Publicidad

Puré de calabacín y patata, una receta básica que repetirás y repetirás

Puré de calabacín y patata, una receta básica que repetirás y repetirás
Sin comentarios

Preparar un puré no es difícil, incluido este de calabacín y patata, pero tampoco conviene dejar nada al azar. Tan nefasto puede ser quedarnos cortos en la cocción de las verduras, como despistarnos y quemarlas, arruinando lo que previsiblemente iba a ser un sencillo plato.

Eso sí, con los copos de puré Maggi, la mitad del trabajo está hecho. El puré estará listo en 5 minutos y solo nos tendremos que preocupar de preparar el resto de ingredientes, facilitando su elaboración y consiguiendo un resultado muy cremoso.

Además de simplificar su elaboración, con el versátil puré de patatas Maggi nos aseguramos de contar con un producto que puede presumir de naturalidad, al estar elaborado con un 99% de patata de primera calidad, y valor nutricional, al no incorporar ni colorantes, ni conservantes, ni gluten.

Calidad y materia prima son las mejores cartas de presentación del puré de patatas Maggi, que forma parte de los hogares españoles desde hace décadas. Para esta ocasión, vamos a preparar un delicado puré de calabacín y patata, usando -por supuesto- los copos de patata Maggi.

Los mejores ingredientes para hacer puré de calabacín y patata

  • 115 g (1 bolsa) de puré de patatas Maggi
  • 300 ml de leche semidesnatada
  • 300 ml de agua
  • 2 calabacines
  • 1/2 puerro
  • 3 quesitos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

30 minutos

Cómo se hace puré de calabacín y patata paso a paso

Puré de patata en 5 minutos

Pure De Calabacin Y Patata 2

Ponemos a calentar la leche con el agua y una pizca de sal en un cazo. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y añadimos los copos de puré de patata de Maggi. Dejamos reposar unos instantes y removemos suavemente para obtener un puré de patatas no muy espeso. Reservamos.

El turno del calabacín y el puerro

Lavamos los calabacines, secamos y los troceamos menudos. Hacemos lo mismo con el puerro. Pochamos el calabacín en un poco de aceite. Añadimos el puerro y dejamos que ambos se hagan a fuego lento hasta que estén bien hechos.

A sólo un paso de un rico puré

Añadimos el puré de patatas y los quesitos, rectificamos de sal y lo trituramos con una batidora de mano. Si está demasiado espeso, añadimos un poco de leche o agua hasta alcanzar la consistencia deseada.

Los mejores trucos y consejos para preparar un cremoso puré

Pures Con Pack Dia 1 Menos Saturacion Y Contraste 1

Trabajar en caliente o frío

La versatilidad del puré de patatas Maggi nos permite valorar cuándo es mejor trabajarlo en caliente o en frío.

Será mejor trabajar el puré de patatas en caliente para integrar el sabor de algún otro ingrediente (ver sugerencia más abajo de puré de patatas y daditos de jamón). En cambio, optaremos por dejar enfriar el puré (tapado a ras con papel film) para manipular y preparar, por ejemplo, unas croquetas de jamón.

Los lácteos, grandes amigos del puré de patatas

El puré de patatas adora a la familia de los lácteos, le aportan textura y sabor. Si tenemos en la nevera nata líquida por terminar, podemos añadirlo al puré en sustitución de la leche.

Una muy buena idea es agregar una nuez de mantequilla en el paso final de preparación de nuestro clásico puré de patatas, le aportará un toque especial y sabroso, además de un bonito brillo final.

Una vez integrados los copos de puré de patatas Maggi en los líquidos y aprovechando el calor que aún tiene el puré, podemos añadir queso rallado a nuestro gusto.

Las mejores recetas de puré

Pure De Calabacin Puerro Y Zanahoria 2

Puré de patatas y daditos de jamón

Podemos preparar un sabroso puré de patatas con los copos de patata Maggi y añadir al final unos daditos de jamón. El calor del puré hará que el jamón resude, sacando todo su sabor e integrándolo.

Puré de patatas y zanahorias

El puré de patatas y zanahoria es muy apreciado por los más pequeños gracias al dulzor de la zanahoria. Podemos preparar la versión que hemos descrito más arriba sustituyendo el calabacín por media docena de zanahorias medianas.

Puré de aprovechamiento

Muchos de los purés que antes preparaban nuestras abuelas y madres eran producto del aprovechamiento de restos de comida. Por eso, si nos ha sobrado pollo o pescado, podemos preparar un rico puré junto con los copos de patatas Maggi.

Historia y origen de los platos con calabacín

Curcubita peco. Esa es la denominación científica de la familia de las plantas a las que pertenece el calabacín.

No se conoce con certeza el origen de las distintas variedades de calabacines y calabazas. Por un lado se afirma que su origen se encuentra en el continente americano. Pero esta posibilidad debe ser casi descartada, ya que se han encontrado escritos de egipcios, griegos y romanos en los se menciona al calabacín como parte de su gastronomía.

Sea como fuere, existen más de 850 variedades de esta planta, de la que podemos degustar hasta sus flores.

Aunque podemos encontrar calabacines durante todo el año, su temporada es la estival, el verano. De julio a septiembre encontraremos los calabacines más sabrosos en el mercado.

Eso sí, es importante elegirlos bien. Su carne debe ser firme al tacto y la tonalidad de su color es indiferente. En cuanto al tamaño, hay que evitar los calabacines de gran tamaño, ya que contienen muchas y grandes pepitas.

El calabacín contiene muy pocas calorías, por lo que es muy apreciado en las dietas. Cortado en forma de espiral puede sustituir a la pasta.

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios