Sigue a Directo al Paladar

Matadero.jpg

Seguramente alguna vez te has preguntado cuál es el proceso que se sigue, hasta el momento en el que la carne se encuentra en el mostrador de la carnicería. Nosotros también, y algunas de nuestras dudas ya las hemos solventado. Siempre agradeceremos más información, de momento, te mostramos brevemente el proceso de la carne que llega a nuestra mesa.

En la primera fase de la cadena, se encuentran los veterinarios, que certifican que los animales están libres de cualquier enfermedad y son aptos para nuestro consumo. Esta es una medida importante que garantiza que nosotros, los consumidores no tendremos ningún tipo de problema al consumir esta carne.

En España hay cerca de 600 mataderos en los que se sacrifica a los animales mediante el proceso de insensibilización, este proceso procura al animal el menor sufrimiento posible, incluso el avance de estos animales es a través de unos compartimentos estancos, de esta manera, no ven lo que sucede en su entorno.

Seguidamente se realiza el desangrado de la carne, de esta manera se consigue una calidad óptima de éstá. Esta es la parte que menos nos gusta, resulta que para que sea un desangrado eficaz, el corazón del animal debe seguir bombeando, lo que indica que el animal esta vivo mientras se desangra. Qué vamos a decir, pues que por mucho que insensibilicen al animal, es una muerte que dura más de lo que parece y quizás se debería buscar otro sistema para el desangrado.

Después se realiza el despiece de la carne, a esta operación se le llama faenado y será un despiece distinto dependiendo del animal, sea un ternero, un cerdo, una vaca, etc. Primeramente se cortan las pezuñas y la cabeza, acto seguido se cuelga por las extremidades posteriores y se realiza un vaciado de su sistema digestivo.

matadero_2.jpg
Las vísceras las extraen en dos partes, la primera es la que hemos mencionado anteriormente y la segunda es la que se encarga de extraer los órganos superiores del animal como el corazón y los pulmones, realizando un corte a nivel del esternón.

Ya sólo queda dividir al animal en dos partes a través de un corte longitudinal y llevar estos a la sección de etiquetado y pesado, seguidamente estas partes pasan a una cámara de refrigeración.

El siguiente proceso es empezar a convertir ese medio animal en los trozos de carne que se llevarán a la carnicería, perfilando cada trozo y haciéndolo, digamos, agradable a la vista. Es una realidad la cual debemos conocer, es posible que a alguien le pueda desagradar conocer el sistema, pero es eso, más información sobre los productos cárnicos que consumimos.

En el vínculo hay una amplísima información sobre todo lo que está relacionado con el proceso de la carne antes de llegar a nuestra mesa.

Más información | Fao

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios