Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Kaiku sin lactosa

descripción del destacado 1

Receta de polos de cereza y yogur sin lactosa

3 comentarios

Polos de cereza y yogur sin lactosa

Cada vez se consumen más helados durante todo el año, pero no podemos negar que cuando más apetecen es en verano. Podemos elaborar en casa diferentes versiones mucho más saludables que las comerciales, y sin necesidad de equipamiento especial, como demuestra esta receta de polos de cereza y yogur sin lactosa.

Tan sólo necesitamos un molde sencillo donde verter la mezcla de fruta y yogur, pero incluso basta con tener unos vasitos de plástico y unas brochetas gruesas o cucharas pequeñas a modo de palitos para nuestros polos. Por supuesto, podemos usar cualquier fruta de temporada, aunque personalmente me encanta la combinación de cerezas y yogur.

Ingredientes

  • 180 gr de cerezas pesadas sin hueso, 250 ml de yogur Kaiku natural sin lactosa, 2-3 cucharadas de azúcar, 1/4 cucharadita de esencia de vainilla (opcional).

Lavar y secar las cerezas. Quitarles los rabitos y deshuesarlas, procurando recoger los jugos que suelten. Poner en el vaso de una batidora la fruta con el yogur, la vainilla y dos cucharadas de azúcar.

Cerrar y triturar bien hasta que quede una crema homogénea. Probar el punto de azúcar y ajustar si se desea más dulce.

Llevar los moldes con la mezcla de cerezas, colocando las bases o los palitos con cuidado para no derramar nada. Llevar al congelador y dejar enfriar hasta que esté firme, unas tres horas.

Polos de cereza y yogur sin lactosa. Pasos

Tiempo de elaboración | 15 minutos más el enfriado Dificultad | Fácil

Degustación

Para desmoldar los polos de cereza y yogur sin lactosa sólo hay que dejar el molde unos segundos bajo el chorro de agua templada del grifo, y saldrán sin problemas. Dulces, refrescantes y ligeros, estos polos apetecen casi a cualquier hora del día.

Liliana Fuchs

Liliana Fuchs es una joven murciana que se trasladó a Madrid después de licenciarse en Historia de arte. Hace años le detectaron intolerancia a la lactosa pero eso no ha impedido que siga disfrutando de una de sus pasiones, la cocina rica y saludable. Actualmente es editora en Directo al Paladar

+ Deja tu comentario

Comentarios