Sigue a Directo al Paladar

Receta de patatas a la mantequilla

Cuando en casa tomamos carne o pescado, bien sea a la plancha o al horno, me gusta hacer una guarnición acorde a lo que cocine en cuestión y variarla para no caer siempre en la misma rutina de ingredientes. Es cierto que podemos recurrir a una buena ensalada para acompañar, pero si os gustan las patatas son otra buena opción a tener en cuenta, sobre todo ahora que tenemos patata nueva. Estas patatas a la mantequilla son una verdadera delicatessen que seguro os encanta.

Si utilizamos patata nueva para hacer esta receta podemos cocinarlas con la piel una vez lavadas y sin ninguna cocción previa. Si la patata es vieja, muy dura o grande, es conveniente pelarlas, darles un poco de forma y darles un hervor previamente para que no queden muy duras. Todo depende de la época en la que las hagáis, para que lo tengáis en cuenta.

Ingredientes para 4 personas

  • 300 g de patatas pequeñas, 3 ramitas de perejil fresco, 50 g de mantequilla, sal, pimienta negra.

Cómo hacer patatas a la mantequilla

Si son patatas nuevas las lavamos y secamos con la piel. Es interesante que más o menos tengan el mismo tamaño para que el punto de cocción sea similar. En una cazuela ancha para que las patatas quepan sin problema, echamos la mantequilla y dejamos que se derrita a fuego suave.

Agregamos las patatas con cuidado y tapamos la cazuela. Dejamos que se hagan durante más o menos 45 minutos o una hora. El tiempo de cocinado dependerá del tamaño de las patatas. Cada poco tiempo, unos 5 ó 10 minutos, meneamos la cazuela suavemente sin destaparla para que las patatas se hagan por todos lados igualmente, y se vayan cociendo poco a poco.

Casi al final agregamos el perejil picado y un poco de sal y pimienta al gusto. Estas patatas quedan crujientes por fuera con un ligero sabor a mantequilla y blanditas por dentro. Servimos inmediatamente bien escurridas.

Receta de patatas a la mantequilla paso a paso

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Baja

Degustación

Estas patatas a la mantequilla sirven para tomar como guarnición tanto de pescados como de carnes, así que las podéis utilizar como más os interese. Es conveniente hacerlas en el momento para poder tomarlas recién hechas y calientes, y tener la precaución de escurrirlas bien antes de llevarlas a la mesa, tal como si se tratase de unas patatas fritas convencionales.

En Directo al Paladar | Receta de patatas adobadas al horno
En Directo al Paladar | Patatas asadas al pimentón con alioli. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios