Compartir
Publicidad

Crepes& Waffles, creatividad en un restaurante para todos los bolsillos

Crepes& Waffles, creatividad en un restaurante para todos los bolsillos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La oferta de restaurantes de Madrid es tan amplia que ofrece muchas opciones, tanto en variedad gastronómica, como precios. Hace unos días, con motivo de su apertura en el centro de Madrid, me acerqué a probar Crepes&Waffles, y descubrí el secreto de su éxito, buen producto y creatividad en un restaurante apto para todos los bolsillos.

Esta cadena de restaurantes, nació en Bogotá (Colombia) en 1980, extendiéndose posteriormente a otras ciudades de Colombia como Cartagena de Indias o Medellín, antes de dar el salto internacional a Ecuador en 1995, Panamá en 1997, Venezuela en 1998. A nuestro país, llegó en 2001, teniendo con este ya tres centros en la provincia de Madrid. Posteriormente ha abierto también en Brasil, Chile y Perú. ¿Cuál es su secreto? Calidad, creatividad y buenos precios.

El local y sus espacios

La sede de Crepes&Waffles que visitamos mi mujer y yo, está situada en la calle Fuencarral, muy cerca del metro Bilbao, una zona céntrica y concurrida que anima al público a visitar este espacio. Se trata de un local muy luminoso y muy amplio, en el que se distinguen dos o tres zonas para comer o para tomar algo a la hora del desayuno o la merienda.

Creppes Y Waffles2

Una gran barra, con las frutas para disfrutar de sus zumos y licuados preparados en el momento, y una cocina abierta en la que se puede ver cómo se elaboran todos los productos y una isla central para las ensaladas, son los elementos que destacan en un local agradable y funcional.

Las mesas y sillas son sencillas y cómodas, idóneas para los consumos más habituales a la hora de la merienda, resultando ideal para parejas jóvenes, grupos de amigos y todo tipo de clientela. Cuando yo fui, (a mediodía) había también grupos de trabajadores comiendo un menú "ejecutivo" de 11 euros con bebida, primero, segundo y postre.

Qué comer en Crepes&Waffles

Sopa Crepes Waffles

Pese a lo que parece indicar su nombre, hay mucho donde elegir en este restaurante en el que los sabores especiados toman mucho protagonismo. Para comenzar, nosotros elegimos una sopa para compartir, la llamada sopa Covarachía o Cueva de la Luna, una sopa basada en el tomate, con toques picantes y trozos de plátano macho que nos gustó mucho e hizo que entrásemos en calor.

Crepe Waffles Mumbay

Tras compartir la sopa, quisimos comer un crêpe salado cada uno dispuestos a intercambiarlos y así probar ambos. Nuestra elección fue el crêpe Mumbai, de pollo al curry con salsa de tamarindo, yogur griego, pasas, cacahuetes y garbanzos crujientes. Además de lo rico que estaba, nos pareció muy abundante. La pasta de la crêpe era muy fina y el relleno sabroso y generoso en la cantidad.

Crepe Langostinos

El otro crêpe era el de langostinos al curry con espinacas que con su abundante salsa, nos dejó ya casi sin hueco para probar los postres. Al final los tres platos que pedimos tenían sabores de influencia asiática, algo que fue casual, pero que nos agradó mucho.

Creppes Y Waffles

Para acompañar nuestra comida pedimos un batido de guanábana y una limonada de hierbabuena, dos bebidas refrescantes y también muy abundantes, como todos los platos de este restaurante.

Creppes Y Waffles1

Para el postre, queríamos probar los waffles pero como estábamos llenos optamos por la versión mini, pensando que sería menos. Pedimos un mini waffle de frutos rojos y otro mini waffle de Nutella pero nuestra sorpresa fue que las raciones incluían dos de cada. La masa era muy ligera y el relleno sabroso, aunque la presentación con la bola de helado, el pegote de nata montada y el dibujo nos parecieron viejunos y totalmente demodé.

Valoración personal

A destacar, el tamaño de las raciones, que resultan muy abundantes, el exquisito servicio, sorprendente en un lugar tan barato en el que por unos 15 euros por persona sales encantado, y donde se agradecen las sugerencias del personal de sala que aconseja muy bien qué y cuánto pedir.

En resumen, este restaurante es una buena opción para cuando se quiere tomar algo antes o después de ir al cine, resultando muy interesante también la existencia de otros platos como pitas, ensaladas, sopas y crepes saladas para los que como yo eligen ir a la hora de la comida o la cena aprovechando su buena relación calidad precio.

Crepes & Waffles

Calle Fuencarral 105
Madrid
Precio medio 15 euros
Menú ejecutivo 11 euros

En Directo al Paladar | Julieta Bistro, un restaurante italiano ideal para comer en grupo
En Directo al Paladar | Restaurante Béker6, creatividad y sabor con aroma oriental

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad