Publicidad

Aperitivo, plato principal y postre: las tres mejores recetas con el puré de patatas como protagonista

Aperitivo, plato principal y postre: las tres mejores recetas con el puré de patatas como protagonista
Sin comentarios

A todos nos gusta disfrutar de comidas y cenas en familia, pero el ajetreo diario no nos lo pone nada fácil para planificar y preparar menús completos diarios que gusten a todos y, además, sean saludables y equilibrados.


A veces nos empeñamos en complicarnos demasiado, ¿y si sacamos el máximo partido de nuestros ingredientes favoritos? Como el puré de patatas Maggi, que no solo es una guarnición infalible, sino que también te ofrece una gran versatilidad para convertirlo en el auténtico protagonista de todo tipo de platos, ¡incluso del postre!

Y es que, gracias a su rápida y sencilla elaboración, el puré de patatas Maggi, elaborado con un 99% de patatas, es tu mejor aliado para sorprender en casa cualquier día de la semana con recetas muy variadas, adaptándose a todos los gustos y necesidades, y sin caer en la rutina. Sin conservantes, sin colorantes y sin gluten, te garantiza siempre resultados perfectos, con su inconfundible textura cremosa y un sabor excepcional a auténtica patata, muy fácil de transformar en platos que tu familia nunca se imaginaría.

Para demostrarlo, te proponemos tres recetas perfectas para montar un menú completo que puedes personalizar de muchas maneras, y así poder adaptarlo a todas las ocasiones que necesites.

Croquetas de patata

Croquetas Cortadas General Pack

¿Quién se puede resistir a unas croquetas caseras? Con una cremosa base de puré de patatas, no tienes que complicarte haciendo la bechamel ni te tienes que preocupar por si se rompen durante el cocinado. Puedes además hacer una buena cantidad, congelarlas una vez formadas y así tenerlas disponibles para cocinarlas cuando quieras.

Ingredientes

  • 1 bolsa (115 g) de puré de patatas Maggi
  • 200 ml de leche entera o semidesnatada
  • 20 g de mantequilla
  • 400-500 g de jamón serrano o cocido en taquitos
  • 2 cucharadas de queso rallado
  • Harina
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

30 minutos

Tiempo de cocción

25 minutos

Cómo se hace paso a paso

Hacemos el puré de patatas

Calentamos la leche en un cazo con 300 ml de agua y una pizca de sal. Cuando rompa a hervir, apagamos el fuego y echamos el puré de patatas en copos. Esperamos unos instantes y removemos bien para tener un puré de patatas espeso.

Terminamos la masa

Añadimos la mantequilla y el jamón bien picado en taquitos. Agregamos también el queso, mezclando bien para tener una masa homogénea.

Tapamos con plástico film, en contacto con la superficie para que no forme costra, y dejamos enfriar en la nevera, como mínimo dos horas.

Formamos las croquetas

Preparamos un plato con la harina, otro con los huevos batidos y otro con el pan rallado. Además dejamos a mano una fuente grande y ponemos abundante aceite de oliva en una sartén o cazo.

Cocinamos las croquetas

Tomamos porciones de masa y formamos las croquetas, no muy grandes. Las vamos pasando por harina, luego por huevo batido y finalmente por pan rallado, dejándolas en la fuente.

Calentamos el aceite de oliva hasta que alcance unos 175ºC-180ºC. Freímos las croquetas por tandas, hasta que estén bien doradas. Dejamos escurrir sobre papel absorbente.

Gratinado de puré de patatas y boloñesa vegetal

gratinado queso

Inspirado en los pasteles de carne y patata, recordándonos también a la lasaña italiana o la moussaka griega, este gratinado es un plato de lujo que luce de maravilla en cualquier mesa. La salsa boloñesa vegetal es tan sabrosa que convencerá incluso a los más pequeños de la casa, y es una manera divertida y saludable de comer más verduras. Si quieres convertirla en una receta 100% vegana, utiliza tu leche vegetal favorita y sustituye el queso por un equivalente vegetal.

Ingredientes

  • 1 bolsa (115 g) de puré de patatas Maggi
  • 250 ml de leche entera o semidesnatada o leche vegetal
  • 100 g de soja texturizada fina
  • 150 g de tomate frito Solís
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramita de apio
  • 1 zanahoria
  • Orégano
  • Nuez moscada
  • 150 ml de vino tinto
  • 80 g de queso rallado para gratinar (emmental, gruyére, cheddar…) o equivalente vegano de frutos secos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

15 minutos

Tiempo de cocción

45 minutos

Cómo se hace paso a paso

Primero, las verduras

Precalentamos el horno con la función grill fuerte y cubrimos la soja texturizada con el doble de volumen de agua. Dejamos reposar 15 minutos para que se hidrate.

Pelamos y picamos muy finas todas las verduras por separado.

Calentamos un par de cucharadas de aceite en una sartén amplia y sofreímos primero la cebolla con los dientes de ajo, hasta que se transparenten. Incorporamos el resto de verduras, salpimentamos ligeramente y cocinamos a fuego suave durante 10 minutos.

