Compartir
Publicidad
Publicidad

Caldo, para futuros usos

Caldo,  para futuros usos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Muchas veces recurrimos a las pastillas de caldo concentrado (tan útiles cuando hay prisa), pero nos olvidamos que en poco tiempo y por poco dinero podemos hacer varios litros de caldo que si lo congelamos, nos servirán para futuros usos en los platos que preparemos dando un resultado excepcional.

Ingredientes: No puedo daros concreción en este caso, por que dependerá de que tipo de caldo queramos configurar, pero bueno, siempre andarán por ahí unas zanahorias, puerros, cebollas… mejor paso a la preparación y así se entenderá mejor.

Preparación: La técnica para hacer un buen caldo consiste en poner a hervir carne o pollo con sus huesos y las verduras que queráis (zanahorias, cebolla, puerros…) y dejarlo hervir durante unas tres horas. Al finalizar el tiempo de cocción debemos colarlo y fundamental, desgrasarlo. Podemos también concentrar mas el sabor del caldo poniéndolo a reducir de nuevo al fuego una vez colado. Por supuesto, también podemos añadir vino, especias y hierbas aromáticas al gusto, aunque las básicas serían el clavo y la pimienta en grano.

Las especias y hierbas conviene agregarlas después del primer hervor ya que se formará una espuma que debemos eliminar y entonces éstas se irían con ella. Cuando tengamos el caldo, además de consumirlo tal cual, podremos utilizarlo para hacer salsas, fondos para arroces, pastas, sopas, en fin, un potenciador de sabor natural para el plato que vayamos a preparar.

En Directo al paladar | Caracoles en caldo En Directo al paladar | ¿Vino o caldo? En Directo al paladar | Caldo de pescado casero potenciador de sabor y sin costes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos