Sigue a Directo al Paladar

Patatas a la carbonara - presentación

De los productores de la pizza de salami sobre un lecho de patatas fritas, llega a tu cocina una nueva receta que hará que dejes la dieta de la alcachofa. Con todos ustedes, la receta de patatas a la carbonara, porque nunca hay suficientes patatas cubiertas con salsa y queso gratinado.

Como las patatas fritas no son ricas y deliciosas por sí solas —nótese la ironía—, la mejor solución es cubrirlas con una salsa de nata, bacon, cebolla y champiñones, y luego derretir bajo el fuego del horno una cuantiosa cantidad de queso rallado. ¿No se os hace la boca agua?

Ingredientes

  • 4 patatas, 200 ml. de nata, 5-6 lonchas de bacon, 2 cebollas pequeñas, un puñado de champiñones, queso rallado para gratinar, aceite, sal y pimienta.

Patatas a la carbonara - ingredientes

Cómo hacer patatas a la carbonara

Si ya sabéis hacer salsa carbonara, podéis saltaros la mitad de la explicación, porque la salsa que vamos a preparar es exactamente igual que si fuera para acompañar a unos espaguetis, solo que éstos los vamos a sustituir por un montón de patatas fritas.

Precisamente con las patatas es por donde vamos a empezar; las lavamos, las pelamos, las cortamos en tiras y las ponemos a freír en abundante aceite. Para que se hagan bien, empezamos a fuego medio y luego al final lo subimos para dorarlas. Cuando estén bien fritas, las reservamos en un plato con papel de cocina para absorber el aceite sobrante.

Mientras se hacen las patatas, preparamos la salsa. Lavamos los champiñones, retiramos la parte fea de la base y los cortamos en láminas, picamos también la cebolla y cortamos el bacon en tiras. Luego salteamos la cebolla y los champiñones en una sartén, añadimos el bacon un poco más tarde y por último la nata. Ajustamos de sal, un poco de pimienta molida y dejamos que reduzca.

Patatas a la carbonara - elaboración

Por último, colocamos las patatas en una fuente para hornear. Sobre ellas vertemos la salsa y rematamos con un montón de queso rallado que vamos a gratinar en el horno hasta que esté dorado y crujiente. Cuando salgan las bandejas del horno tened cuidado porque os costará resistir la tentación de pinchar una patata, y os quemaréis.

Dificultad | Fácil
Tiempo de elaboración | 40 minutos

Degustación

Creo que no hay nada que pueda decir sobre el sabor de estas patatas a la carbonara que no os hayáis imaginado ya, pero por si acaso, os diré que son una bomba de sabor de la que no podréis escapar. A pesar de que son un poco pesadas —¿qué esperabais, que fueran light?—, no os dejaréis ni una en el plato.

En Directo al Paladar | Guarnición de patatas picantes con harissa. Receta
En Directo al Paladar | Una guarnición idónea para acompañar los asados. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios