La peor dieta del mundo. Dieta de la Cafetería

Síguenos

Cafeteria

En artículos anteriores, hemos hablado de varios tipos de dietas: la Dukan, dietas ancestrales de esquimales, o dinka, o la curiosa dieta de 20 patatas al día. Todas ellas las hemos destacado por diversos motivos. Dieta milagro en el caso de la Dukan, o dietas bastante saludables como la de los Kitavanos.

Lo que nunca hemos tratado es de averiguar cual es la peor dieta del mundo. Pues bien, parece que el premio se lo lleva la que se denomina, dieta de la cafetería.

Origen y composición de la Dieta de la Cafetería


Lo primero que hay que saber es que esta dieta, no es una tipo de dieta que exista en la realidad. Fue diseñada por investigadores en el laboratorio, tratando de averiguar cuál era la dieta que más engorda en modelos animales.

A los ratones de laboratorio, se les alimenta con una especie de galletas que están compuestas por, aros de cereales azucarados, perritos calientes, galletas de mantequilla de cacahuete, doritos sabor a queso, o cortezas de cerdo. Mezclando estos ingredientes se hacen unas galletitas, que son absolutamente irresistibles para los ratones. Puede parecer exagerado, pero muchos de estos ingredientes también forman parte de las comidas de algunas personas.

Experimentos


Son varios los estudios que han utilizado esta dieta para ver sus efectos en la salud tanto en modelos animales como humanos. En ambos casos, los resultados han sido similares, mostrando que es, sin duda, la dieta que más engorda. No solo eso, sino que es también la dieta que más impacto negativo tiene sobre diversos marcadores de salud.

El caso es que esta dieta, que parece tan extrema, tiene algo en común con muchos alimentos que hoy en día tenemos muy a nuestro alcance. Es una dieta muy adictiva. Los estudios han demostrado que más que el contenido calórico de las dietas, lo que realmente las hace funcionar o no, es si son más o menos adictivas. Este es el motivo, por el que dietas tan diferentes como la Dukan o dietas muy bajas en grasas funcionan. En ambos casos, los alimentos tienen una baja capacidad de adicción. Justo lo contrario que la dieta de la cafetería.

Para llevar


Como es natural, la dieta de la cafetería es el mejor ejemplo de lo NO que tenemos que hacer. Pero conocer en qué consiste, y qué efectos tiene en el organismo, es una buena forma de saber qué estamos haciendo bien, y cuándo no vamos por el buen camino.

Por desgracia, cada vez más, muchas opciones fáciles y rápidas para comer parecen ir hacia una dieta de la cafetería. Es muy fácil caer en la tentación de alimentos adictivos. Quizá la pregunta que hay que hacer, más que mirar el número de calorías que tiene un alimento es, ¿si me como un porción de esto, tendré luego ganas de comer más? Si la respuesta es un sí, es muy posible que estemos ante uno de los ingredientes de la dieta de la cafetería.

Por último, comentar que nada tengo contra las cafeterías, muchas de las cuales tienen excelentes menús y al final, somos nosotros los que decidimos, pero si estamos todo el tiempo tentados…

Imagen | Por Universidad de Navarra
En Directo al Paladar | The Twinkie Diet. Perder peso con comida basura
En Directo al Paladar | American Way of Eating

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios