Aguacates rellenos de Rodolfos, la receta más rápida y deliciosa del verano

Aguacates rellenos de Rodolfos, la receta más rápida y deliciosa del verano
Sin comentarios

¿Llega la hora de la cena y no sabes qué preparar? ¿Te apetece un picoteo saludable pero que sea realmente apetecible? ¿El calor te quita las ganas de encender los fogones? Seguro que te identificas con alguna de estas situaciones a lo largo del verano, pero no te preocupes, porque tenemos la solución perfecta: unos facilísimos aguacates rellenos de Rodolfos que te sacarán de más de un apuro.

En realidad, no hacen falta excusas para preparar esta receta, solo unos pocos minutos y el tiempo que tardéis en casa para poner la mesa. Con los exquisitos Rodolfos de Pescanova, todo es mucho más sencillo cuando se trata de comer bien, sin complicaciones y sin renunciar al disfrute de un plato de lo más apetecible.

En una cena de picoteo, como entrante, a modo de aperitivo para compartir o incluso en un brunch de vacaciones, esta receta reúne sabores muy frescos y está cargado de nutrientes esenciales que lo convierten en un bocado saludable y completo. Los Rodolfos de Pescanova, ricos en proteínas de alta calidad y bajos en grasas, se unen al poder del aguacate para tentarnos con una propuesta perfecta para el verano.

Ingredientes para 4 personas

  • 2 aguacates medianos
  • 250 g de Rodolfos cocidos
  • 2 tomates de tipo pera o de ensalada
  • 100 g de queso feta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra y sal

Tiempo de elaboración

15 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo hacer la receta de aguacates rellenos de Rodolfos

Preparamos los Rodolfos

Aguacates Langostinos

Empezamos pelando y cortando los Rodolfos ya cocidos en dados pequeños, troceándolos con ayuda de un cuchillo. Los ponemos en un bol grande y reservamos.

Turno del tomate y el queso

Lavamos y secamos los tomates. Los cortamos en dados de un tamaño similar al de los Rodolfos, con la piel incluida y sin necesidad de retirar las semillas.

Los añadimos al bol e incorporamos el queso feta, escurrido de su suero, y desmenuzado ligeramente.

Aliñamos y mezclamos

Aguacate Queso Tomate

Terminamos el relleno aliñando con aceite de oliva virgen extra, pimienta negra molida y sal al gusto. Mezclamos bien para homogeneizar, con suavidad, probamos y, si fuera necesario, corregimos de sal.

Abrimos los aguacates y rellenamos

Aguacates Relleno

Lavamos y secamos los aguacates, los cortamos por la mitad longitudinal y separamos cada uno en dos mitades. Retiramos el hueso y rellenamos ese hueco con la mezcla de Rodolfos.

Aliñamos y servimos

Finalmente, terminamos con un último toque de aceite de oliva, pimienta y sal, y servimos inmediatamente.

Trucos para preparar los mejores aguacates rellenos

Esta sencilla receta la puedes personalizar a tu gusto dándole un toque especial, para que sea algo diferente cada vez que la prepares. Por ejemplo, puedes usar tomatitos de colores en lugar de los tomates de tipo pera, añadir aceitunas negras sin hueso picadas, ralladura de limón o unas hojas de albahaca fresca.

Aguacate relleno

Si tienes más tiempo, prueba a dejar los Rodolfos troceados marinando en la nevera durante un par de horas, con una mezcla de aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana, hierbas frescas, zumo de limón y, si te gusta el picante, un poco de pasta de chile o una guindilla picada.

Procura que los aguacates estén maduros, pero no demasiado para que la pulpa no resulte excesivamente blanda. Si ceden ligeramente al apretar un poco con los dedos, es señal de que están listos y en su punto.

Algunos aguacates tienen el hueso muy pequeño; en ese caso puedes hacer más grande el hueco para rellenarlos con la mezcla de Rodolfos rascando un poco de su pulpa con una cuchara. Pica lo que hayas retirado y añádelo al relleno, para no desperdiciarlo.

Con qué acompañar los aguacates rellenos

Al ser una receta tan rápida y fresca, puedes servirlos a cualquier hora del día y en cualquier menú de temporada. Acompáñalos con unas rebanadas de buen pan en el desayuno o con una ensalada de pasta o patata en el almuerzo, o sírvelos como parte de una cena de picoteo con otros aperitivos.

Imágenes: Webedia y Shutterstock/Olga Nayashkova

Inicio