A por la soja

Escurrimos la soja, reservando el agua, y la añadimos a la sartén. Aderezamos con orégano, nuez moscada y un poco más de sal y pimienta. Salteamos dos minutos.

Regamos con el vino tinto y dejamos que se evapore el alcohol. Incorporamos entonces el tomate frito y un par de cucharadas del agua de hidratar la soja. Removemos bien y dejamos reducir a fuego suave 15 minutos, corrigiendo el nivel de agua si quedara muy seco.

Terminamos con todo al horno

Mientras tanto, preparamos el puré con la leche y 350 ml de agua. Calentamos los líquidos con un poco de sal, retiramos del fuego cuando entre en ebullición y añadimos los copos de puré de patatas. Esperamos unos instantes antes de remover.

En una fuente apta para horno vertemos la boloñesa ya reducida y cubrimos con el puré de patatas. Espolvoreamos con el queso e introducimos en el horno, en la parte superior, para gratinar durante unos 5-7 minutos.

Coca de patatas

Coca

En la cocina levantina y balear se llaman cocas también a masas dulces abizcochadas, y en Mallorca es muy tradicional la receta con patata. El resultado es un dulce con sabor casero de antaño, de miga muy esponjosa y tierna, perfecta para el postre, la merienda o el desayuno.

Ingredientes

  • 1 bolsa (115 g) de puré de patatas Maggi
  • 500 ml de agua
  • 500 g de azúcar
  • 250 g de almendra molida
  • 6 huevos
  • Ralladura de la piel de 1 limón
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glasé
  • Mantequilla para engrasar el molde

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

25 minutos

Tiempo de cocción

45-50 minutos

Cómo se hace paso a paso

Dejamos listo el molde y preparamos el puré

Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos una fuente refractaria rectangular, de unos 30x35 cm, de paredes profundas. También podemos forrarlo con papel sulfurizado antiadherente.

Preparamos el puré. Calentamos el agua y retiramos cuando entre en ebullición. Añadimos los copos de puré de patatas, esperamos unos instantes y removemos bien para obtener un puré homogéneo. Dejamos enfriar.

Elaboramos la masa

Separamos las yemas de las claras de los huevos, reservando estas en la nevera. Batimos las yemas en un recipiente grande con la mitad (250 g) del azúcar, hasta que adquieran un color pálido y crezcan en volumen. Podemos usar una batidora de varillas eléctrica.

Añadimos la ralladura de limón previamente lavado y el puré, y mezclamos un poco. Agregamos también la harina de almendras y mezclamos para dejar una textura homogénea.

Limpiamos bien las varillas y las secamos. Batimos las claras de huevo con una pizca de sal hasta que estén espumosas. Añadimos el azúcar restante poco a poco, sin dejar de batir, y seguimos batiendo hasta obtener una textura de merengue brillante y blanco.

Incorporamos las claras montadas a la primera masa, en varias tandas, mezclando con movimientos suaves envolventes, para darle volumen.

Horneamos

Llevamos la masa al molde preparado, repartiéndola bien, y horneamos durante unos 45-50 minutos, o hasta que al pinchar el centro con un palillo salga limpio.

Esperamos unos minutos fuera del horno antes de desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla. Una vez fría, decoramos con abundante azúcar glasé tamizado con un colador.

Los mejores trucos y consejos

Croquetas a tu gusto

Croquetas Pasoapaso

El único secreto de estas croquetas de patata es dejar enfriar la masa en la nevera para que esta se asiente, se potencien los sabores y te sean más fáciles de formar y freír.

Con el puré de patatas Maggi te aseguras de que quedarán siempre cremosas y jugosas, y son muy fáciles de trabajar. Dales tu toque personal sustituyendo el jamón por pollo asado, atún, huevo duro o verduras, y prueba a darles forma redonda o de mini bocados.

Un gratinado siempre diferente

El pastel gratinado con puré de patatas admite todas las variantes que se te ocurran. Puedes hacerlo aprovechando pisto casero que te haya sobrado, o usar lentejas cocidas combinadas con la salsa de tomate para tener otra versión vegetal y sorprender con una manera deliciosa de comer legumbres en casa. Pruébalo también jugando con las especias o añadiendo hierbas aromáticas frescas, como albahaca, tomillo o salvia.

El postre más esponjoso y versátil

Nuestra receta de coca dulce queda siempre muy esponjosa y ligera gracias al puré de patatas Maggi, pero conseguirás una miga aún más suave si bates bien los huevos por separado e incorporas las claras poco a poco, con una espátula, mezclando desde abajo hacia arriba.

Puedes cubrirla con una capa de azúcar antes de hornear para que se tueste y quede crujiente, o servirla con azúcar glasé tamizado, que puedes aromatizar con canela molida. También queda muy rica si cambias el aroma de limón por naranja, vainilla o cardamomo, y la puedes servir con fruta de temporada, salsa de chocolate o una buena bola de helado.

Imágenes: iStock/from_my_point_of_view

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios