Compartir
Publicidad

Empezando con la Crock Pot: os cuento mi experiencia

Empezando con la Crock Pot: os cuento mi experiencia
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo la Crock Pot (también conocida como slow cooker u olla de cocción lenta) se cruzó en mi camino de la manera casual. Corrían los años 90 y yo me trasladaba a un pueblecito del norte de UK para estudiar inglés. La dueña de la casa en la que me instalé era una mujer trabajadora a jornada completa que salía bien temprano y no regresaba hasta la tarde. Nuestras cenas siempre estaban protagonizadas por ricos estofados y guisos caseros que se cocían lentamente en la Crock Pot que presidía la cocina.

Con mis veintitantos años, aquello me parecía magia y pensaba "esto es el invento del siglo". No entendía porqué no teníamos nada parecido en España. Poder comer caliente, sabroso y reconfortante al final del día, era algo que muchos trabajadores españoles no tenían al alcance de su mano en aquella época. En igualdad de condiciones, mientras nosotras cenábamos de lujo cada tarde (que por aquellas tierras se cena bien tempranito), en España las cenas suponían una tortilla francesa, una pizza, una ensalada o un bocata.

13367332323 80a1f68abf B

Con el paso del tiempo, he ido entrando cada vez más en el mundo gastronómico y aprendido que la Crock Pot no era una olla exclusiva de aquella casa, sino que la mayoría de hogares anglosajones cuentan con una en su haber. No es de extrañar si tenemos en cuenta que, organizándose con tiempo suficiente, el esfuerzo y el tiempo requeridos en la cocina es mínimo, el consumo es irrisorio, el manejo es un juego de niños y el resultado es de matrícula de honor.

Por ello, cuando empecé a ver que la Crock Pot entraba en nuestro país y se empezaba a hablar de ella, a promocionar, etc, yo empecé (también) a considerar hacerme con una. Nadie tenía que venderme las bondades de la maquinita, ya las conocía y las había testado en mis propias carnes (nunca mejor dicho). Así que sabía que, tarde o temprano, iba a terminar cayendo en sus redes.

8735185713 43f309f2c8 O

Me echaba para atrás lo que ocupa, pues es un aparato bastante voluminoso. Guardarlo en un armario requiere de un espacio amplio y una se arriesga a olvidarse de ella al no tenerla a la vista. Tenerla en la encimera supone mermar el espacio de trabajo. Un dilema que no me frenó en absoluto, sobre todo cuando comprobé el precio medio de la criatura.

Una Crock Pot nueva se puede adquirir por tan poco como 40 euros, dependiendo de la marca y de la capacidad, pero también puede llegar a alcanzar los 100 euros. Existe un mercado de segunda mano decente que merece la pena considerar si lo que se quiere es tantear el terreno, que vale perfectamente para hacer los primeros pinitos en el universo del slow cooking, que es el punto en el que me encuentro en estos momentos.

Slow Cooker Libro Recetas Crockpot 1

Junto con la Crock Pot a mi cocina llegó el libro "Slow Cooker", editado por Larousse y escrito por nuestra ex-compañera editora Marta Miranda, que me está sirviendo de gran ayuda. Está repleto de recetas sorprendentes que jamás hubiera imaginado que se pueden hacer en la olla lenta, como un hummus, brownie, dulce de leche, quesada pasiega y muchas más.

Tener un libro como este a mano es de agradecer, sobre todo porque a las recetas acompaña información completa y útil para quien está pensando en comprar el slow cooker (término que usa el libro para referirse a la Crock Pot): qué es, qué tamaño escoger, digital o manual, consumo, limpieza y mantenimiento, temperaturas y tiempos, programaciones, etc.

5533555514 A79fdb7c90 B

Aunque a mi me ha servido como orientación a la hora de lanzarme a cocinar con la Crock Pot, pues no he seguido ninguna receta al pie de la letra, estoy segura que para muchos de vosotros se convertirá en una biblia. No obstante, una vez cogido el tranquillo e interiorizados los conceptos básicos, es muy probable que uno pueda dejarse llevar por la intuición y crear deliciosos platos propios.

Dicho todo esto, no puedo más que animaros a que sigáis las entradas que aparecerán pronto en Directo al Paladar con recetas y consejos sobre el uso de la Crock Pot. Una vez empezado con ello, es difícil parar. Espero que os sirvan de ayuda a quienes ya la tenéis en casa y de empujón para haceros con una a quienes os lo estáis pensando, pues es bien merecedora de un lugar en vuestra cocina.

Imágenes | Janine en Wikimedia Commons, Breville USA, Julia Frost, Matthew Deighton en Flickr y Crockpotting
En Directo al Paladar | Las siete ventajas de la Crock Por y la mejor guía para comprarla

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos