Publicidad

Receta de guarnición de patatas picantes con salsa harissa

Receta de guarnición de patatas picantes con salsa harissa
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

No hace falta encender el horno para preparar una guarnición con patatas que combinará estupendamente con cualquier carne, pescado o un plato vegetariano con legumbres o tofu. El picante marca la diferencia.

La harissa, esa salsa picante típica de la cocina de oriente próximo, ha resultado ser un condimento básico en mi despensa. Añadiendo una pequeña cantidad a recetas de pasta, estofados, guisos o marinados, se consigue un toque aromático delicioso, sobre todo si se es aficionado al picante. Recomiendo ajustar la cantidad de harissa según la tolerancia que se tenga, ya que algunas mezclas pueden ser realmente muy picantes.

Ingredientes

Para 3 personas
  • Patata 300 g
  • Cebolla 1
  • Harissa (al gusto) 10 ml
  • Diente de ajo 1
  • Zumo de limón 30 ml
  • Comino molido 1/2 cucharadita
  • Cúrcuma molida 1/4 cucharadita
  • Pimentón dulce 1/4 cucharadita
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Tomillo seco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Queso de cabra 50 g

Cómo hacer guarnición de patatas con harissa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Lavar bien las patatas, pelarlas o dejar parte de la piel (al gusto) y trocearlas en piezas de, aproximadamente, el mismo tamaño, de no más de dos centímetros. Picar bien la cebolla y el diente de ajo.

Calentar un poco de aceite de una sartén y añadir la cebolla y el diente de ajo, cocinándolos bien un par de minutos hasta que empiecen a reblandecerse. Añadir la harissa y el zumo de limón, e incorporar las patatas. Cocinar todo junto a fuego vivo removiendo bien.

Guarnición de patatas picantes con harissa. Pasos

Cuando las patatas empiecen a coger color, añadir el resto de especias. Bajar el fuego, tapar y dejar cocer hasta que las patatas estén tiernas por dentro. Remover de vez en cuando y cocinar los últimos minutos sin la tapa. Salpimentar un poco más si fuera necesario e incorporar el queso de cabra desmenuzado en el momento de servir.

Con qué acompañar las patatas picantes

Como comentaba al principio, esta guarnición de patatas picantes con harissa es muy versátil. Podemos servirla acompañando un plato principal de carne o de pescado, e incluso combinarla con otra guarnición de verduras. Es recomendable servirlas bien calientes para que el queso de cabra se empiece a fundir. De este modo, no sólo creará un constraste de sabores muy rico, también ayudará a suavizar el picante de la harissa.

En Directo al Paladar | Una guarnición idónea para acompañar los asados. Receta
En Directo al Paladar | Salteado de patatas y alcachofas. Receta de guarnición

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios