Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Receta de tarta de queso súper fácil con azúcar glacé

Receta de tarta de queso súper fácil con azúcar glacé
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Hoy en nuestro espacio Dulce Diversión de Azucarera, os ofrecemos una receta muy sencilla para realizar en casa junto a los vuestros. Se trata de una tarta de queso que se prepara fácilmente y se sirve fría. En su elaboración pueden participar niños y mayores. ¿Nos seguís?

¿Qué necesitamos para nuestra tarta de queso

Apuntad en la lista de la compra los siguientes ingredientes:

200 g de galletas tipo Digestive.

75 g de mantequilla.

400 g de queso de untar tipo Philadephia.

300 g de queso mascarpone.

200 g de azúcar Azucarera Glacé.

Una cucharadita de café de extracto de vainilla.

¿Cómo preparar en familia nuestra tarta de queso

Esta tarta es tan sencilla que probablemente la tarea más complicada será organizar el trabajo de los participantes, aunque como se trata de cooperar y compartir resultará muy divertido encontrarnos todos ‘manos a la tarta’. Aquí va la receta y así es como lo os podéis organizar:

El papá: Corta la mantequilla en varios pedazos y la pone a fundir en un cazo al fuego. Mientras tanto uno de los niños, el más pequeño, trocea con las manos, y ayudado de un rodillo, las galletas. Si no está suficientemente machacado, la mamá ayuda a triturarlas con la batidora. Cuando estén listas, el papá mezcla mantequilla y galletas en un bol grande convirtiéndolo en una pasta. También un adulto debe ocuparse de engrasar un molde redondo de unos 23 centímetros con un poco de mantequilla. Luego, hay que cubrir el fondo con la pasta de galletas. Queda mucho mejor si se compacta con una cuchara sopera. Mientras se hace el resto de la tarta, se mete en la nevera.

Llega la hora de preparar el relleno de queso. Es una buena tarea para un niño mayor que tenga fuerza y manejo de la batidora de varilla manual. Se mezclan los dos tipos de queso hasta conseguir una crema, y se vierte sobre ella el azúcar glacé, así como el extracto de vainilla. En este punto los papás tienen que ayudar un poco a remover con la cuchara.

Sólo queda untar la pasta anterior con la crema, esto lo podési hacer entre todos. Después hay que tapar el recipiente con papel film y dejarlo en el frigorífico unas cinco horas. Si queréis una presentación aún más atractiva, decoradla con fresas o frambuesas maduras, mermelada o ralladura de limón.

Recapitulamos antes de despedirnos:

  1. El niño pequeño: Hace migas con las galletas digestive con un rodillo.

  2. El papá o la mamá (un adulto): Funden la mantequilla en un cazo y mezclan con las migas de galleta. Una vez mezclada perfectamente, ponen la mezcla en el fondo de una fuente (unos 23cm diámetro), compactándola. Lo meten en la nevera mientras hacen la cobertura.

  3. El niño mayor: Mezcla el queso Philadelphia con el mascarpone en un bol, batiendo hasta que tengan una textura cremosa. Añade poco a poco el azúcar glacé y finalmente incorpora la vainilla.

  4. Entre todos: Untad la mezcla de queso por encima de la base de galleta y meted en la nevera durante 4-5 horas.

  5. Los niños: Antes de servir, decoran la tarta con ralladura de limón o de naranja o con frambuesas.

Os invitamos a reunir a vuestra familia en la cocina para elaborar esta tarta. El resultado es un plato dulce exquisito que os gustará seguro, y además os proporcionará la diversión de haber participado todos juntos en su elaboración.

Imagen | Azucarera

Publicidad

También te puede gustar

Inicio