Publicidad

Tortilla vaga o frittata española, la receta más sencilla y apta para los más novatos en la cocina

Tortilla vaga o frittata española, la receta más sencilla y apta para los más novatos en la cocina
Sin comentarios

Seguro que ya conoces muy bien las diferencias entre nuestra tortilla de patatas y la frittata italiana, aunque comparten esa misma esencia mediterránea que tanto nos gusta. Hoy te proponemos una receta de lo más peculiar, que bebe un poco de las dos gastronomías, la curiosa tortilla vaga o frittata española, tan sencilla como sabrosísima. ¿Sabes por qué se llama así?

También conocida como tortilla para extranjeros, la ya famosa tortilla vaga es una creación del conocido chef Sacha Hormaechea, que regenta uno de los restaurantes con más solera de Madrid. La bautizó con este nombre porque es la tortilla más fácil de cocinar del mundo, ya que evita tener que darle la vuelta, ese paso tan temido por los más novatos en la cocina.

Además de sencilla, es muy rápida, porque no necesitaremos encender el horno. Cocinando esta tortilla con puré de patatas Maggi, logramos acelerar aún más el proceso, convirtiendo este plato de chef en una receta perfecta para preparar cualquier día la semana como primer plato o para solucionarnos la cena. El puré de patatas Maggi, sin conservantes, sin colorantes y sin gluten, se elabora con un 99% de patata de la mejor calidad, manteniendo así todas sus propiedades nutricionales y el mejor sabor, y garantizándonos una textura cremosa irresistible.

Los mejores ingredientes para hacer la frittata española

• 115 g (1 bolsa) de Puré de patatas Maggi

• 200 ml de leche semidesnatada

• 100 ml de agua

•10 huevos M

• 100 g de cebolla caramelizada

• 4 piparras (guindillas encurtidas)

• 100-150 g de jamón ibérico o morcilla (o mezcla)

• 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

• Sal

• Perejil fresco

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

20 minutos

Tiempo de cocción

20 minutos

Cómo se hace la frittata paso a paso

Comenzamos con la base de puré

Frittata Pasoapaso

Preparamos el puré de patatas siguiendo las indicaciones del paquete. Para ello, calentamos la leche, el agua y una pizca de sal, y añadimos los copos. Esperamos unos instantes y removemos hasta obtener un puré espeso.

En un recipiente grande batimos los huevos y añadimos el puré, mezclando suavemente sin necesidad de que se disuelvan todos los grumos.

El paso opcional: morcilla crujiente

Si vamos a añadir morcilla a la tortilla, la cortamos en rodajas finas y la freímos en aceite de oliva bien caliente en una sartén, por ambos lados, hasta que esté crujiente. La retiramos a un plato con papel absorbente.

Cuajamos la tortilla

Calentamos el aceite de oliva en una sartén antiadherente de mínimo 26 cm de diámetro, o un poco más grande. Vertemos la preparación de huevo y puré, y la cocinamos a fuego suave. Cocinamos hasta que la base y los laterales estén cuajados, y la parte superior permanezca melosa.

Y emplatamos con el relleno

Finalmente, deslizamos la tortilla con cuidado sobre un plato o fuente de servir. Repartimos los ingredientes por encima al gusto, primero la cebolla y después el embutido y las piparras alrededor. Decoramos con perejil picado y servimos enseguida.

Los mejores trucos y consejos

Tortilla Vaga 3

La tortilla, en su punto

La clave del éxito de una buena frittata está en la textura cremosa que la caracteriza. Gracias al puré de patatas Maggi, es muy sencillo lograr esa melosidad tan suave y sabrosa. Además, hay un truco para controlar el punto del cuajado: mueve suavemente la sartén con movimientos circulares, y si ves que se separa de los laterales y se desliza, es que ya está lista.

Una buena sartén

Si quieres ser dominar el arte de las tortillas y frittatas en casa, invierte en un buen juego de sartenes de calidad y cuídalas con mimo después de cada uso. Las mejores son de fondo grueso, con paredes altas y superficie antiadherente, que transmitan bien el calor. Así podrás llevarlas al plato sin problemas. En esta frittata española, además, es recomendable que la sartén sea bien grande para que no quede muy alta.

Los ingredientes, preparados

Esta receta es muy rápida de preparar, todavía más gracias a lo fácil que se elabora el puré de patatas Maggi, que incluso puedes hacer en el microondas. Por eso, ten listos todos los ingredientes del relleno antes de ponerte con la tortilla, para que puedas emplatarlos directamente nada más sacarla de la sartén.

Las mejores recetas de frittata española

Frittata De Champinones 2

Frittata con setas

Aprovecha la temporada de setas coronando tu tortilla vaga con láminas muy finas de boletus en crudo, o saltea ligeramente unos níscalos o cualquier otra variedad que te guste. También quedará deliciosa con setas deshidratadas, remojadas en agua y bien escurridas, o champiñones.

Frittata con queso

Si los italianos acostumbran a coronar sus frittatas con quesos típicos del país, nosotros no íbamos a ser menos. Prueba a añadir unas lascas de Idiazábal u otra variedad de oveja, o corona la tortilla con un queso de cabra bien aromático rallado grueso. Si prefieres sabores más fuertes, agrega trocitos de cabrales.

Frittata de encurtidos

Las piparras o guindillas son casi imprescindibles en la tortilla vaga original, pero puedes agregar otros encurtidos que te gusten. Prueba con pepinillos picados o cortados en rodajas, unas alcaparras, cebollitas o aceitunas sin hueso.

Historia y origen de la frittata y su versión española

Ya sabemos que la frittata nació en el campo italiano, como plato humilde que daba energía a los campesinos y trabajadores, usando los ingredientes disponibles en cada momento. También la tortilla española tiene un origen rural y popular, y esta versión es la fusión de ambos mundos que el chef ha elevado a la categoría de alta cocina de la forma más sencilla.

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio