Sigue a

mojo de cilantro (2).JPG

Probablemente, siendo aficionados a la cocina, habréis oído hablar alguna vez los mojos típicos canarios, son famosos por su sabor potente la combinación de especias y el olor que poseen, que personalmente es lo más que me gusta de ellos. Picantes pero fáciles de combinar con cualquier tipo de platos, especialmente, como no, con unas papas arrugadas.

En fin, buscando en Directo al Paladar he visto que no había ninguna receta de estos mojos, al menos no como la mía, así que me he decidido a hablaros hoy de uno de los más típicos, el mojo verde de cilantro, que junto con el mojo rojo son los dos más famosos en cualquier cocina de canarias.

Este mojo verde tiene un sabor más suave que el rojo y su ingrediente principal, como bien dice el nombre, es el cilantro. Pega muy bien con el plato más típico de las islas, un pescado salado, con papas, el rojo es mucho mejor para las carnes, claro que sobre gustos, como siempre, los colores (nunca mejor dicho en este caso).


En Canarias cada uno hace el mojo a su manera, dependiendo del plato que vaya a acompañar y del gusto que prefiera la familia, en lo último no me puedo meter, es cosa vuestra, pero para lo primero, al final del post os daré algunos consejos.

Ingedientes: necesitas un manojo de cilantro, medio manojo de perejil, 5 dientes de ajo grandes, 2 pimientas verdes, un puñado de sal gorda, 300-350 mil de aceite de oliva virgen, un chorro de vinagre macho (es decir, vinagre de vino, preferiblemente fuerte, yo lo que hago es coger el de mi propia bodega y dejarlo reposar algunos días antes con unas pimientas).

Preparación: Muy sencilla. Pica el perejil y el cilantro en trozos pequeños retirando los tallos, el ajo en láminas gruesas y machácalos en un mortero con las pimientas también en láminas y retirando las pipas si son muy piconas. ¿La batidora? Es una posibilidad, pero sinceramente la textura no es la misma, con la batidora queda mucho más fino, y precisamente la gracia del mojo está en el machacado.

mojo de cilantro (6).JPG

Una vez machacados ajos y perejil agrega la sal, y un poco de aceite (no te preocupes porque la cantidad sea mucha, si lo conservas en la nevera el mojo no se pone malo en semanas, pero siempre puedes reducir algo la cantidad).

Luego, si te ha quedado con la textura de la imagen ponlo en un bote con el resto del aceite, y un chorro de vinagre de vino y revuelve bien (es importante que si lo dejas en la nevera lo agites de vez en cuando). Si no te ha quedado fino, antes de ponerlo en el bote puedes darle unas vueltas con la batidora, pero poco, para que no se quede muy menudo.

Los trucos: Esto es de lo que os hablaba antes, así es perfecto, por ejemplo para un pescado salado, como os decía antes, con papas bonitas, pero si queréis una textura más de “salsa” podéis añadirle algunas tiras de pimiento verde.

En Directo al Paladar | Mojo, una deliciosa salsa canaria
En Directo al Paladar | La cocción de las papas arrugadas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario