Publicidad

14 utensilios de cocina que nunca deberías meter en el lavavajillas (si no quieres que acaben en la basura)

14 utensilios de cocina que nunca deberías meter en el lavavajillas (si no quieres que acaben en la basura)
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Para los que hemos vivido durante años sin lavavajillas, el volver a contar con este electrodoméstico supone lo que a Marco encontrar a su madre.

Seamos sinceros: a nadie le gusta fregar a mano. Y si hay una máquina que va a hacerlo por ti tenemos la tentación de meter en ella absolutamente todo lo que necesite ser limpiado. Pero esta actitud puede acabar arruinando buena parte de nuestro menaje de cocina.

Si bien cada vez hay disponibles más instrumentos aptos para lavavajillas, y muchos nos aferramos a ellos sin dudarlo, muchos otros se deterioran rápidamente tras pasar por el electrodoméstico.

Como norma general, todos los fabricantes indican si el utensilio en cuestión puede o no meterse en el lavavajillas pero ¿quién demonios se lee las instrucciones de un molde de tarta, una bandeja para el horno o un cuchillo?

Si no sabes si lo estás haciendo bien, mejor lee nuestro listado de los catorce utensilios de cocina que nunca deberías meter en el lavavajillas

1. Sartenes de hierro fundido

Sartenes Hierro Fundido

Las sartenes de hierro fundido, o colado, son una herramienta fantástica en cocina. Se calientan rápidamente, transmiten y conservan muy bien el calor y aguantan altas temperaturas; además, si se cuidan bien, duran toda la vida. Pero, para que mantengan sus propiedades, nunca jamás debemos meterlas en el lavavajillas.

Se deben lavar solo con agua caliente, sin detergente, y secarlas inmediatamente para evitar la oxidación. Aquí te explicamos todo lo que debes saber para cuidarlas correctamente.

2. Sartenes, ollas y bandejas de aluminio

Aluminio

Aunque las sartenes de aluminio no se arruinan tras un lavado, como sí ocurre con las de hierro fundido, tampoco aguantan bien las altas temperaturas.

El aluminio se oxida fácilmente, por lo que tras un par de lavados comienzan a deteriorarse. Esto es aplicable también a la mayoría de ollas y sartenes de “cobre”, que en realidad imitan este material, prohibido en materiales de uso culinario por su toxicidad, pero están echas normalmente de aluminio.

3. Wok

Wok

Los wok buenos son también de hierro fundido o acero al carbono, materiales que no deben meterse en el lavavajillas por la misma razón que no metemos la sartenes, pero es que, además, suelen tener un mango de madera, que tampoco debe meterse en lavavajillas. Probablemente, ni siquiera quepa dentro. Si quieres cuidar bien tu wok, mejor sigue las recomendaciones de Carmen Tía Alia.

4. Copas de cristal

Copa

Aunque mucha gente piensa que el vidrio y el cristal son sinónimos, no lo son. El cristal es un sólido perfecto que contiene óxido de plomo, el cual posee una estructura atómica regular, y es creado por la naturaleza, a través de la cristalización de gases. El vidrio, por el contrario, es fabricado, fusionando diversas materias primas, y tiene una estructura irregular.

Lo cierto es que la mayoría de los vasos y copas que tenemos en casa son de vidrio, no de cristal, y se pueden meter perfectamente en el lavavajillas, pero las copas de verdadero cristal son delicadas y cuando se someten a elevadas temperaturas pueden romperse. Cierto es que los lavavajillas suelen tener programas a menor temperatura para este tipo de vajilla, pero es muy fácil cargarse este tipo de copa sencillamente manipulándolas, así que es mucho mejor lavarlas con cuidado a mano.

5. Utensilios o tablas de madera

Table Madera

Es algo bien conocido, pero merece la pena recordarlo: nada de madera puede meterse en el lavavajillas. El calor hace que la madera se deforme y acabe agrietándose. Si no quieres lavar a mano, cómprate utensilios de metal o plástico apto para lavavajillas: si no cuidas bien la madera te puede dar problemas también en materia de seguridad alimentaria.

6. Accesorios de robot de cocina no metálicos

Thermomix

Nuestra experta en robots de cocina, Carmen Tía Alia, asegura que nunca mete los accesorios no metálicos de estos en el lavavajillas. Aunque muchos de estos accesorios de plástico en principio son aptos para el lavaplatos, se deterioran poco a poco, y teniendo en cuenta que son parte importante de máquinas muy caras es mejor que los cuidemos bien.

7. Cafetera italiana

Cafetera

Las cafeteras italianas nunca deben meterse en el lavavajillas y, de hecho, ni siquiera deben lavarse utilizando detergente. Como explica la casa inventora de este tipo de cafeteras, Bialetti, lo mejor es lavarlas solo con agua caliente.

8. Los cuchillos buenos

Cuchillo

Aunque algunos cuchillos son aptos para el lavavajillas, es mejor que no metas en él los que tengas mejores. Las altas temperaturas dañan el filo de los cuchillos y estos se desafilan más rápido que al lavarlos a mano. El lavavajillas también puede acelerar la oxidación del acero al carbono u otros materiales con los que se elaboran los cuchillos así como dañar los mangos.

9. Ralladores

Rallador

Al igual que ocurre con los cuchillos, las altas temperaturas dañan el filo de los ralladores pero, además, el electrodoméstico no suele eliminar toda la suciedad de estos con eficacia. Cierto es es un utensilio muy incómodo de lavar a mano, pero si le tienes cariño (o no quieres renovarlo constantemente) tendrás que hacer el sacrificio.

10. Termos

Termo

La mayoría de termos tienen un vacío entre las capas inferior y exterior, que sirve precisamente para que se conserven los líquidos calientes o fríos. Este vacío se puede ir al traste si lo metemos en el lavavajillas y, además, se llenará de agua, que acabará derramándose por cualquier parte.

11. Gomas de las ollas rápidas

Olla Rapida

Aunque la mayoría de las ollas rápidas son hoy aptas para el lavavajillas hay que dejar siempre fuera de este las juntas y válvulas, que se deterioran con las altas temperaturas.

Muchas marcas especifican que pueden meterse en el lavavajillas todo menos el mango, donde está la válvula, que suele ser extraíble, pero tampoco es conveniente meter las juntas de goma de la tapa, que muchas veces olvidamos separar, pues se irá deteriorando y nos durará mucho menos tiempo.

12. Cualquier cosa que lleve etiquetas

Botes

Este es un problema habitual cuando lavamos botes de conservas para reutilizarlos. No es que estos no puedan meterse en el lavavajillas, pero deberíamos extraer antes las etiquetas pues, parte de ellas, acabarán en el fondo del electrodoméstico, obstruyendo el filtro.

13. Moldes de bundt cake

Molde

La mayoría de moldes de tartas son aptos para el lavavajillas, pero los moldes de bundt cake, que suelen tener muchas aristas, se dañan al lavarlos a altas temperaturas. La mayoría de fabricantes indican que no deben meterse en el lavaplatos, pero ¿te has leído las instrucciones?

14. Cortadores de galletas

Cortadores Galletas

Los cortadores de galletas son instrumentos delicados que también se deterioran con las altas temperaturas. Nuestra compañera Liliana Fuchs tiene claro que es mejor mantenerlos alejados del electrodoméstico: “No se me ocurriría lavarlos en el lavavajillas”.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir