Publicidad

Postres navideños con hojaldre: más allá del turrón y el polvorón

Postres navideños con hojaldre: más allá del turrón y el polvorón
Sin comentarios

Como todos los años, ahí están, encima de las mesas navideñas, las siempre presentes bandejas llenas de turrones y polvorones. Es cierto que al principio los comemos con ganas, pero después de la segunda comilona familiar, los dejamos abandonados.

En Navidad es fundamental preparar las elaboraciones con tiempo y de forma planificada. Por eso, proponemos tres ligeras recetas con hojaldre rectangular Buitoni, una masa que es fácil de manipular y no se rompe. Además, siempre está lista para ser empleada: basta con sacarla de la nevera y dejar que nuestra imaginación en la cocina vuele. Y, gracias a la resistencia de este hojaldre, podemos hornearlo horas antes de su consumo, evitando que sufra y se humedezca.

Estos postres nos harán salir de la rutina de los dulces navideños convencionales, dando un final perfecto a nuestra comida o cena.

Tarta Tatin de mango

Ingredientes:

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • 3-4 mangos
  • 100 g de azúcar
  • 25 g de mantequilla

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

15 minutos

Tiempo de horneado

20-25 minutos

Cómo preparar tarta Tatin de mango paso a paso

El horno, a la temperatura adecuada

Precalentamos el horno a 200º C.

Caramelizar el mango

En primer lugar, calentamos a fuego medio-alto el azúcar en una sartén hasta que se disuelva y comience a coger un precioso color ámbar. En ese momento, añadimos la mantequilla y seguimos cocinando hasta que se disuelva y adquiera un tono dorado.

No tenemos que remover el azúcar -no es necesario-. Iremos moviendo la sartén por el asa con movimientos circulares y será suficiente.

Añadimos el mango pelado y troceado. Salteamos un par de minutos.

Creando la famosa tarta Tatin

Vertemos el contenido de la sartén en un molde rectangular apto para horno. Cubrimos con el hojaldre, que habremos estirado y pinchado, y metemos los bordes hacia adentro.

Solo falta hornear

Bajamos el horno a 180º C y horneamos unos 20-25 minutos.

Caracolas rellenas de crema irlandesa

Ingredientes para 9 unidades:

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • 1 huevo
  • 100 g de pepitas de chocolate
  • Crema pastelera irlandesa:
  • 3  yemas de huevo
  • 400 ml de leche
  • 100 ml de crema irlandesa
  • 40 g de maicena
  • 150 g de azúcar

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

20 minutos

Tiempo de horneado

17-20 minutos

Cómo preparar caracolas rellenas de crema irlandesa paso a paso

En primer lugar: la crema pastelera irlandesa

En un cazo, calentamos 250 ml de leche junto con la crema irlandesa y el azúcar. Calentamos a fuego medio-alto hasta que comience a hervir.

En un bol pequeño ponemos el resto de la leche y las yemas de huevo, batimos. Añadimos la maicena y la disolvemos.

Retiramos el cazo del fuego cuando rompa a hervir y añadimos la mezcla de maicena, sin dejar de batir.

Ponemos de nuevo el cazo en el fuego (medio-alto) y removemos hasta que espese.

Finalmente, volvemos a retirar del fuego y, si queremos darle un toque brillante, añadimos una cucharadita de mantequilla y removemos bien hasta que se funda e integre con la crema.

Tapamos con papel film para que no se seque la costra superior y dejamos enfriar por completo.

Empezamos con las caracolas

Precalentamos el horno a 180º C.

Damos forma a la masa

Estiramos las láminas de hojaldre y, con ayuda de un cortapizza, cortamos el hojaldre unos 2  cm de ancho.

Engrasamos ligeramente con aceite de girasol nuestros moldes en forma de cono y enrollamos las tiras de hojaldre. Pintamos con huevo.

Al horno

Horneamos a 180º C durante 17-20 minutos.

Dejamos templar durante un par de minutos y retiramos enseguida los moldes, para que no se queden pegados al hojaldre y los podamos sacar con facilidad.

Nuestro toque de chocolate favorito

Derretimos los chips de chocolate al baño María o en el microondas. Sumergimos la parte abierta de las caracolas. Colocamos sobre papel de hornear y dejamos que se sequen.

Solo falta rellenar

Colocamos la crema pastelera irlandesa (o el relleno que más nos guste, como el dulce de leche o una crema de cacao y avellanas) en una manga pastelera y rellenamos las caracolas en el momento de su consumo.

Mini Milhojas Tarta De Queso

Mini-milhojas de tarta de queso

Ingredientes para 6 unidades:

  • 1 masa de hojaldre rectangular Buitoni
  • 250 g de mascarpone
  • 200 ml de nata 35% materia grasa
  • 150 g de azúcar
  • Sirope de fresa
  • Azúcar glass para espolvorear

Dificultad

Fácil

Tiempo de preparación

10 minutos

Tiempo de horneado

15 minutos

Cómo preparar milhojas de tarta de queso paso a paso

El horno, a temperatura

Precalentamos el horno a 200º C.

Preparamos el hojaldre

Estiramos la masa de hojaldre y, con la ayuda de un cortapizza, dividimos la masa en rectángulos de 7x4 cm.

Queremos conseguir una masa hojaldrada crujiente que no sufle. Para ello, la vamos a hornear entre dos bandejas de horno. Sobre la primera bandeja de horno colocamos papel de hornear y repartimos los rectángulos que hemos cortado anteriormente. Encima, colocamos otro papel de hornear y, finalmente, otra bandeja.

Directo al horno

Horneamos a 200º C durante 15 minutos y dejamos enfriar. Guardamos en una lata metálica hasta su uso.

Preparamos el relleno de tarta de queso

Montamos la nata junto con la mitad del azúcar y refrigeramos.

Batimos el queso mascarpone con el resto del azúcar. Agregamos la nata montada con movimientos envolventes. Finalmente, colocamos en una manga pastelera con una boquilla rizada.

Mini Milhojas Tarta De Queso

Solo falta montar las preparaciones

Sobre un rectángulo de hojaldre repartimos el relleno de queso y bañamos con un poco de sirope de fresa. Colocamos otro rectángulo de hojaldre y repetimos la operación. Terminamos colocando un tercer rectángulo de hojaldre y refrigeramos.

A la hora de servir, espolvoreamos con azúcar glass.

Trucos y consejos para preparar deliciosos postres con hojaldre

Aprovechar el tiempo al máximo

Controlar los tiempos en la cocina es fundamental para no tener que estar más horas de las necesarias dentro de ella, sobre todo cuando el resto de invitados se están divirtiendo fuera. Por eso, es importante poder adelantar todas las preparaciones que podamos y tener listas todas aquellas que tengamos que hornear en el último momento.

De las recetas propuestas, debemos preparar con antelación las milhojas de tarta de queso y las caracolas de crema irlandesa, ya que ambos rellenos requieren refrigeración.

Del mismo modo, podemos preparar antes el mango caramelizado y montar la tarta Tatin, que comenzaremos a hornear al principio de nuestra comida o cena. Esta tarta se sirve caliente o templada, por lo que cuando finalice su horneado estará perfecta para degustarla.

Otros rellenos para nuestros postres

Las recetas propuestas se pueden adaptar a nuestros gustos o comensales.

De esta manera, podemos sustituir la crema irlandesa de las caracolas por crema de cacao y avellanas, o dulce de leche.

En cuanto a la tarta Tatin, solo tenemos que echar mano del frutero para sustituir el mango por melocotón, peras, plátanos, piña, o -por supuesto-, preparar la clásica tarta Tatin de manzana.

Con qué acompañar los postres navideños con hojaldre

Sin duda alguna, una tarta Tatin caliente o templada necesita un contrapunto refrescante. La nata fría montada o una bola de helado de vainilla son el acompañamiento perfecto.

Las caracolas de crema irlandesa invitan a ser disfrutadas por un intenso y aromático café. Si optamos por hacer una versión con crema de cacao o dulce de leche, podemos servirlas con un batido de vainilla que contraste con ambos sabores.

En cuanto a las milhojas de tarta de queso, por su refrescante sabor, podemos servirlo con una copita de cava nacional.

Si quieres descubrir más recetas y trucos para cocinar con masa de hojaldre, empanada, brisa u obleas, te lo contamos todo en el Espacio Triunfa con Buitoni.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios