Compartir
Publicidad

La helicicultura está en auge

La helicicultura está en auge
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Helicicultura, de helix (espiral) y de cultura (cultivo), por tanto viene a ser lo mismo que “cría de caracoles“, y como el latín no es lo mío, lo he consultado en la enciclopedia antes de escribirlo aquí.

Puede parecer que esta actividad, es algo, casi “accidental”, nada está más lejos de la afirmación, ya que la helicicultura es una actividad que se viene desarrollando desde la época de los romanos.

En España hasta hace muy poco la actividad helicícola se limitaba solo a la caza de caracoles, justo después de llover, casi siempre para consumo propio o para la venta en mercadillos. Pero gracias al importante arraigo en nuestra cultura gastronómica, se puede decir que siempre ha estado presente en nuestra alimentación, ya que al caracol siempre lo hemos podido encontrar como ingrediente principal en platos de fiesta, como puede ser el ejemplo de la fiesta del caracol de Lleida, donde se han llegado a consumir 100 toneladas de caracoles en tres días.

A la vista está que cada es más popular y se están volviendo a recuperar recetas gracias a nuestra cocina regional donde podemos encontrar platos tan variados como caracoles a la andaluza, a la extremeña, a la palentina, a la riojana, a la aragonesa, a la madrileña, al ajillo, con alioli, con conejo, con arroz, en salsa, a la llauna, etc.

Desde las diferentes asociaciones de cría y engorde de caracoles, se trabaja tanto para fomentar la pervivencia del caracol en las cartas de los restaurante, ya que es de vital importancia para el sostenimiento de este sector emergente, como para dar formación a los vinculados al sector.

Foto | Navat
Vía | Ruralcat
En Directo al Paladar | Sobre el caracol
En Directo al Paladar | Caracolillos en salsa de almendras. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos