sido rediseñados para dar paso a envases de vidrio, más sostenibles y estéticos.

Infografia Cambios Envases
En este gráfico se muestran las cantidades de plástico que Mercadona está reduciendo cada vez que modifica el envase de sus distintos productos.

Pero hay muchos más ejemplos que respaldan este giro de Mercadona y su apuesta por la economía circular. La pasada primavera, la cadena de alimentación cambió los envases tradicionales de sus pizzas refrigeradas por otros de plástico reciclado. Con esta decisión, dejará de usar, según sus cálculos, nada menos que 1.600 toneladas (o 64 camiones) de plástico virgen cada año.

Como se puede ver, cualquier cambio en el lineal tiene un alto impacto en el medioambiente dado los altos volúmenes de comercialización de Mercadona.

En la sección de Fruta y Verdura también se está notando esta apuesta verde. Junto a las bolsas compostables, que deben ir a parar al contenedor de materia orgánica una vez se han utilizado, la cadena de supermercados ha introducido en todas sus tiendas nuevas botellas elaboradas al 100 % con plástico reciclado.

Botellas Recicladas Para El Zumo En Mercadona

Se trata de los recipientes que cualquier comprador puede encontrar en la parte de frutas y que sirven para envasar el zumo de naranja fresco recién exprimido. De esta forma, Mercadona espera ahorrar 700 toneladas de plástico virgen cada año. Estas botellas están disponibles en tres formatos (un cuarto de litro, medio litro y un litro), e incorporan también un pictograma que indica el contenedor en el que deben depositarse para su reciclaje.

Un plan de 140 millones de euros

El objetivo de Mercadona de convertir todos sus centros en Tiendas 6.25 en menos de un año ya se ha cumplido. A ello la compañía ha destinado 30 millones de euros.

La apuesta por el medioambiente también supondrá cambios logísticos, en la coordinación con los proveedores y en la gestión general de los residuos

Pero la Estrategia 6.25 va más allá y no solo afecta a la presentación de los productos en los establecimientos o la proliferación de informaciones para hacer un reciclaje adecuado, sino que supondrá cambios logísticos, en la coordinación con los proveedores y en la gestión general de los residuos de la compañía. Y, para llevar a cabo esta transformación integral, la Estrategia 6.25 se ha dotado con un presupuesto total de 140 millones de euros para los próximos cuatro años.

El equipo de trabajo transversal encargado en Mercadona de hacer realidad esta apuesta global por la sostenibilidad y la economía circular no está solo. Desde que puso en marcha, la Estrategia 6.25 ha recibido miles de opiniones y sugerencias de clientes y trabajadores, que están ayudando a perfilar mejor las medidas a tomar para reducir el uso de plástico. ¡Porque el cuidado del medioambiente y la sostenibilidad del planeta es cosa de todos!

Imágenes | Mercadona, Shutterstock/ITTIGallery

Inicio