Publicidad

Ensalada mimosa o cómo presentar una ensaladilla rusa en capas de manera elegante

Ensalada mimosa o cómo presentar una ensaladilla rusa en capas de manera elegante
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hay platos de origen humilde e ingredientes sencillos que, precisamente por eso, se arraigan en la gastronomía de un país e incluso traspasan fronteras. Es el caso de la ensalada mimosa, algo así como una versión en capas de la clásica ensaladilla rusa.

La ensalada mimosa tiene origen soviético y es muy popular en Europa del Este. Originalmente, se preparaba en días festivos u ocasiones especiales y su nombre está ligado a las mimosas, las flores amarillas que brotaban en primavera y que ofrecían un llamativo contraste sobre la nieve que aún cubría las calles rusas.

Prepararla en casa es muy fácil, tan solo se necesita de un poco de paciencia para montar las capas. Y, si nos apoyamos en el puré de patatas Maggi, cocinarla no solo será sencillo, sino también rápido. Sin conservantes, colorantes, ni gluten y elaborado en un 99 % con patatas de la más alta calidad, este puré aportará a nuestra ensalada un plus de cremosidad y una delicada textura.

Ingredientes

  • 115 g (1 sobre) de puré de patatas Maggi
  • 150 ml de leche semidesnatada
  • 4 huevos
  • 350 g de zanahoria
  • 100 g de mayonesa
  • 250 g de atún en aceite de oliva en conserva (peso neto escurrido)
  • 400 ml de agua

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

30 minutos

Tiempo de cocción

8 minutos

Elaboración de la ensalada mimosa paso a paso

Ensalada Mimosa1

Al estar montada en capas, esta ensalada es visualmente muy atractiva. Por eso, hay quienes la presentan a modo de tarta, directamente sobre la bandeja o plato llano en el que se va a servir, y quienes optan por prepararla en recipientes de cristal, para que su aspecto acapare la atención de los comensales.

Si se quiere ofrecer en formato individual, bastará con seguir estos mismos pasos, pero montando la ensalada en boles pequeños.

Preparamos el puré de patatas y las zanahorias

El tiempo de elaboración de esta receta es muy poco: el grueso de minutos en la cocina se nos irá en la disposición de las capas. Así, mientras cocemos los cuatro huevos en agua y una pizca de sal, empezamos a pelar y rallar las zanahorias. Las hervimos durante 2-3 minutos, hasta que estén tiernas; después, las dejamos enfriar y reservamos.

En paralelo, preparamos el puré de patatas de Maggi tal y como indica el paquete: calentando en un cazo la leche, el agua y una pizca de sal. Cuando los líquidos estén en el punto de ebullición, retiramos del fuego, vertemos los copos de patata y dejamos reposar durante un par de minutos. Removemos bien, hasta que quede un puré cremoso y sin grumos, y dejamos templar.

A por el montaje de la ensalada mimosa

Sobre el plato de presentación, colocamos la parte exterior de un molde de bizcocho de unos 18 centímetros y repartimos, de manera uniforme, la mitad del puré. Cubrimos con una fina capa de mayonesa y, sobre ella, colocamos el atún desmenuzado. Coronamos con otra capa de mayonesa.

Repartimos, en una nueva capa, el resto del puré; sobre él, otra película de mayonesa. Cubrimos con las zanahorias y coronamos con una capa de mayonesa algo más gruesa.

Aparte, separamos las claras de las yemas de los cuatro huevos previamente cocidos y rallamos las claras sobre la ensalada. Repetimos el proceso con las yemas y refrigeramos durante 3 o 4 horas.

Consejos y trucos para preparar esta ensalada

Es una máxima en la cocina: la calidad de los ingredientes garantiza la calidad del resultado final. Por eso, y ya que tiene un gran protagonismo en esta receta, cuanto mejor sea la mayonesa que empleemos, mejor será el resultado final. ¿Para un plato sublime? Emplear mayonesa casera.

Para potenciar el sabor de esta ensalada, se puede coronar la capa superior con unas hojitas de eneldo o unas ramas de perejil. También se puede decorar con un huevo cocido y partido por la mitad.

El encanto de esta ensalada reside en su montaje, por lo que, si vemos que las capas comienzan a mezclarse, nada como dejarlas reposar unos minutos antes de avanzar en la “construcción” de este plato.

Con qué acompañar una ensalada mimosa

Se trata de una preparación que funciona a la perfección como plato principal y que se puede dividir (con las cantidades de esta receta) en unas 6 u 8 porciones.

Si queremos emplearla como entrante, se puede servir como aperitivo antes de una carne a la brasa o de un pescado a la plancha. Su frescor contrastará muy bien con el segundo.

Otras recetas de la ensalada mimosa

Ensalada Mimosa

Como suele ocurrir con las recetas tradicionales, hay tantas ensaladas mimosas como cocineros que la preparen (si bien esta versión es la más tradicional). Algunos incluyen una capa de cebolla dulce cortada en brunoise que, como la zanahoria, aporta un toque crujiente. En otros casos, se apuesta por incorporar un queso suave (como el gouda) rallado: puede servir para coronar la capa más superficial o para acompañar la capa de atún.

En cualquier caso, esta también es una receta versátil que se presta a la reinterpretación. Manteniendo el puré de patatas de Maggi como base, se puede cambiar el atún por caballa (también, por qué no, en versión picante). Por su parte, la zanahoria se puede variar por salmón ahumado, para una receta en la que el pescado tenga más protagonismo.

Imágenes: Maggi e iStock/igorbondarenko

Descubre la versatilidad del puré Maggi en el espacio Cocina con Maggi. Encontrarás recetas fáciles para el día a día o para ocasiones especiales.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio