Restaurante Le Georges en la terraza del Pompidou

Sigue a

Restaurante Le Georges - 1

Como os comenté el otro día en el paseo por la gastronomía de la red, esta semana he estado fugazmente en París para la presentación de un robot aspirador y tuve la oportunidad de comer en el restaurante Le Georges en la terraza del Centre Pompidou, probablemente uno de los restaurantes con mejores vistas de la ciudad.

Situado en la sexta planta del conocido centro de arte contemporáneo, el restaurante domina prácticamente toda la ciudad desde Montmartre hasta Notre Dame, pasando por la torre Eiffel, cómo no. Una paisaje que podemos disfrutar tanto desde el interior, con sus grandes ventanales, como desde la preciosa terraza de la que dispone, y que es la delicia de todo parisino cuando asoma el sol en el otoño.

Restaurante Le Georges - 2

Con semejante panorama, da un poco igual lo que a uno le sirvan ni la decoración del local, porque se va a pasar todo el rato asomado a la ventana, escudriñando la ciudad del amor en busca de algún rincón todavía por descubrir, o simplemente disfrutando de su belleza.

Sin embargo, para mi alegría, tanto la decoración como la comida acompañaban a las vistas, y mira que era difícil. Nada más entrar, sorprenden las grandes figuras metálicas y amorfas que ocultan la cocina y el bar, así como los reservados. También llama la atención que en cada mesa haya una gran rosa roja, pero lo más destacable es lo bien que todo ello armoniza con la transgresora obra de Renzo Piano.

Restaurante Le Georges - 3

Pasemos ahora a lo que más nos interesa, que no es otra cosa que la comida, y es que aunque me temía que tanta rimbombancia resultara en platos tan exiguos como insulsos, el restaurante Le Georges tiene tanto que ofrecer de su cocina como de su ubicación.

De primero pudimos disfrutar de un entrante típicamente francés, foie mi cuit, en forma de dos espléndidas raciones acompañadas de varias rodajas de un pan que desafortunadamente no estaba a la altura de tan exquisito y ligeramente excesivo manjar.

Restaurante Le Georges - 4

Una vez dada buena cuenta del foie, acompañado de un Bordeaux de Maucaillou 2007, era el momento de abordar el segundo plato, que ya no era tan francés: un risotto con langostinos salteados regado con un Chardonnay Leflaive 2009 que estaba sublime.

El arroz estaba en su punto y con una textura muy agradable. Quizás, la única pega, por mucho que siempre nos quejemos de lo contrario, es que la ración era demasiado grande, sobre todo después del atracón a foie. Probablemente con la mitad hubiera sido suficiente, evitando al comensal el malestar que provoca tener que dejarse algo en el plato.

Restaurante Le Georges - 5

De postre, para rematar tan deliciosa comida, una tarta de queso con frambuesas. Un clásico que ya no debería sorprender a nadie, pero que cuando se consigue hacer a la perfección aún logra arrancar la ovación de los presentes a través de sus cucharillas tilintineando contra el fondo del plato.

Restaurante Le Georges - 6

Como habréis podido imaginar, el restaurante Le Goerges en el Centre Pompidou no es precisamente barato. Fui invitado, pero de un vistazo rápido a la carta pude advertir que todo se manejaba con soltura en precios de dos cifras, aunque tampoco es que me pareciera desorbitado. Como punto ligeramente negativo, el servicio no parecía demasiado cualificado ni excesivamente voluntarioso.

En Directo al Paladar | Restaurante Skylon en Londres, refinada cocina inglesa con vistas al Támesis
En Directo al Paladar | Paseo Gastronómico por Israel (III) Tel Aviv – Jaffa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario