Compartir
Publicidad
Publicidad

Caracolillos en salsa de almendras. Receta

Caracolillos en salsa de almendras. Receta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que tomar el aperitivo es una costumbre muy de aquí, todos lo sabemos. Que unos caracolillos picantes son un aperitivo perfecto, también lo sabemos, y para quien no lo sepa, aquí os presento esta receta de caracolillos en salsa de almendras.

Sólo nos falta una cerveza o un vinillo para disfrutar del agradable picorcillo de estos caracoles con sabor a hierbabuena. Para chuparse los dedos.

Los ingredientes

Un saquito de caracoles pequeños de criadero. (Si son silvestres habrá que lavarlos a conciencia), una cebolleta hermosa, tres dientes de ajo, dos tomates maduros, una guindilla, tres ramitas de hierbabuena, un buen puñado de almendras, un pimiento seco, un trozo de pan duro, pimienta negra en abundancia, una guindilla, AOVE (aceite de oliva virgen extra) y sal.

La preparación de los caracoles en salsa de almendra

Caracolillos en salsa de almendras

Lavamos los caracoles dentro de su mismo saco con agua fría. Los sacamos y le damos un enjuaguillo más. Los colocamos en una olla con agua y los ponemos a fuego muy flojo. Tapamos la olla y mantenemos así 30 minutos.

En una cazuela aparte, con un chorreón de AOVE, sofreímos la cebolla picada fina, añadimos el ajo picado, la guindilla troceada, y cuando todo esté pochado añadimos el tomate rallado. Rectificamos de sal, añadimos abundante pimienta y mantenemos a fuego flojo hasta que cueza el tomate.

Mientras tanto, en una sartén a parte, con un chorreón de AOVE, freímos las almendras, el pimiento seco y el pan, majamos y añadimos al sofrito anterior. Sacamos los caracoles escurridos y añadimos al sofrito, junto con parte de su caldo, hasta conseguir el espesor adecuado. Agregamos unas ramitas de hierbabuena, cocemos 3 minutos a fuego flojo, y apartamos.

Caracolillos en salsa de almendras

Caracolillos en salsa de almendras

Caracolillos en salsa de almendras

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | media

La degustación

Ésta receta de caracolillos en salsa de almendra ni que decir tiene, se come con los dedos. Es por lo tanto pues una de esas recetas que se disfrutan enormemente. Perfecta para un aperitivo.

Podemos darle mayor o menor consistencia a la salsa añadiendo más o menos caldo de haber cocido los caracoles. En algunas zonas, gusta la salsa muy espesa, en otras sin embargo, las hacen similar a un caldo e incluso la presentan en vasos para beberla, en este caso los caracoles son lo de menos. Vosotros elegís el punto de vuestros caracoles. Que aproveche.

En Directo al Paladar | Receta de caracoles picantillos
En Directo al Paladar | Caracoles con All-i-oli. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos