Compartir
Publicidad

Esto no es comida en un plato ¡es pintura!

Esto no es comida en un plato ¡es pintura!
0 Comentarios
Publicidad

Esto no es comida en un plato ¡es pintura! así que reprimid las ganas de extender la mano para coger un bocado porque sólo os encontraréis con la hiper-realista obra de Jacqueline Poirier, una artista residente en el Ritz-Carlton en Toronto desde que hace tres años ganara un concurso de pintura en vivo.

Sus hermosos platos pintados a mano se exhiben en todo el comedor TOCA, el restaurante del hotel en el que reside. Según explica la propia Jacqueline, sus platos recogen el verdadero espíritu de Canadá, utilizando para conseguirlo paletas de colores y diseños que nutren los sentidos y convierten en chispa la mesa de la cena. Sus diseños personalizados, además de comida, también recogen paisajes, retratos y animales.

Pintura1

Parece que la popularidad de estos platos está creciendo como la espuma, y a su autora, que lleva más de 1500 unidades terminadas, le llegan ofertas y encargos desde todo el mundo. Lo cierto es que sus diseños alegres y coloridos tienen que lucir bien en cualquier cocina ¿No os gustaría tener unos platos firmados por Poirier? A mí confieso que sí.

En una entrevista concedida a Elle, Jacqueline decía que cualquier cosa en la que pensáramos ella lo puede pintar, y que sobre todo prefiere que sea comida. Así que ya lo sabéis, si os apetece rebañar un plato y encontraros dibujado en él vuestra receta preferida ya sabéis a quién tenéis que dirigiros.

Vía | Jacqueline Poirier
En Directo al Paladar | Los coloridos y alegres mercados mundiales pintados por Jingyao Guo
En Directo al Paladar | ¿Cómo eran las manzanas hace un siglo? Una fascinante colección de acuarelas tiene la respuesta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio