Compartir
Publicidad

Cazuelitas de cazón al azafrán. Receta tradicional

Cazuelitas de cazón al azafrán. Receta tradicional
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay ocasiones en las que el cuerpo nos pide comida sin florituras, sencilla y reconfortante. Entonces entran en escena recetas como estas cazuelitas de cazón al azafrán y una se da cuenta de que platos como este, tradicionales y de toda la vida, son los maravillosos y que hay que hacer lo imposible por preservarlos.

Lamentablemente, las modas gastronómicas nos invaden y nos atontan, haciéndonos caer en sus redes. Pero entonces llegan unas cazuelitas de cazón al azafrán como estas y nos ponen en nuestro sitio. Con su sabor tradicional, sus aromas a guiso de siempre, la humildad de sus ingredientes y la sencillez de su técnica de elaboración. Un lujo en la más absoluta simpleza.

Ingredientes para cuatro personas

  • 600 g de cazón, 100 g de cebolla, aceite de oliva virgen, 100 m de vino blanco, 400 ml de caldo de pescado, azafrán, 50 g de pan 1 hoja de laurel pequeña (o media hoja grande).

Cómo hacer cazón al azafrán en cazuela

Pelamos y picamos la cebolla en trozos pequeños, no necesariamente en brunoise. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen en una cazuela y le añadimos la cebolla y el azafrán, removemos y regamos con el vino blanco. Dejamos cocer a fuego suave, sin tapar, durante unos seis u ocho minutos o hasta que el vino se haya evaporado pero la cebolla esté aún jugosa.

Mientras esto ocurre, cortamos el pan en pequeños dados. Los agregamos a la cazuela junto con el caldo de pescado y el laurel. Dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos. Entonces, agregamos los trozos de cazón, previamente sazonados, y cocemos durante 10 minutos más. Servimos bien caliente en cazuelitas de barro.

Collagecazonazafran1024ma

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Estas reconfortantes cazuelitas de cazón al azafrán son adecuadas tanto para la comida como para la cena. Al mediodía las podemos servir como segundo plato o como plato único, si las acompañamos de una guarnición sustancial. A la hora de la cena, mejor solas. En cualquier caso, siempre acompañadas de pan con el que mojar su sabrosa salsa.

En Directo al paladar | Receta de guiso marinero de rape
En Directo a paladar | Patatas con bacalao. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos