Compartir
Publicidad

Vinagres jerezanos un universo aparte

Vinagres jerezanos un universo aparte
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las ensaladas no serían las mismas, hay que disfrutar de un buen vinagre jerezano con este refrescante plato, es un producto único que alegra considerablemente nuestros platos.

El vinagre ha estado presente en nuestra alimentación desde la antigüedad, se ha utilizado como conservante, como condimento e incluso como base para algunas elaboraciones medicinales. Al vinagre antiguamente se le denominaba vino para el guiso, ya que el orgullo de la familia que producía un determinado vino no quería admitir que el vino se le había desviado, es decir, que se le había echado a perder.

Pero volviendo al tema, la evolución del gusto buscando una mejor calidad culinaria ha hecho que el vinagre de Jerez esté de moda. Cuando lo usas en pequeñas dosis, unas pocas gotas bastan para recrear un auténtico universo de sensaciones con las que aderezar mucho mejor las salsas y platos que elaboramos.

El vinagre es el producto obtenido gracias a la acción de las bacterias acéticas sobre cualquier tipo de solución hidroalcohólica, es más, se puede producir vinagre a partir de cualquier alimento que pueda ser fermentado para la elaboración de alcohol. El ejemplo lo tenemos con el vinagre de manzana, el de remolacha, el de arroz, etc. El vinagre de Jerez fue el primero en España que recibió la Denominación de Origen. Es un producto único que se elabora en el marco de Jerez como consecuencia de la fermentación acética de los vinos acogidos a la Denominación de Origen “Jerez” y “Manzanilla Sanlúcar”.

Estos vinagres son especiales porque su aporte impregna de sabores y aromas únicos a todos los alimentos que sean rociados con él. El carácter del vinagre de Jerez se debe a la gran calidad del vino, sólo los vinos procedentes de uvas de las variedades Palomino, Pedro Ximénez y Moscatel que se cultiven dentro de la zona con Denominación de Origen son aptos para la elaboración de este vinagre.

¿Por qué alabar tanto el vinagre jerezano?, porque lo vale, por su aroma penetrante que induce a la salivación, por la acidez, porque no presenta aspereza en la boca, por sus componentes aromáticos y por la fermentación acética que, con la ayuda de la madera en la que se encuentran estos vinagres, dan lugar a una redondez en su aroma difícil de superar por otros vinagres.

Existen dos tipos de vinagres de Jerez dependiendo del periodo de envejecimiento. El primero, es el vinagre de Jerez que contempla un periodo de crianza que varia de los 6 meses a los dos años. El otro, es el Vinagre de Jerez Reserva, éste cuenta con un periodo de envejecimiento superior a los dos años.

Teníamos ganas de comentar convosotros el vinagre de Jerez, son perfectos para aliñar nuestras ensaladas y para otro tipo de elaboraciones gastronómicas, la verdad es que nos encantan, ¿y a tí?, ¿qué opinas de estos vinagres?

Más información | Agrovía En Directo al Paladar | El vino de La Mancha, para elaborar un buen vinagre En Directo al Paladar | Vinagre de Módena, conocer el auténtico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio