Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Sabes cómo eran las cocinas hace 200 años?

¿Sabes cómo eran las cocinas hace 200 años?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te imaginas lo que sería no tener nevera, cocina eléctrica o de gas o cualquiera de los electrodomésticos que utilizas a diario? Estamos tan habituados a tener todas las comodidades actuales, que seguro que se te haría muy cuesta arriba tener que prescindir de cualquiera de ellas ¿Sabes cómo eran las cocinas hace 200 años? Te invitamos a realizar un salto hacia atrás de dos siglos para descubrirlo.

En el siglo XIX, la cocina era el taller del hogar, el espacio por excelencia del trabajo doméstico, en ella se preparaba la comida y era también el centro de limpieza. Al mismo tiempo, la cocina era el sitio de sujeción femenina. Que distintas feministas, desde fines del siglo XIX, diseñaran viviendas que carecían de este ambiente no es un dato irrelevante. En esa época las mujeres eran amas de casa.

Situación de las cocinas en los hogares

Hasta fines del siglo XIX la cocina ocupó un extremo de la vivienda, pero por diversas razones. En la vivienda burguesa, esta estancia era considerada como un lugar lleno de humos, olores agrios y ocupado por un horno cuyo calor afectaba la blancura del cutis, por eso solía contar con una puerta de servicio. En la vivienda obrera, en cambio, era el único ambiente templado de la casa, lo que propiciaba que fuera el centro de vida.

La necesidad de abaratar los costos de las construcciones, por la longitud de las tuberías que desembocan en el pozo ciego, por ejemplo, llevaba, muchas veces, a situarla incluso en el fondo del terreno, fuera de la planta de la vivienda. No fue sino hasta las últimas décadas de ese siglo que, de la mano de los higienistas, la cocina volvió a ocupar un lugar relevante en las discusiones sobre el diseño de las viviendas.

La ciencia avanza que es una barbaridad

Cocinasigloxix3

En el siglo XIX, los hornos se vuelven más complejos, se descubren nuevas fuentes de energía y dejan de alimentarse con carbón vegetal o leña para empezar a alimentarse con gas. Además, si bien se sigue manteniendo la costumbre de tener a la cocina separada del resto de la casa, ya no se ubica en un edificio aparte.

Con la revolución industrial y los adelantos tecnológicos surge una inmensa cantidad de nuevos y revolucionarios (para la época) utensilios de cocina: batidoras manuales, balanzas, escurridores, sartenes y ollas más livianas, tarros herméticos, etc. que van a agilizar considerablemente el trabajo.

Las hermanas Catherine Beecher y Harriet Beecher Stowe, con su libro The American Woman's Home, fueron pioneras en la planificación de la llamada cocina científica y crearon lo que denominaron "la cocina modelo", recomendando áreas de trabajo específicas para la preparación y limpieza de los alimentos, con espacios ergonómicos y prácticos para el almacenamiento de los alimentos y los utensilios modernos de la época (armarios empotrados y estantes). En definitiva, todas las ideas se dan por sentadas en la actualidad.

Stove

La base sobre la que se funda la cocina eléctrica está ligada al invento de las estufas eléctricas, sus predecesoras inmediatas. El inventor inglés Benjamin Thompson, diseñó su "estufa de Rumford" alrededor de 1800. Esta estufa es mucho más eficiente energéticamente que las anteriores.

Su funcionamiento es sencillo: utilizaba un fuego para calentar varios botes, que se colgaban en la parte superior de la estufa y se calentaban desde todos los lados, en lugar de sólo desde la parte inferior. Sin embargo, esta estufa fue diseñada para grandes cocinas y resultaba demasiado grande para el uso doméstico.

Cocinasigloxix4

La "estufa Oberlin" supuso un refinamiento de esta técnica que dio lugar a una necesaria reducción de tamaño. Fue patentada en los EE.UU. en 1834 y se convirtió en un éxito comercial, con unas 90.000 unidades vendidas en los siguientes 30 años. Estas estufas todavía funcionaban con madera o carbón.

Aunque los primeros faroles de gas se instalaron en París, Londres y Berlín a principios de la década de 1820 y la primera patente de Estados Unidos en una estufa de gas fue concedida en 1825, no fue hasta finales del siglo XIX que el uso gas para la iluminación y la cocina de gas pasó a convirtirse en algo habitual en las zonas urbanas.

¿Qué se cocinaba en el año 1800?

Cocinasigloxix

A principios del siglo XIX, la sociedad española no nadaba en la abundancia, y su dependencia de la producción propia la hacía especialmente sensible a los problemas con las cosechas, sobre todo de cereales, que suponían la base de la alimentación en numerosos hogares.

El pan que consumía la clase pobre era oscuro debido a que se elaboraba con cereales distintos del trigo. Por el contrario el pan blanco, de harina de trigo refinada y en piezas pequeñas pues era horneado a diario, era consumido por la aristocracia.

Los alimentos estaban en estrecha relación con la pertenencia a la clase social. En las casas con menos recursos, el pan suponía el 30% de la inversión realizada en alimentos, acompañado de legumbres, tocino, verduras, alguna cantidad de carne no a diario (tipo despojos) y algún huevo.

Cocinasigloxix5

El consumo de pescado se limitaba a pequeñas cantidades de bacalao o arenques en salazón o ahumado (en las zonas pesqueras se consumía sardina fresca, congrio o merluza), vino (España era uno de los mayores productores y exportadores de vino) y aguardiente.

La cocina se reducía a un cocido (plato estrella de esta époc), en el que, si había escasez de recursos, la carne era reemplazada por tocino y algo de embutido (gracias a la frecuente cría de cerdos en los hogares), platos en los que el pan era el protagonista (sopas de ajo o migas) o raciones de patatas cocidas.

¿Quién cocinaba?

Con la llegada de los Borbones, la cocina de la alta sociedad española se acercó al estilo francés. Entre nobles y ricos, tener una buena cocinera que supiese hacer platos “a la francesa”, se consideraba un signo de alta posición social.

La influencia francesa afectaba a todos los aspectos gastronómicos. No sólo en cuanto a la preparación de los platos, sino también en los horarios de las comidas y las formas. Incluso los menús se escribían en francés. A medida que avanza el siglo, se desecha el "servicio a la francesa", en el que todo se sirve a la vez en la mesa, y se instaura el "servicio a la rusa", en el que hay un menú cerrado y los platos van llegando con un orden.

Cocinasigloxix6

Las mujeres, aunque no cocinaran ellas mismas, tenían que conocer los diferentes platos y cómo se cocinaban para asegurar que la alimentación familiar fuera la correcta y no se desperdiciaran alimentos. Debido a las diferentes etapas de escasez, las amas de casa debían cuidar la economía en el hogar.

Ahora que ya sabes cómo eran las cocinas de hace 200 años, supongo que, como me pasa a mí, apreciarás aún más la suerte que tenemos con los electrodomésticos y adelantos de hoy en día ¿O cambiarías tu cocina por una del siglo XIX?

Fotografías | marthax, Royal Institution, ell brown y Philippe Garcelon
En Directo al Paladar | Siete secretos para ordenar tu cocina como en tus mejores sueños
En Directo al Paladar | La cocina de inducción. Su principio de funcionamiento y ventajas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos