Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Los embutidos italianos más desconocidos en España

Los embutidos italianos más desconocidos en España
3 comentarios

Ya lo analizamos con los quesos y ahora le toca el turno a los embutidos. La riqueza gastronómica de Italia es enorme y se pone de manifiesto también en productos como los que vamos a analizar hoy, tratando de daros a conocer algunos de los embutidos italianos más desconocidos en España.

Además de su versión del jamón, el clásico prosciutto, o la mortadela de Bolonia de la que ya os hablamos con detenimiento, hay otros muchos embutidos muy interesantes en sentido gastronómico, que poco a poco vamos encontrando con más facilidad en los supermercados de nuestro país y que nos permiten ir descubriendo y degustando más productos italianos de calidad que podemos servir como antipasto.

1. El prosciutto crudo

Shutterstock 1786261469

El jamón italiano o prosciutto se elabora con patas de cerdo seleccionadas, y se distingue por el aroma, el sabor delicado y el color uniforme. Es un producto habitual que se encuentra en todo el país, pero los más apreciados son: el de Parma, el de Módena y el de la Toscana, cuyos precios son más altos. Es un producto con poca grasa, a diferencia de nuestro jamón serrano.

2. El proscciuto cotto

Prosciutto

Es el equivalente al jamón cocido o lo que conocemos como jamón de York. La versión italiana es muy fina y delicada, llena de sabor y aroma que se presenta normalmente cubierto de una capa exterior más grasa. Un auténtico manjar tanto para ensaladas y platos de pasta como para utilizar en sandwiches.

3. La bresaola

Bresaola

Esta variedad de embutido es similar a la cecina ya que es una especialidad de embutido elaborado con carne de vaca. Lo más característico de este embutido es su especial sabor dulce muy suave.

Como apenas tiene grasa, es bueno para dieta ya que es bajo en calorías. Su sabor es muy apreciado y funciona muy bien en sandwiches con rúcula o en ensaladas con formato de carpaccio en combinación con mozzarela o con otras variedades de queso.

4. El salame

Salame

El salame o salami, es uno de los embutidos más antiguos de la cocina italiana y se habla de este tipo de salchichón incluso desde la época de los etruscos y también durante la época del imperio romano. Los embutidos eran muy prácticos por constituir aportes de proteína necesarios y además por ser una estupenda forma de conservar alimentos perecederos como la carne.

Los salames más conocidos son los de Milán, más fino en su textura, el de Nápoles, con más especias y toque picante, el Cacciatore, con textura más granulada y tamaño pequeño. También se hace otra variedad llamada Salame Felino, que es más alargado y estrecho, de forma similar al fuet.

5. El Speck

Speck Italiano

Este producto se obtiene de la pata delantera del cerdo y se presenta en formato plano y alargado. Normalmente se elabora con especias y también se ahuma, siendo su sabor una mezcla de notas saladas, ahumadas y especiadas. Existe una variedad de Speck reconocido y protegido con IGP, que es el Speck Alto Adige. El speck se suele utilizar para sandwiches y bocadillos.

6. La pancetta

Panceta

Lo más característico de la panceta italiana denominada pancetta es su presentación ya que muchas veces se presenta enrollada en forma de espiral, generando rodajas redondas, o doblada por la mitad de forma que cada loncha tiene una forma de "letra C". Se suele utilizar cortada en lonchas muy finas y la podemos encontrar tanto ahumada como en sabor natural.

Con estos seis embutidos italianos poco conocidos en España, no se agotan todas las variedades de productos y conservas de carne de Italia, ya que los embutidos son muy característicos de los países mediterráneos.

Más información | Barilla – Recetas de cocina, pasta y salsas preparadas
Imágenes | Shutterstock/Mironov Vladimir/Mironov Vladimir/Ratov Maxim/FoodAndImage/GCapture/M.Funke/Zuzana Fajmonova

En Espacio Barilla Sabor de Italia

Comentarios cerrados

También te puede gustar

Inicio